Archivo mensual: agosto 2013

De Fabián Lacouture: ¿CÓMO INPEDIR LA REELECCIÓN DE SANTOS?

¿CÓMO IMPEDIR LA REELECCIÓN DE SANTOS?
De fabián Lacoutore @flacouture

Las Farc están en la Casa de Nariño!!! Así, a secas, sin anestesia, es como hay que decirlo. No es cuestión de impedir que las Farc lleguen al poder, ese ya no es el asunto; ahora se trata de cómo bajarlas de ahí. Cómo?: impidiendo a toda costa la reelección de Juan Manuel Santos o de algún designado suyo.

Muchos supondrán que eso no es mayor problema dada la pésima imagen que tiene el presidente, que dicho sea de paso, es mucho peor de lo que muestran las maquilladas encuestas. Yo creo sin embargo que derrotarlo en las próximas elecciones no es pan comido. De ninguna manera. No puede olvidarse que es el PRESIDENTE, que tiene el poder, los medios, la maquinaria política, los recursos económicos, las instituciones del Estado y todo eso a su favor. Eso pesa; y bastante! Tiene además el apoyo económico y militar de las Farc quienes cuentan con muchísimo dinero y tienen la estructura para obligar a la gente a votar por su candidato a cañón de fusil. Tiene además el apoyo económico internacional de esas ONG que han apoyado a las guerrillas, del Foro de Sao Paulo, y del tal Nuevo Orden Mundial que está montando el comunismo en Latinoamérica y todo ese cuento. Entonces, olvidémonos que la pelea es fácil, la tenemos es “de pa’rriba”, tenemos que MOLER si no queremos que Juan Manuel Santos se reelija o delegue en Germán Vargas Lleras la consolidación de la entrada de nuestra amada patria al club socio comunista latinoamericano.

Pero cómo es eso que Santos está aliado con las Farc? Pues… la verdad es que no lo hemos visto uniformado, ni con fusil al hombro, ni desempeñando los roles de Piedad Córdoba o Iván Cepeda. No tengo como demostrarlo,….no me consta. Pero, ¿cómo carajos hizo para amansar a la fiera de Chávez en aquella reunión en Santa Marta, apenas 3 días después de posesionarse como presidente? Chávez lo “odiaba” más que al propio Uribe!, y llegó a afirmar durante la campaña presidencial del 2.010, que si Santos llegara a ser presidente las relaciones no se arreglarían, sino que más bien podría haber una guerra entre Colombia y Venezuela. Y llega este representante de la “oligarquía recalcitrante bogotana” como le decía el mismo Chávez, se reúnen y salen como los nuevos mejores amigos? Eso es “pa’ los pendejos!”. O el odio que se tenían era un teatro, o Santos le dijo: “tranquilo Hugo, yo vengo a conformar contigo la patria de Bolívar, mi hermano Kike es allegado a las Farc, pregúntale a Fidel si no me crees, y necesito que tu nos ayudes y bla, bla, bla….”. Sólo así se amansaba esa fiera. ¿Cómo es eso de que la Corte Suprema de Justicia, con quien Santos se reunió también al poco tiempo para solucionar ese “choque de trenes” que había entre la Corte y el Ejecutivo, invalida como prueba jurídica la información de los computadores de Raúl Reyes, de tanta importancia nacional para la lucha contra el terrorismo y Santos se queda callado? O sea, la información es real, de hecho sirvió para asestar duros golpes posteriores a las Farc, pero con esa información no pueden tocar jurídicamente a nadie aunque era el detonante de la Farc-política. Tanto esfuerzo realizado por las F.F.M.M. para conseguirla y ahora resulta que “no sirve”? España y Chile están procesando a sus nacionales que aparecieron implicados en esos computadores, usando esa información como prueba, pero Colombia NO. Eso es traición a la patria. La Corte no toma esa decisión sin el beneplácito del presidente porque el escándalo hubiera sido enorme. Que la hubieran invalidado durante el gobierno de Uribe a ver si éste se tragaba ese sapo! Nuevamente, no me consta, pero para mí que Santos les dijo: “échenle tierrita a eso que yo me hago el loco”. Y es que era vital para todo lo que está haciendo Santos.

Santos recibió de Uribe a las Farc, el enemigo número 1 de la patria, completamente vencidas, huyendo, ya ni atacaban, los atentados terroristas habían prácticamente desaparecido de noticieros y periódicos, nuestras gloriosas F.F.M.M. las tenían “a monte”; ¿para qué diálogos con un enemigo vencido si los que les quedaba era entregarse o ser dados de baja? Nuestras fuerzas militares victoriosas estaban cosechando los esfuerzos de 8 años de Seguridad Democrática; venían en racha. Santos se posesionó el 7 de agosto, en octubre cayó el “Mono Jojoy” y en noviembre “Alfonso Cano”, en apenas tres meses!!, y….. pare de contar. De ahí en adelante lo que han caído son chivos expiatorios, puras “manos derechas” de Catatumbo, Marquez y compañía, que dicho sea de paso crecen rapidito porque al poco tiempo vuelve y cae la “mano derecha” de los mismos. Porqué no caen Romaña, Fabián Ramírez, Joaquín Gómez, el “Paisa” (pero el de la Teófilo Forero porque han caído otros “Paisa” pelagatos), Pastor Alape, Sargento Pascuas, los del secretariado o los del estado mayor, o los comandantes de bloque? Los operativos de “Jojoy” y “Cano” se iniciaron en el gobierno de Uribe, pero Santos desmontó la Seguridad Democrática, se acabaron las redes de cooperantes, dejó recuperar a las Farc para, con su escalada terrorista, vender la idea de que la Seguridad Democrática no sirvió para derrotar a las Farc, y por lo tanto revalidar la opción del diálogo como vía para alcanzar la paz, cuando ya el pueblo colombiano la había desechado por el fiasco del Caguán.

En el Caguán, el pueblo colombiano se convenció de que la paz no llegaría por el diálogo y tomó la decisión de derrotar a la guerrilla militarmente, decisión que se plasmó en las urnas eligiendo por primera vez en la historia un presidente en primera vuelta: Alvaro Uribe Vélez. Y lo reeligió. Y lo volvió a reelegir otra vez en Juan Manuel Santos que resultó un fariano infiltrado. Y escogió a Uribe como El Gran Colombiano. Y lo acompaña por todo el país a donde va con sus talleres democráticos. Y lo volverá a elegir con votación abrumadora para el Senado en las próximas elecciones. Colombia sabe que la paz se alcanza con Seguridad Democrática, no con diálogos legalizadores del terrorismo que dejarán impunes los crímenes atroces de las Farc y les darán entrada a participación en política. Santos invitó a las Farc a cambiar las balas por los votos: bonita forma de decir que un asesino venga a gobernar. Así no habrá paz sino dictadura comunista. Qué explicación tiene recibir un enemigo mortal vencido, en el suelo, y dejarlo levantar? Como me dijo un popular twittero @argiro1961: “Hombre! Porque ese enemigo no es tu enemigo, sino tu AMIGO. Fueputa!”. SANTOS ESTA ALIADO CON LAS FARC Y LLEVA A COLOMBIA HACIA UNA DICTADURA SOCIO-COMUNISTA.

Ahora, a mí me parece todo esto mucho más grave que el mal gobierno de Santos. Su posición ante el despojo del mar de San Andrés, las casas gratis para hacer política con recursos del estado, el escándalo de Interbolsa, la venta innecesaria de Isagén, la ley de regalías para dominar la chequera del país, el despilfarro en publicidad estatal para neutralizar a los medios de comunicación, el abandono del agro y de todos los sectores productivos del país que lo tienen de paro en paro, sus oídos sordos ante las protestas populares, etc., son irrelevantes ante su intención de montar a las Farc en el poder e imponernos el sociocomunismo. Me explico, no es que todo lo anterior no tenga importancia, por supuesto que sí la tiene! Y no sugiero que nos tengamos que conformar con un mal gobernante. Todos queremos ver a Colombia progresando y no echando para atrás. Pero es que, qué tanto es un mal gobierno si ya hemos tenido a Pastrana, Samper, Gaviria y todos los malos que quieran sumar. Mientras haya democracia hay patria! Pero por Dios!, el peor gobierno del mundo pasa a un segundo plano cuando entra en escena un gobierno aliado con las Farc. Es que no es que las Farc le estén ganando el pulso a Santos en la mesa de La Habana!, es que no es que él se les haya arrodillado para que le firmen la paz y con eso conseguir el Nóbel o la reelección! Es que el Nóbel y la reelección son demasiado poco para todo lo que Santos está haciendo por las Farc! Pongámonos en sus zapatos! Lo único que justifica lo que Santos hace por las Farc es compartir sus ideales. Ya el Congreso está discutiendo un proyecto de ley para que las Farc entren a la siguiente legislatura sin pasar por las urnas; es decir: a la brava! Y serán capaces en la Corte Constitucional de hacer caso omiso del concepto de la Fiscal de la Corte Penal Internacional sobre el Marco Jurídico para la Paz. Dirán, como dice el Fiscal Montealegre, que el pueblo colombiano tiene derecho a la paz. SE PASARAN LAS INSTITUCIONES POR LA FAJA!

Entonces, es muy preocupante que el país sólo se haya fijado en el “mal manejo” que le dio Santos a las protestas del Catatumbo. El necesitaba que eso se saliera de madre, necesitaba mandar varias comisiones y que no hubiera arreglo, quemó hasta al vicepresidente, y finalmente mandó a Samper, Cristo, Iván Cepeda y el cura De Roux a negociar. Hampones negociando con hampones. Resultado: Zona de Reserva Campesina. Inepto? De ninguna manera: ASTUTO! Sumémosle que las cosas llegaron al punto de que las Farc ofrecieron apoyo económico, logístico y militar a los manifestantes del Catatumbo, es decir, Santos logró poner a las Farc y al pueblo, juntos, unidos en contra del Estado.

Hoy nos encontramos ante un nuevo paro, esta vez nacional, el cual ya estaba anunciado desde hace meses y Santos mirando para otro lado. Es indolencia que no haya dialogado con los gremios inconformes y evitado este paro? NO! Santos propició el paro. ACTUO, pero por omisión. Y dejará que se salga nuevamente de madre y que el pueblo, con las Farc infiltradas, se enfrente a la Fuerza Pública. De nuevo pueblo y Farc enfrentados al Estado. Qué pasa si el ESMAD agreden a los ciudadanos que protestan justamente y entran las Farc en defensa de esos ciudadanos? Pues que el pueblo se sentirá respaldado por la guerrilla. Santos maquiavélicamente le busca respaldo popular a las Farc. Inepto? Incapaz? Incompetente?, Idiota? Para nada. Sabe lo que hace, y lo hace a su estilo. Y así es con TODO, y seguimos pensando simplemente que es un mal gobernante. Ese no es el problema, el problema es que está aliado con las Farc.

Santos ya evade las multitudes porque sabe que lo rechiflan. Se sabe repudiado. Si aún así se lanza a la reelección es porque VA A HACER FRAUDE! Para derrotarlo habrá que lograr que el pueblo acuda masivamente a votar, habrá que conseguir una diferencia abrumadora para que no puedan hacer fraude. Y eso! El tema es: cómo despertar a nuestro apático pueblo para que vote? Mucha gente dice que no vota porque todos los políticos son iguales, que son los mismos con las mismas. Pero, he observado lo siguiente: cuando se le hace ver a un apático de éstos que Santos es el presidente de las Farc, ahí si se ponen pálidos, abren los ojos y se les para el pelo. Y dicen: entonces hay que votar en contra de él. Si hay algo que realmente repudiamos los colombianos es a las Farc.

Cómo impedir que Santos se reelija?: Ya es hora de que los líderes demócratas visibles, en los pocos espacios que tienen en radio, en prensa, en televisión, en artículos de opinión, etc. dejen de criticar la ineptitud y la falta de carácter de Santos, y comiencen a denunciar lo que todos sabemos: Santos es el presidente de las Farc. Es absurdo que la democracia se nos escape de entre las manos sin que abramos los ojos al pueblo. Que el ciudadano de a pie conozca las verdaderas intenciones de Santos es el arma más fuerte que tenemos en esta contienda política tan desigual. Estoy seguro de que muchos votarán POR PRIMERA VEZ EN SU VIDA, en contra de Santos, si saben que está aliado con las Farc. No más “inepto”, “incapaz”, “incompetente”, “indolente”, “débil”, “cobarde”, “arrodillado”, “sin pantalones”: Santos es un traidor de la patria y nos está montando a las Farc en el poder. Así sí podremos impedir que se nos reelija.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Reportaje de Martha Ortiz a ALVARO URIBE VÉLEZ

elcolombiano.com 25 de agosoto de 2013

“No todo lo que parezca error es para arrepentirse”

El expresidente Álvaro Uribe ratificó la firmeza de su propuesta política, próxima a ponerse a prueba en otra contienda electoral. Y se abrió a facetas inéditas.
Por MARTHA ORTIZ | Publicado el 25 de agosto de 2013

El expresidente Uribe junto a Lina Moreno, su esposa. Foto Esteban Vanegas
Ampliar imagen
Álvaro Uribe en entrevista con Martha Ortiz, directora del periódico El Colombiano. Foto Esteban Vanegas

Llegamos a su casa de Rionegro a las 12 p.m. En la puerta está Lina Moreno, el presidente baja las escaleras saludándonos. Pasamos a la terraza olfateando aire fresco, escuchando relinchos, ladridos y pájaros, disfrutando con los árboles y la vista al lago. Arrancamos con la entrevista donde fluctúan tres tonos: uno lento que usa cuando una pregunta le es nueva, uno poético para cuando su intención es seducir con la emoción y uno fuerte para aquellos temas en los que el guion está listo y esperaba con emoción la pregunta. Este hombre que habla de ser abuelo está lleno de vida y ganas, esta pareja que han cuestionado con rumores políticos se ve unida y con vehemencia apoya el proyecto político que materializa el presidente. Un hombre de ideas claras, pero difícil de concretar, con una mirada que va y viene, que cuando uno siente que se abre se cierra de inmediato. De escasas sonrisas amplias y generosa oratoria. Esta entrevista es el resultado de dos horas de conversación.

Interesante conocerlo, detenidamente, me parece que así es como se conoce a la gente.

“Como en Cali, una vez estaba yo y se acercaba un viejito y me miraba muy curioso. Le preguntaron: ¿hombre, usted por qué mira tanto a Uribe? Y dijo: yo vengo a ver si es tan malo como lo pintan”.

Me dijeron que era muy difícil entrevistarlo…

“¿Por qué?”

Hay una cosa que me dijeron y otra cosa que observo. La que me dijeron es que no siempre contesta las preguntas, que contesta lo que quiere.

“Es verdad (risas). Y muchas veces digo: siguiente pregunta, sin comentarios, cero palabras”.

Incluso me dijeron que sacaba un papelito donde escribía los cuatro puntos de los que quería hablar y de ahí no había salida…

“Es mucha verdad. Y le cuento, yo me fui a hacer un MBA de administración a Harvard porque joven mataron a mi padre y uno de mis profesores de la materia de comunicaciones nos decía muchas veces: “you have to jump from the journalist question to the possibility to express your own ideas”. Él insistía mucho en eso. Entonces, conecte y salte”. (Se oyen los relinchos de sus caballos en el ambiente).

El segundo reto. Estuve leyendo varias entrevistas suyas y me parece que siempre le preguntan por lo mismo y usted contesta exactamente lo mismo.
“Lo que usted me pregunte y sabe que, yo soy muy mal (énfasis) entrevistado”.

1. FAMILIA

No hay abuelo que no se derrita ante un nieto. Usted ha afirmado que su padre fue estricto con usted y que usted fue un poco menos estricto con sus hijos. ¿Cómo es en el rol de abuelo?

“Bueno, la verdad es que el nietecito que nos ha llegado ha sido una enorme fuente de felicidad. Yo le doy gracias a Dios que tengamos ese nietecito y ojalá lleguen otros. La verdad es que gozo mucho con él, me preocupo mucho. Cuando estoy muy cercano a él y lo monto a caballo y pasamos unos días juntos, se apega mucho. Cuando salgo y me demoro para regresar, lo encuentro distante. Cuando lo monto a caballo y lo voy a bajar del caballo se pone a llorar. Vivo pendiente, cada que tengo un minuto llamo a Lina a preguntar cómo está nuestro nietecito”.

Usted ha sido una persona polémica, pero dicen que lo único que lo ha sacado de casillas realmente es cuando se han metido con sus hijos. Sin embargo, me sorprendió que el domingo pasado ellos dieran una entrevista para la revista Bocas cuando se esperaría que por esta razón ellos mismos buscarían una vida más privada y continuar con su carrera empresarial. ¿Por qué cree usted que se exponen a lo público?

“Me toma por sorpresa, no he hablado con ellos sobre el tema. Seguramente…(se nota desconcertado pero, de inmediato, sube el tono y arranca su respuesta)… Una cosa que ha sido norma es dar la cara. Yo les he dicho que den la cara a todo. Me imagino que sintieron que debían responder por algunos temas, pero no sabía que la iban a dar, ni conozco la entrevista”. (Después le pregunta a su esposa Lina y llama al propio Tomás a indagar por el tema que sin duda quedó en su mente).

En esa entrevista hablan de la sonrisa de doña Lina. ¿Cómo describe usted esa sonrisa?

“…¿Cómo describo la sonrisa de Lina?… Lina es un ser muy particular, porque Lina es muy suave y muy estricta al mismo tiempo. Sí, es muy dulce, y también muy rigurosa para tomar decisiones de autoridad. Lina es un equilibrio bien particular”.

¿Y cómo es la sonrisa?

“Diría yo que… no es lo general, pero cuando de ella sale esa sonrisa es dulce, maternal. Y en los momentos de mucha tensión… los hijos y el nietecito… esa sonrisa es más… ellos son quienes le sacan mucho esa sonrisa”.

Un consejo para sus hijos sería…

“Hacer bien y de frente lo que estén haciendo”.

Y para sus nietos…

“Vamos a ver cuando vayan llegando al uso de razón, qué ocurrencias me trae la vida”.

¿Cómo quiere ser recordado?

“…No eludió batallas, tal vez”.

¿Qué le hace genuinamente feliz?

“El campo, con la familia, los animalitos. Hoy, el campo con mi nietecito”.

¿Qué le falta a Colombia para que usted diga: “me quedo tranquilo”?

“Uno no puede medir al país con el resultado del día, sino con las tendencias. Uno de mis análisis de la patria es que ha tenido gobiernos muy ilustres y desempeños mediocres. Y por lo menos en 2010 había un ánimo generalizado de desempeño sobresaliente, en seguridad, en inversión, en superación de problemas sociales. Y el temor es que volvamos a la prevalencia de la desorientación y el desempeño mediocre. Me preocupa mucho con 47 millones de ciudadanos y todavía con tanta pobreza”.

Presidente, ¿le tiene miedo a la muerte?

“Cuando Alberto Lleras escribió Mi Gente, el primer libro de sus memorias, y estuve viendo los otros, escritor magistral, dijo que escribía ese libro porque a su edad cuando ya no se le temía a la muerte, a nada se le temía y en cuanto a aquello de las vanidades, la vida sabiamente se encargaba de irlas marchitando al momento oportuno. Yo creo que uno va llegando a unas edades en las que mantiene todo el aferramiento a la vida, pero le va perdiendo el temor a la muerte”.

Poco se sabe: que usted es una persona reservada, que en sus entrevistas siempre va contando lo mismo, que madruga, que trabaja, que es dedicado, que practica el yoga, que monta a caballo. Cuénteme algo que no sepamos.

“Qué le digo, de las matas… Por ejemplo, anoche me acosté a las 7 de la noche. Ya no resisto tanto. Ya me agoto y necesito días de descanso”.

¿Todavía se despierta a las 3 a.m.?

“Cuando llevo dos o tres noches que me he podido acostar temprano, sí, de resto me da dificultad”.

2. CURIOSIDADES

¿Cuáles son las cualidades de un buen caballo?

“Las calidades de los caballos… por ahí hablan de 12. Yo mantengo muy presente algo por lo menos las primeras seis que decía mi papá: piel fina, cola larga y delgada, mucha viveza -como el gallo-, ojo vivo, elegante en la parada y pecho ancho. Y mi abuelo Martín Vélez solía decir que el caballo necesita tres elementos: monta raza –genética-, buen cuido y buen adiestramiento”.

Su relación con los medios ha sido tensa, ¿a qué periodistas admira?

“Adolescente visité a Juan Zuleta en el viejo edificio de El Colombiano. Fuimos un grupo de estudiantes de bachillerato. Él nos recibió y yo le pregunté –en esa época no había internet ni computadores ni nada… apenas había un computador grandísimo de perforación de tarjetas en la universidad-, ¿cómo hace para tener tanta memoria? Y me contestó: en los libros que he leído dejo algunas hojitas afuera y entonces cuando los abro, esas hojitas me llevan a lo que quiero recordar. Admiré mucho a Juan Zuleta. La trayectoria de El Colombiano de defensa de los intereses de Antioquia, la he admirado mucho, me parece que Juan Zuleta, Juan Gómez, la doctora Ana Mercedes… Guillermo Gaviria Echeverri es un editorialista erudito, culto y firme… Para hablar del periodismo local. No sé… Tantos, tantos”.

¿Qué siente ante la crítica: la escucha, lo altera, lo estresa, la ignora?

“Yo he vivido toda la vida en la deliberación. La deliberación constructiva que la hago todos los días con muchos ciudadanos, con muchas personas, alimenta y ayuda. Porque cuando no hay deliberación sino que se procede con presunciones no construye… y me altera la infamia sobre seres inocentes. Algunos cercanos dicen que de pronto he tenido una carnadura fuerte para llevar la deliberación crítica”.

¿La ha tenido siempre o ha ido creciendo con el tiempo?

“Yo he vivido en deliberación con nuestro paso por la universidad pública. En una época tan convulsionada, fue de deliberación”.

3. SANTOS

¿Usted cómo define la lealtad?

“Ese es un tema donde voy a ser muy mal entrevistado. Porque… hay valores inherentes, implícitos, que más que de la naturaleza, deben ser de la esencia del ser humano. Entonces esos valores, se presume que hacen parte del ser humano, uno no los racionaliza, sino que de manera imperceptible procura cumplir con ellos. (Más tarde en la entrevista vuelve a esta pregunta y añade). La lealtad es como la caridad, cuando hay que invocarla, se le pierde la gracia”.

Hablando de lealtad, el Presidente Santos fue elegido en el uribismo. En entrevista con este medio le preguntamos sobre su reacción frente a algunos uribistas radicales que hoy lo llaman con un vocablo tremendamente duro: “traidor”. Y nos contestó: “si traidor es tener uno que plegarse a una idea y una forma de ser y a unos propósitos diferentes a los que uno cree, entonces bienvenido el vocablo. Yo soy como soy, pienso como pienso, tengo unas convicciones muy claras y todo el mundo lo sabía. Yo no soy títere de nadie y espero no ser títere de nadie”. ¿Es usted de los que llama “traidor” al Presidente de la República o solo son los “furibistas”?

(Se interrumpe la entrevista. Entra Lina excusándose y le habla en perfecto secreto al oído, él contesta en voz alta. Continuamos). “Sin palabras. Ahí empieza usted a hacerme sufrir, porque me lo advirtió y la verdad es que hay temas sobre los cuales evito comentarios”.

En esa misma entrevista el presidente Santos dijo que nunca se imaginó que usted iba a ser su máximo opositor. ¿Usted pensó que lo iba a ser?

“Sin palabras. Mis preocupaciones son estas… Yo recuerdo la política colombiana desde la elección del doctor Alberto Lleras y creo que el actual gobierno, es el gobierno en cuya elección el anterior fue el más determinante. Además, nunca había visto, en todas las elecciones en que he participado, que un número tan alto de votantes acudiera a las urnas más preocupado por dar un mandato de continuidad de unas tesis que por la persona del candidato. He repetido muchas veces que nosotros no dejamos el país convertido en un paraíso, pero había unas políticas que lo llevaban por buen camino. Ese equilibro entre la política de seguridad, la política de promoción de inversiones y la política social. El país estaba mejorando. Si uno observa lo que sería la sicología colectiva de los colombianos, en 2010, puede encontrar que los ciudadanos colombianos en un 70% tenían un ánimo de que el país tuviera desempeños sobresalientes, no mediocres. ¿Cuál es la preocupación? Que se ha venido debilitando la seguridad, las inversiones tienen hoy dudas, las políticas sociales están estancadas. En la discusión entre el nuevo liberalismo y la socialdemocracia es muy importante… saltar hacia otra discusión: ¿en qué debe gastar el Estado? Y aquí hemos estado en presencia de un gobierno derrochón, es muy importante para nosotros defender la tesis de un Estado austero en todo lo que es el gasto burocrático, de funcionamiento, etc. Y, al mismo tiempo, el Estado expansivo, pero expansivo en el desarrollo y en lo social”.

Volvamos a la oposición. Usted es una persona con la cual se puede estar de acuerdo o en desacuerdo, pero nadie le niega su inteligencia. Ese es uno de sus valores que todo el mundo reconoce. ¿Y me dice que nunca se imaginó que el doctor Santos no sería un segundo suyo o que seguiría una línea definida por usted, sin una identidad propia?

“Una de las cosas que exige la democracia, más en esta época de la revolución de las comunicaciones, es que los gobiernos hagan todo el esfuerzo de cumplir con las plataformas electorales que los han elegido. Y en el 2010 hubo una plataforma electoral muy clara y esa plataforma se ha violado. Vemos que el país ha venido pasando de un país que tenía un ánimo de mucha confianza a un país hoy con incertidumbres en el estado de ánimo”.

En el tercer año de gobierno, usted le dedicó 89 trinos al mandatario criticando su gobierno. Si tuviera la oportunidad en este momento de dedicarle un mensaje de 140 caracteres –uno solo- sobre un acierto, ¿cuál sería?

“Tiene que haber aciertos, indudablemente, son tres años de gobierno. Eh… Yo me he detenido a analizar aquello que surge en mi diaria conversación con los colombianos. Creo que uno debe mantener un diálogo muy dinámico con la ciudadanía. Entonces de la ciudadanía tomamos estas preocupaciones. Y como en alguna forma, para bien o para mal, esa plataforma que venía del 2010 tuvo la mayor incidencia en la elección del actual gobierno, empezamos a mirar con preocupación todo lo que es la distancia entre las ejecuciones del gobierno y la plataforma que lo eligió”.

Insisto, ¿existe algo en lo que el presidente Santos esté acertando?
“Seguramente lo hay, pero no… no me… por ejemplo, a mí me parece bien avanzar en la alianza del Pacífico. Esta había nacido en un acuerdo de nuestro gobierno con Chile. La profundización del acuerdo con México. Un acuerdo con Perú para ir más allá de las normas de la Comunidad Andina. Se llamó en su momento El Arco del Pacífico y esto bien acordado y con buenos resultados puede ser un gran punto de referencia para otros bloques que van por caminos desacertados porque han abandonado principios esenciales de la democracia, como por ejemplo, el Alba”.

4. TWITTER

Doctor Uribe, pasemos a su comportamiento en Twitter. Usted está cerca de haber hecho 19.500 trinos desde su cuenta oficial…

“¡Ni idea doctora Martha, a qué horas por Dios…” (interrumpe la pregunta sorprendido).

¿Cuántos trinos hace diariamente en promedio?

“Hay días que no puedo hacer muchos porque estoy en reuniones, en un avión, en una cosa… Ayer por ejemplo, cuando regresé del Huila, hice varios porque tenía mucho documento atrasado y, a medida que fui leyendo, algunos los incorporé a Twitter”.

¿Cuánto tiempo le toma la decisión de hacer un trino?

“Cuando leo un buen documento, que creo que vale la pena difundirlo o comentarlo, la decisión la tomo ahí mismo. Uno de los peligros de Twitter -que tiene muchas posibilidades porque hace parte de esos instrumentos de la revolución democratizante de las comunicaciones- es que es tentador reaccionar al impulso de las primeras impresiones, que no es lo más aconsejable. Entonces, allí hay que poner cuidado. Yo muchas veces caigo en ese error, porque reacciono al impulso de primeras impresiones, pero todos estos instrumentos de la revolución de las comunicaciones alimentan muchísimo la democracia participativa”.

Como usted dice tienen un riesgo en la inmediatez, pero otro riesgo es que quedan en la historia. ¿Alguna vez se ha arrepentido de un trino?

“Que quede en la historia es muy importante, porque algo que yo he repetido mucho es que en el ejercicio público, aquello que uno dice en privado debe estar preparado para sostenerlo en público. Entonces nada debería ocultarse para la historia del ejercicio público de un ciudadano. ¿Alguna vez me he arrepentido de algún trino? (reflexivo, se repite la pregunta a sí mismo). Usted me decía al principio… hay casos en los cuales he abandonado la argumentación –excepcionalmente- por temas por ejemplo relacionados con mis hijos o en alguna ocasión con el alto gobierno, pero diría yo que, de pronto pueden ser… pueden ser errores, pero la verdad es que los escribí tan sentidamente, que mal haría en arrepentirme. Sería un arrepentimiento contra mis sentimientos. Y hay una de esas cosas de la vida donde de pronto uno tendría que decir: no todo lo que parezca error es para arrepentirse”.

¿Ni siquiera de los más polémicos?

“¿Habría que ver cuál?”.

Por ejemplo, en el que reveló las coordenadas del Ejército, ese hizo ruido y fue polémico.

“Lo he dicho muchas veces, y se lo repito a El Colombiano: yo mantengo Twitter, dos cuentas de correo electrónico, Whatsapp, chat y mensajes de texto. Acababa de llegar… no sé de qué gira y me llegó ese informe, nunca de las fuerzas armadas. Desde que dejé la presidencia no tengo el contacto institucional con las fuerzas armadas. Los saludo con todo cariño, les profeso afecto inmenso a los soldados y policías de Colombia, pero no tengo contacto institucional con ellos. Y… a una persona que es periodista, que estaba conmigo, le pregunté. Él hizo unas consultas con personas cercanas a las Farc y al proceso de Cuba, y le confirmaron que eso estaba negociado con las Farc. Me pareció que debía hacer la publicación porque sentí mucha tristeza por la insolidaridad del Gobierno con los soldados y policías de Colombia. Durante ese fin de semana en una parte del país el grupo terrorista de las Farc había asesinado a cuatro soldados, y en otra parte del país había asesinado a siete. Ningún (enfatiza) país del mundo aceptaría que un gobierno saque a la impunidad, como ocurrió en aquel tema de las coordenadas, a cabecillas del mismo grupo que, horas antes, le había asesinado 11 soldados. Imagínese usted a los Estados Unidos negociando con Al Qaeda y que en el proceso asesinen a unos soldados… lo que me parece a mí grave para el país es esa insolidaridad con las Fuerzas Armadas. Pero eso tiene un tema histórico muy importante (la voz pausada y cautelosa de las respuestas anteriores desaparece y viene el tono de quien domina el guión). Mi generación es una de las generaciones a la cual le infundieron distancia, en alguna forma… discrepancia, en alguna forma… renuencia frente a las fuerzas armadas. Yo soy hijo de la universidad pública y eso tiene unos antecedentes históricos en Colombia no fáciles de manejar y de superar. Por ejemplo los ejércitos institucionales en las guerras civiles eran ejércitos que se dividían en dos bandos. Las policías departamentales infortunadamente participaron y de manera muy dañina para el país en la conflagración de la violencia política. Eso se superó, tal vez en el gobierno del General Rojas Pinilla, cuando nacionalizaron la policía. Por todas esas cosas yo me propuse que los colombianos tuvieran el más alto concepto y el mayor cariño por las fuerzas armadas, y a fe que se logró. Me parece muy importante en un país, con aquellos antecedentes ya citados antinstitucionales, y tan flagelado por el terrorismo de una y otra pelambre, que los ciudadanos se abracen a la Constitución y a las Fuerzas Armadas. Entonces me duele mucho cuando a las autoridades colombianas parece que no les doliera el asesinato de nuestros soldados y de nuestros policías”.

Usted habla de policía, ¿tampoco se arrepiente de la publicación de la foto de los policías asesinados en La Guajira?

“¡Cómo va ser, cómo me voy a arrepentir… Llegaba yo a La Guajira, creo que el 1 de febrero, porque cuando puedo voy a La Guajira para estar en las celebraciones de nuestra Santísima Virgen de Los Remedios. Ese mismo 2 de febrero cuando nosotros en Antioquia celebramos el día de nuestra Señora de La Candelaria. Y estaba llegando yo el 1 de febrero a La Guajira y empiezan a entrar a mi teléfono mensajes de la misma policía alarmados con mucho dolor por ese asesinato. Entonces, una cosa es el morbo de la sangre, y otra cosa es la necesidad de decir: alto aquí, el país no puede aceptar que nos asesinen a los policías y que nos asesinen a los soldados. Lo grave en Colombia es que se quiera hacer aparecer que nada ocurre cuando asesinan a los soldados y cuando asesinan a los policías. Ahora, un periodista publica esas fotos y dirá que es su deber difundir la noticia, alguien como yo las publica porque considera que como ciudadano debe cumplir el deber de protestar contra el asesinato de los soldados y de los policías”.

Expresidente, le confieso cuál es uno de los trinos que más me ha sorprendido: “a los designios de Dios respeto”, coincidió con la noticia de la muerte del expresidente Chávez. ¿Lo tenía preparado o fue coincidencia?

“Muchas veces durante la enfermedad del finado expresidente a mí me preguntaron por el tema, y dije: yo no opino sobre los temas de la salud o de la enfermedad. Esos son temas de Dios. Mi preocupación es el albergue venezolano a terroristas de Colombia. Mi preocupación es que en Venezuela están construyendo una Cuba con toda la violación de los valores democráticos en un país hermano que tiene 2.126 kilómetros de frontera con Colombia. Esa fue la línea que mantuve durante el proceso de enfermedad del expresidente. Yo llegué tal vez de Lima a Bogotá, muy temprano en la mañana, seguí a Cartagena, y al salir de un evento académico me disponía a llegar al aeropuerto para tomar un avión a Medellín, y entraba una tras otra llamada a mi teléfono. El coronel a cargo de mi seguridad me dijo que el gobierno de Venezuela acababa de anunciar el fallecimiento del Presidente. Yo abordé el avión, no contesté ninguna llamada, no di respuesta alguna, y me dije: si mi madre estuviera viva me diría, hay que tener toda la consideración con los valores cristianos, y si mi padre estuviera vivo me diría, en ningún momento se puede ser hipócrita. Entonces, tal vez esas reflexiones y el tiempo -que forzosamente me sustrajo del teléfono entre el viaje de Cartagena al aeropuerto de Rionegro- me llevaron a escribir ese mensaje, que lo escribí justo al desembarcar del avión”.

¿Existe algún trino sobre el cual usted esté especialmente orgulloso por acertado, oportuno, inteligente?

“No lo sé porque… las comunicaciones yo las he tomado como parte de mi ejercicio público, entonces las tomo como parte del deber. El deber que trato de cumplir con alegría, con afecto por la patria, pero al que no le hago ese tipo de evaluaciones. A mí por ejemplo me pone muy feliz andar con el nietecito a caballo, cosas de esas, pero este otro tema de cumplimiento del deber de ciudadano que interviene en la vida pública no me ha llevado a hacer ese tipo de análisis: ‘esto me dejó feliz, esto no’. La conclusión que sí tengo es que, en la vida pública, y sobre todo cuando estuve en la Presidencia o en la Gobernación de Antioquia, por cada 60 minutos de actividad pública hay 58 de dificultades y de angustias y dos de tranquilidad” (sonrisa).

Le creo. Usted tiene un grupo de seguidores relevante, entre ellos algunos que se identifican “soy twittero de Uribe”. Unos más prudentes, unos más agresivos. ¿Considera que ellos le hacen un favor o un daño a su imagen?

“Yo las notificaciones de Twitter no las leo. Porque ahí hay notificaciones amables y muchas que me insultan. Entonces para prevenir reacciones imprudentes porque me insultan o me mortifican, no las leo. Vivo muy agradecido con los ciudadanos que me han apoyado a mí. Apoyar mi carrera política no ha sido fácil. Muchos han corrido riesgos, muchos de quienes han sido concejales en mis carteras, diputados, alcaldes… han sufrido atentados, amenazas, han sido asesinados. Entonces, yo tengo una inmensa gratitud por los que han apoyado mi carrera política. Sin embargo, una norma de mi vida ha sido a nadie pedirle que diga esto o escriba esto. Yo he asumido, siempre por eso, muchas veces -y usted lo ha dicho en la entrevista-, escribir mis ideas y asumir la controversia porque asumo la responsabilidad de decir yo mismo -o escribir- aquello que deba decir o escribir y no pedir que lo haga un tercero. Descargar esa responsabilidad a terceros es conchudez. Ahora, lo que yo sí tengo es inmensa gratitud, repito, por todos los que han apoyado estas tesis”.

Quienes vivimos las “eras preuribe y Uribe” tenemos referencias concretas para contextualizar sus acciones, pero ¿no teme que hoy, en la “era posuribe”, caracterizada por su oposición radical al gobierno desde Twitter, los jóvenes de 18 años no lo vean en su dimensión y que usted se convierta para ellos solo en un expresidente que los “cansa” con sus trinos, que siempre está en la oposición. No teme que no lo estén viendo como es?

“Uno no puede tener posiciones fóbicas por el cálculo del temor o por el cálculo de la complacencia. Tiene que hacerlo simplemente por la convicción de ser coherente, por la visión de país que se tiene. Ahora, sé que me toca, ya en esta edad y en los años que el Creador me dé, acudir mucho a la universidad y dialogar mucho con los estudiantes (reflexivo). Mantener un contacto con la juventud, que muchas veces es un contacto ecuménico y otras veces de más coincidencia, pero yo creo que es el camino correcto. No abstenerme de actuar, tampoco definir actuar por complacer, sino tener un diálogo diría yo… que es bastante grande”.

5. LA IDENTIDAD

Si queremos ser justos con usted, la identidad dicen que es: lo que se es, lo que no se es, lo que se cree ser, y lo que se rechaza. ¿Quién es usted?
“Poco me he preocupado en definirlo… He vivido en… en una agitación tantos años de la vida que no he tenido tiempo ni preocupación por definirlo. Lo que sí he buscado es… proceder con infinito amor a Colombia”.

¿Y hay algo de Bruce Wayne o de Batman?

(Largo silencio). “Nunca me he preocupado por hacerme analogías”.

Pero en su libro está, y eso me sorprendió…

“No, es por lo que de pronto dicen algunas personas, pero eso simplemente lo miro con respeto y jocosamente. Cuando encuentro a mis imitadores gozo mucho con ellos. Por ahí digo, una de las cosas que me ha enseñado Lina es que uno se tiene que burlar de uno mismo. Suelo decir: hombre no, yo ya no me pongo bravo sino en los Reencauchados, pero los acabaron. Hace poco me decía una periodista: le voy hacer una pregunta pero no se le sale la piedra. Le dije: no se preocupe que yo no necesito que la piedra se me salga, yo nunca la guardo, la mantengo afuera (sube la alegría del tono). Entonces yo miro toda esa cosa tranquilamente, me divierte, gozo con los imitadores. Lo que me mortifica son la calumnia y la incoherencia”.

Expresidente, sus seguidores etiquetan a los demás como “uribistas” o “antiuribistas”, no hay nada en el medio. ¿No es posible que exista admiración o crítica objetiva sobre usted?

“No, discrepo de la afirmación que usted me hace en su pregunta. Tenemos un cúmulo de amigos en Colombia en el que prima un gran espíritu dialéctico. Hay unas ideas fundamentales. Hoy en el Centro Democrático estamos trabajando ese equilibrio entre cinco ideas fundamentales que son: la seguridad, la promoción de inversión, la política social. Por ejemplo, un nuevo paso que todos los bachilleres puedan entrar a la universidad, a tecnologías articuladas con universidad, con oportunidades de emprendimiento. Una cuarta: el Estado austero. Estado austero en publicidad, en burocracia, pero muy expansivo en lo social. Y un quinto punto: el ejercicio de la democracia participativa en equilibrio con la representativa. Son ideas fundamentales en las que coincidimos y a partir de allí, un ejercicio dialéctico que todos los días se hace, muy importante. Por ejemplo acabo de regresar de múltiples reuniones en el departamento del Huila. Todas fueron unos ejercicios ciudadanos, mirando cuáles son los problemas del agro, lo que se debe hacer, los problemas de infraestructura. Oía a los huilenses sobre sus preocupaciones por la inseguridad, cuando me dice alguno: hombre por qué hablan del proceso de paz cuando a todos ya nos desalojaron de Balsillas donde nuevamente regresaron las Farc. Entonces aquí hay un ejercicio de diálogo popular permanente. Yo creo que en mis 61 años he dedicado más de la mitad de mi vida a un diálogo permanente con mis compatriotas y lo mantengo, y ese diálogo obliga a estar en un proceso muy dinámico, podría llamarse: dialéctico de examen de problemas. La dialéctica necesita unas ideas fundamentales. Alguna vez me preguntaron unos estudiantes de liderazgo: ¿cómo se hace para ser coherente y dialéctico? Y les hice un símil con la idea de competitividad de Michael Porter. Él dice: usted tiene que definirle al país una meta, proponerse un camino que sea como una banda ancha. Avanzar hacia esa meta con mejoramiento continuo, pero que la banda sea ancha, no salirse de la banda porque eso es dar bandazos, moverse dentro de la banda para hacer ajustes y mejorar. Yo creo que así entendemos: para nosotros la banda es el conjunto de definiciones, de reglas, de pensamiento y su amplitud es el espacio para hacer ese ajuste permanente”.

Entonces, ¿sí es posible tener sobre usted una mirada objetiva sin que se califique como pasional? Me refiero a sus seguidores

“Yo gasto muchas horas de mi vida en el diálogo. El diálogo es la cátedra, el diálogo en el recinto con una audiencia especializada, es el diálogo con la ciudadanía que disfruto en el alma porque lo hago con cariño, me gusta prestar toda la atención a escuchar a esos interlocutores, a buscar opciones con ellos. Es muy distinto eso a… a que… a los simples calificativos que algunas veces se quieren imponer sobre las personas. Pero hago caso omiso a eso. Lo que hago yo es mantenerme concentrado en el único ejercicio de la política que sé hacer: el diálogo con mis compatriotas, escuchándolos y buscando con ellos opciones para Colombia”.

Pero esta observación no es a que usted sea, o no, una persona objetiva, sino a que las personas que se refieren a usted sean catalogadas inmediatamente como “uribistas” o “antiuribistas”.

(“Eso es grave, me voy, ya empecé a meterme en la entrevista”, dice Doña Lina que se había sentado por unos segundos con nosotros).

¿No es posible que exista admiración o crítica objetiva hacia usted, porque eso daña la altura de los debates?

“No, eso no es lo que yo siento en el diálogo con mis compatriotas. Yo me reúno con los muchos ciudadanos de Medellín o de municipios de Antioquia o de otras partes del país y son diálogos intensos, periódicos y justo eso no es lo que siento”. (Ahora se oyen los ladridos de Mao Referendo, el perro de la familia, que corre junto al lago).

Cambiemos de tema: su libro. Dicen que un libro se vende por la portada, ¿por qué escogió la foto de traje gris y la mirada perdida?

“Yo no escojo fotos ni trajes. Cuando estoy en mi casa me pongo el que mi señora me alcance y cuando estoy viajando el que encuentre en la maleta. Y con los fotógrafos soy como he sido hoy: hombre mientras menos tome, mejor. Muchas personas insistieron en que el libro se escribiera, incluso hay otros temas que de pronto habrá qué escribir después, pero mi interés es apoyar la creación de una universidad en la cual estamos trabajando. Ese fue mi mayor interés”.

Una curiosidad. Las firmas son un reflejo de la personalidad, ¿cómo y cuándo decidió los trazos de la suya?

“Desde muy joven. La firma mía parece una soga al viento, abriéndose. Cuando la soga se está desprendiendo de la mano y sale al viento (extiende los brazos simulando el vuelo)”.

MI PERCEPCIÓN
EL ACTOR DEL PODER

Álvaro Uribe gesticula como si su vida fuera un discurso, señala con el dedo índice enfatizando en lo que cree importante. Aunque dice que no le agradan las fotos, se le hace inevitable ver a la cámara y mostrar su mejor rostro de hombre recio y dominante. Alterna la mirada entre la lente y un público invisible al que trata de seducir con sus palabras y gestos. Para él da lo mismo si es una persona o 50 mil las que escuchan, dice lo que piensa siempre y sólo su esposa y sus hijos lo sacan del rol.

ESPERE MAÑANA

El expresidente Álvaro Uribe se refiere al Proceso de Paz, a sus precandidatos presidenciales y también expone sus tesis sobre todo el cofnlicto limítrofe con Nicaragia por San André y Providencia.

FRASES

“Yo creo que uno va llegando a unas edades en las que mantiene todo el aferramiento a la vida, pero le va perdiendo el temor a la muerte”.

“La lealtad es como la caridad, cuando hay que invocarla se le pierde la gracia”.

“A las urnas la gente fue más por la continuidad de unas tesis que por la persona del candidato”.

“Pueden ser errores (en los trinos), pero la verdad es que los escribí tan sentidamente, que mal haría en arrepentirme”.

“Lina es muy suave y muy estricta al mismo tiempo”.

“Aquello que uno dice en privado debe estar preparado para sostenerlo en público”.

“Una norma de mi vida ha sido a nadie pedirle que diga esto o escriba esto”.

“Uno no puede tener posiciones fóbicas por el cálculo del temor o por el cálculo de la complacencia”.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

JUAN GUERRA DEL 25.08.2013

VA EL JUAN GUERRA DE ESTE DOMINGO 25 DE AGOSTO DE 2013

(Producción del Colectivo Mambrú)
Vía Orlando Cadavid Correa.

La inamovible Canciller Holguín

Pese a la avalancha de críticas que ha recibido por el manejo que le ha dado al sonoro contraste que representó el fallo de la Haya, la canciller María Angela Holguín parece inamovible.

Fuentes diplomáticas atribuyen su permanencia en el Palacio de San Carlos, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, a la gran empatía que mantiene con Nicolás Maduro, el presidente venezolano, considerado en los medios caraqueños y bogotanos una pieza clave en el proceso de paz, circunstancia que le permitirá continuar acompañando al presidente hasta el 7 de agosto de 2014.

Modificaciones en la cúpula de la Cancillería

Contó La Silla Vacía que en medio de los rumores de cambios en el alto gobierno, incluida una relocalización de la Ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, se definieron varios cambios en la cúpula de la Cancillería que indican que ella no se va de la alta nómina.

La vicecanciller, Mónica Lanzetta, se va a la embajada de la India, donde tomará el lugar de Juan Alfredo Pinto, el ex presidente de Acopi, quien ya tenía anunciada su salida para finales de año.

La va a reemplazar Patti Londoño, quien hasta ahora ha sido viceministra de Asuntos Multilaterales y es una de las funcionarias más cercanas a la canciller Holguín.

A su vez, a ella la va a reemplazar Carlos Arturo Morales López, quien es diplomático de carrera y venía actuando como director de América, un cargo que dependía del vice ministerio de Lanzetta.

Presidente de la Cámara se convierte en periodista

El congresista caldense, Hernán Penagos, el nuevo presidente de la cámara de representantes, se acostó bueno y sano y se levantó convertido en periodista.

Recordemos que otro dignatario del poder legislativo que se convirtió de la noche a la mañana en periodista, fue el entonces senador tolimense Carlos García Orjuela, cuando ofició como presidente del senado de la república.

El anuncio de este nuevo “milagrazo” fue hecho por la oficina de prensa del representante caldense:

“A partir de esta semana, el presidente de la Cámara de Representantes, Hernán Penagos, comenzó a hacer las veces de entrevistador en un nuevo programa de televisión iniciado por el Canal Congreso.

El reportaje especial que se denomina “Control político” aborda diferentes temas de interés nacional, por supuesto, relacionados con la agenda legislativa.

El primer invitado para el estreno del programa, que ha generado mucha expectativa, fue el Presidente Santos.

Rodillología a todo color.

¿Sería que le contaron?

Rafael Santos Calderón, recién salido del diario El Tiempo, pronunció esta frase: “La política es contradictoria con el periodismo. Son como el agua y el aceite. Si algún periodista las mezcla, es porque hace mal su oficio”.

¿Le contarían a Rafael Santos que en Medellín eso es común y corriente y que más de un periodista está seriamente comprometido con dirigentes o grupos partidistas, de quienes reciben emolumentos?

Una cosa es informar con independencia y sin sesgo alguno sobre el acontecer político, y otra muy distinta ser el vocero oficioso de cualquier politiquero o de un grupúsculo específico al que se pretende siempre mantener en la cresta de la noticia, tenga o no méritos para ello, a cambio de dinero.

Qué bueno sería que Rafael Santos se diera una pasadita por la capital antioqueña.

La opinión de Ana Mercedes

En declaraciones concedidas al colega Julio Betancur Carrillo, de VIP, la ex directora de El Colombiano, Ana Mercedes Gómez Martínez, se destapó contra el periodismo sensacionalista.

Veamos lo que afirmó en relación con este espinoso tópico: “Yo decía (en reciente foro en EAFIT) que el periodismo era educación no formal y que el periodismo no podía ser ligero, ni podía ser amarillista, ni sensacionalista; yo nunca pude estar de acuerdo con ese periódico que saca El Colombiano (Q´hubo), que alimenta el morbo, la cosificación de la mujer; me pidieron que escribiera un libro que EAFIT me lo publicaba; les dije que iba a hacerle un proyecto y que él me dijera qué sí le pongo, qué no le pongo… Además, estoy en 3 juntas directivas, TeleVid, el Colegio Colombus School, por mi pasión por la educación y estoy también en la Fundación Protección Héroes de la Patria, tengo mucho que hacer, además de ejercer de abuela, el papel de abuela, es lo más lindo, después de ser mamá”.

La doña mantiene, asimismo, su columna de opinión los domingos en el diario de su familia.

Salieron Manga y Ospina

A propósito de El Colombiano: salieron de la nómina los periodistas Germán Manga, Editor general, y Luis Fernando Duque, Editor Administrativo Multimedia que además respondía por la columna dominical “De buena fuente”.

Las funciones de Duque fueron asumidas por Francisco Alberto Jaramillo, quien estaba al frente de las páginas de opinión.

El puesto de Manga fue suprimido del organigrama principal del periódico de las familias Gómez Martínez y Hernández Restrepo.

“Con la salida de Germán, se pretende conseguir una mayor horizontalidad en la estructura de la redacción multimedia y en pro del desarrollo y empoderamiento de la Mesa Central como gobierno colegiado”, dijo el vocero de la casa periodística.

La mesa está compuesta por los macroeditores (Actualidad, Local, Tendencias, Digital y Periodismo Gráfico y Audiovisual) quienes son responsables por la agenda informativa, tal como está establecido en el modelo periodístico, un esquema innovador en las salas de redacción integradas multimedia como la nuestra y que constituye la más moderna tendencia universal en las empresas de medios, agregó.

Volvió Antonio Pardo a RCN

El maestro de maestros, Antonio Pardo García, volvió a RCN Radio desde el pasado viernes. No como empleado de planta, lo que hubiera sido deseable, pero sí como una especie de asesor y veedor de lo que acontece en materia de noticias, programación y producción radial.

Desde el viernes Pardo se encuentra en Barranquilla, en compañía de David Cañón, quien tendrá que ver con todo lo del del área deportiva.

Se trata de aprovechar el talento y la experiencia de estos dos excelentes personajes de la radio, para, si no darle un vuelco a las emisoras errecenistas, por lo menos conseguir que mejoren en muchos aspectos.

La primera etapa de este trabajo de la llave Pardo-Cañón comenzó el viernes por Barranquilla; seguirá por Cali, Medellín y terminará en Bogotá. Posteriormente los dos se desplazarán al eje cafetero, Pereira, Manizales y Armenia con la misma misión.

Se trata, en síntesis, de mirar el estado actual de las emisoras principales de RCN en todos los aspectos, programación, producción, capacitación, personal, parte técnica, etc, con el fin de subsanar posibles fallas a corto plazo, y planificar y proyectar otras acciones a largo plazo, todas tendientes a conseguir una superación que ahora está haciendo falta.

William Restrepo, otro que regresa

El veterano pereirano William Restrepo vuelve a partir del 1° de septiembre a Telecafé, el canal regional que cubre los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda.

Regresa el experimentado comunicador, de amplio recorrido nacional e internacional, como director del noticiero TVA-noticias, el mismo que a principios del año salió del aire porque no reunió los requisitos en la licitación pública que abrió dicho canal que algunos apodan cariñosamente “Tele-caturro”.

Ahora, en una segunda licitación, este medio informativo, cuyo propietario es Mario Arboleda, permitirá salir de nuevo al aire a partir del mes entrant, a Restrepo, quien hizo famoso su refrán “más detalles, cuando regresemos”.

Votos en contra

Aunque Alvaro Uribe no lo necesita y mucho menos lo acepta, valdría la pena hacerle saber que en la lista de potenciales candidatos suyos al senado de la república con la que se viene especulando, aparecen algunos que, más que votos a favor, despiertan tal antipatía que garantizan la abstención o el voto en contra.

Principal exponente de ese anti político que aspiraría, según dicen los entendidos, a formar parte del bloque del Centro Democrático y seguramente a salir elegido, es el insufrible Carlos Moreno de Caro.

Su solo nombre en esa nómina que se ha anunciado como integrada por personas nuevas, ajenas a los tejemanejes políticos, es una ofensa a las personas pensantes de este país.

Que Moreno de Caro integre la impoluta lista de candidatos uribistas es un insulto a la inteligencia de los colombianos, y una garantía segura de que miles de compatriotas preferirán abstenerse o votar en contra, con tal de que tal sujeto no vuelva a aparecerse por los cuerpos colegiados, y a acrecentar aún más la vergonzosa fauna política colombiana.

Sin ninguna ascendencia

Todos los días se comprueba más que el ex presidente Pastrana no tiene ninguna ascendencia en las huestes de su partido conservador, aliado hasta el momento en forma sólida del presidente Santos e integrante de la llamada unidad nacional.

El último en hacerle ver a Pastrana que no tiene poder alguno de convocatoria frente a sus copartidarios fue el senador Gabriel Zapata Correa, vocero de la colectividad azul en el Congreso, quien le refutó su apreciación en el sentido de que reelegir a Santos seria reelegir a Samper y Serpa y la calificó de “improcedente”.

“No se entiende y duele reconocerlo, que las discrepancias y las críticas personales no se hagan a través del debate propio de la democracia, sino en señalamientos sin fundamento que solo atentan contra el futuro del país”, dijo Zapata Correa en una declaración que fue entendida como la posición oficial de su partido.

Zapata Correa expresó también que no entendía “como en un país que está en construcción de paz, no exista grandeza de algunos ex mandatarios para apoyar y acompañar estas nuevas conversaciones que, además, se adelantan fuera de Colombia, sin el despeje de un solo centímetro del territorio y con unas fuerzas armadas vigorosas y combativas”.

El vocero del partido conservador, dijo también que tampoco entendía “como las rencillas personales del ex presidente pueden estar por encima de la posición adoptada por la colectividad”.

Diplomacia escampadero

Cualquier país serio se preocupa por sus relaciones exteriores y las tiene entre las máximas prioridades, no importa cual sea la orientación política de sus gobernantes.

Como Colombia no lo es, aquí cualquier persona de cierta importancia que se quede sin empleo encuentra en la diplomacia lo que graciosamente llaman “escampadero, aunque siempre resulta el más llamativo y el mejor remunerado del mundo.

Pruebas al canto: todo oficial que sea llamado a calificar servicios, adquiere de inmediato el status de embajador, así su experiencia en este campo haya sido tratar a los gritos y a las patadas a sus subalternos en alguna de las fuerzas.

Acaba de confirmarse esta epidemia de “embajadores” con cuatro de los cinco últimos jefes de la cúpula que fueron cambiados por el Presidente Santos en días pasados. Todos ellos irán a embajadas a disfrutar la muelle vida diplomática, así su gestión en ellas pase tan intrascendente como la del ex general Mario Montoya, por ejemplo, en la República Dominicana.

Todo sea por mantenerlos contentos y bien pagos después de haberlos sacado del ejército, la marina o la aviación.

Muchos se quejan de las “universidades de garaje” que gradúan al por mayor unos mediocres profesionales en todos los campos. En lo que toca con la carrera diplomática también Colombia va ganando el año, el cuatrenio y hasta el siglo.

Cuánto ganan los mejor pagados del Estado?

Esta minuciosa investigación del señor Gustavo Rugeles circula por las redes sociales y lleva, de entrada, esta advertencia:

El sueldo tope lo pone el Presidente pero junto con él hay unos cuantos que ganan lo mismo. Congresistas y magistrados no se quedan atrás.

Este año entraron a regir nuevas reglas salariales para los servidores públicos. Así quedaron los ingresos mensuales de los funcionarios del estado.

La lista de los que más ganan

Juan Manuel Santos Calderón, Presidente de la República. $23.254.391

Alejandro Ordoñez Maldonado, Procurador General: $9.671.329 más prima de servicios $23.254.391

Eduardo Montealegre, Fiscal General de la Nación $9.671.329 más prima de servicios: $23.254.391

Sandra Morelli Rico, Contralora General de la República, $10.205.684, más prima de servicios: $23.254.391

Roy Barreras. Congresista: $23.254.391

Ruth Marina Díaz. Magistrada de las altas Cortes: $23.254.391

Carlos Ariel Sánchez, Registrador Nacional del Estado Civil $23.254.391

Jorge Armando Otálora, Defensor del Pueblo: $9.671.329 más la prima de servicios: $23.254.391

Germán Arce Zapata, director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, $14.934.382, más prima de servicios: $22.401.573.

Gustavo Petro Urrego, Alcalde Mayor de Bogotá D.C $11.909.685

Otros felices devengadores estatales

Mauricio Olivera, Director de Colpensiones: $17.229.302

Gloria Inés Cortes, Directora de la unidad administrativa de gestión pensional y contribuciones UGPP: $17.229.302

Luis Guillermo Vélez. Súper Intendentes Nacionales: $14.280.013

Gilberto Quinche, director de Positiva Compañía de Seguros SA: $13.906.078.

Ministros del despacho y Directores Administrativos: $13.428.529 cada una.

Luz Helena Sarmiento, Director General de la Autoridad de Licencias Ambientales $13.144.053

Ricardo Arias, director del Fondo Nacional del Ahorro FNA $12.556.000

Gina Benedetti, Embajadora en Panamá. Embajadores y Cónsul: $12.083.976

Sergio Fajardo. Gobernador categoría especial: $11.909.685

Margarita Peña Borrero, Directora del Icfes es de $10.132.056

Fernando Rodríguez Carrizosa, Director del Icetex.

Qué raro que no figure el sueldazo del gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz.

Bancolombia le pone el alma

.. y Fajardo la plata, dicen con sorna en la Asamblea de Antioquia al unir el slogan de la entidad crediticia y los $300 mil millones de pesos en bonos que emitió el gobierno y cuyo producido fueron o serán depositados allí.

Todo a raíz de que quien fungió como asesor de la Secretaría de Hacienda para ese negocio, Juan Esteban Toro Valencia, era al mismo tiempo, y esto no lo ha podido desmentir el sector oficial, funcionario vinculado al Bancolombia.

Hasta el momento, no obstante las denuncias reiteradas de varios diputados sobre el asunto, no se conocen conclusiones de investigaciones que hayan sido emprendidas por los organismos de control.

Auditoria express

Queda la esperanza, sin embargo, de que la semana que comienza se den a conocer los resultados de una auditoría express que está adelantando la contraloría general del departamento acerca del episodio.

Luz Helena Arango Cardona, titular de la agencia fiscalizadora, anunció el pasado miércoles la iniciación de esa auditoría, y confió en que en pocos días puedan conocerse los resultados.

Mientras tanto, los opositores del gobernador Fajardo, que crecen como espuma ante tanto escándalo, siguen recordándole, por ejemplo, que el Bancolombia le dio $40 millones de pesos para su campaña, por lo que no tiene presentación alguna que como mandatario vuelque hacia esa entidad sus preferencias.

A propósito

Juan Esteban Villegas Aristizábal, diputado conservador y uno de los más frontales opositores de Fajardo Valderrama, no deja pasar semana sin clavarle alguna banderilla.

La última tiene que ver por la poca inversión y ejecución en distintos frentes, no obstante tener dinero. Es como aguantar hambre con la nevera llena, dicen algunos.

Al respecto, Juan Esteban Villegas reveló que a junio 30 el departamento tenía una disponibilidad en efectivo de $945 mil millones (novecientos cuarenta y cinco mil millones) y cuentas por pagar que ascendían apenas a $48 mil millones (cuarenta y ocho mil millones).

Esto “es indignante”, precisó el diputado, quien agregó que lo de los bonos con Bancolombia “es más grave que lo de la concesión minera”.

Se refería a la adjudicación de una mina al esposo de Beatriz White Correa, su ex secretaria de desarrollo social quien tuvo que renunciar ante las presiones que el caso estaba generando en la opinión, y por el cual se le adelanta una averiguación al gobernador Fajardo en la Procuraduría.

Intervención abierta en política

Alberto Hurtado Pérez es el hermano del representante a la cámara por el partido liberal, Oscar Hurtado Pérez y es el subsecretario de gobierno de la alcaldía de Medellín.

Seguramente sin conocimiento de su superior, el alcalde Aníbal Gaviria Correa, se ha dedicado últimamente a hacer campaña proselitista a favor de la hermana del alcalde, Sofía Gaviria, candidata al senado de la república.

La denuncia no es de Juan Guerra sino del diputado Adolfo León Palacio Sánchez , el mismo al que por obra del Espíritu Santo le llegó la grabación del entonces director de noticias de Teleantioquia, quien así se lo denunció y reclamó a la candidata en una misiva que le hizo llegar.

“Sabemos de sobra que por sus cualidades y condiciones usted no necesita de este tipo de refuerzos y que sabrá descalificar estos comportamientos que riñen la moral y el código disciplinario único”, le dijo el diputado a la candidata.

Hasta el momento no ha habido descalificación alguna al subsecretario de gobierno de la alcaldía de Medellín.

Lo cortés no quita…

Está muy bién que entre el gremio de los ingenieros haya tozudos opositores al gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo y al alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, pero está muy mal que los dos — ni que se hubieran puesto de acuerdo – hayan estado ausentes en la instalación del vigésimo tercer congreso internacional de ingeniería y arquitectura que sesionó en Medellín.

Máxime, como lo hicieron notar algunos, que tanto el gobernador como el alcalde tienen como progenitores a ilustres representantes de la arquitectura, el primero, y la ingeniería, el segundo.

No obstante la importancia del certamen, lo interesante de los temas que iban a tratarse y la prestancia de los expositores y asistentes, ninguno de los dos mandatarios regionales honró con su presencia el solemne acto de instalación.

Delegaciones de 27 países se hicieron presentes, ocasión que habría sido propicia para cualquier intento adicional a la tan promocionada internacionalización de Medellín que pregona el alcalde. Pero ni aún así…

Con cirirí propio

Esté donde esté y aspire a lo que aspire, el ex gobernador Luis Alfredo Ramos Botero tendrá cirirí propio en cabeza y persona del ex alcalde de Medellín, Alonso Salazar.

Así quedó patente en el reportaje que Salazar le concedió a la periodista de Semana, María Jimena Duzán, en desarrollo del cual asestó una que otra estocada al pre candidato presidencial del uribismo.

Recordó, por ejemplo, que se había investigado por parte de la contraloría de Antioquia, la adjudicación, durante la gobernación de Ramos, de alcohol a precios muy superiores al promedio del mercado “pero enterraron el proceso tanto en esa contraloría como en la nacional”

“Luis Alfredo Ramos es el símbolo de un grupo muy grande – ahorita también está unido con el grupo de Valencia Cossio – que tiene un poder inmenso en toda la estructura del Estado y en Procuraduría y en la Fiscalía”, sostuvo el ex alcalde Salazar en esa charla con la periodista Duzán.

Estocada final

Para rematar, Salazar precisó: “En Antioquia, óigame bien, hay total impunidad penal y disciplinaria para esos grupos”. Se refería a los de Ramos y Valencia Cossio. Y agregó: “En cambio, la Procuraduría, tengo entendido, sí ha sido muy expedita en avanzar en el tema de las minas de cascajo contra el gobernador Fajardo”.

A este lo investiga la Procuraduría por la adjudicación de una mina al esposo de quien fuera su Secretaria de Desarrollo Social, Beatriz White Correa.

Cuando Duzán le hizo caer en cuenta que Ramos es precandidato del uribismo a la presidencia, se limitó a responder: “Con candidatos como esos, el presidente Uribe reafirma la tesis de que se rodea muy mal. Luis Alfredo Ramos … tiene una cantidad importante de líderes cuestionados por vínculos con el paramilitarismo, varios de ellos ya condenados. Él está en la foto que la Corte Suprema utilizó para condenar al senador Antonio Valencia Duque con los cuatrillizos de Urabá, que era del grupo del Alemán”.

El maestro Jaime Llano, víctima de Interbolsa

El notable organista y compositor Jaime Llano González figura en la lista de centenares de colombianos defraudados por Interbolsa.

Una fuente allegada a la prolija investigación le suministró la información a Juan Guerra.

Sin embargo, se abstuvo de precisar el monto el dinero que perdió el artista con la desafortunada inversión que, por ahora, parece de difícil recuperación.

Los ahorros de toda la vida de la familia Llano González estaban depositados de Interbolsa.

Esta calamidad financiera coincide con lo quebrantos de salud que mantienen reducido al lecho, en su residencia de Bogotá, a este gran cultor de la música colombiana.

El Súper notario quiere ser ministro

El senador Iván Clavijo le contó a los colegas de TNN@ noticias que el Superintendente de Notariado y Registro, Jorge Enrique Vélez García, hizo lobby con los senadores Efraín Cepeda Sarabia, Nora García, Eduardo Enríquez Maya, Hernán Andrade, para ser ministro de Agricultura en reemplazo de Francisco Estupiñán Heredia, quien no ha tenido suerte en los debates que sobre baldíos promovió el legislador del Polo Democrático Alternativo, Jorge Enrique Robledo Trujillo.

“No es cierto. El miércoles estuve metido más de tres horas en un avión en Cali. Yo soy un soldado donde el Presidente Santos me necesite. Soy un convencido de las políticas de este gobierno y seré un soldado o supernotariado. Así de sencillo”, dijo vía celular el ex senador Vélez García.

El presupuesto nacional

Clavijo –integrante de las comisiones económicas del Congreso de la República- informó de otra parte que su partido no le va a aprobar a Santos el presupuesto general de la Nación 2014 por 199 billones de pesos, con apenas dos billones para el sector agropecuario.

“El país está incendiado porque los campesinos de Colombia están reclamando incentivos agrícolas, pero el gobierno redujo el presupuesto para el campo”, advirtió irritado el corpulento senador de Norte de Santander en donde hace cerca de 90 días en la región del Catatumbo, los labriegos han protagonizaron revueltas violentas con saldo de varios muertos, heridos, capturados y denuncias de infiltración guerrillera que ha manipulado las marchas campesinas.

El postoperatorio de Calderón

Avanza en forma lenta pero segura la recuperación de la operación que se le practicó el martes último, durante seis horas en la clínica Shaio, al abogado y periodista, William Calderón Zuluaga.

Los cirujanos le hicieron tres puentes coronarios y al final de la semana autorizaron su salida de la Unidad de Cuidados Intensivos hacia una habitación individual, donde avanza el proceso postoperatorio.

El médico John Harvey Gaviria Calderón –el sobrino mayor del barquero- le proporcionó al Colectivo Mambrú el siguiente reporte complementario de la exitosa intervención:

“El que es de buenas es de buenas”, afirmó el cirujano cardíaco encargado de devolverle la salud a William Calderón. El descomunal gordo tenía el corazón de un quinceañero y se dejó operar con inusitada facilidad. A los 3 puentes coronarios que se le hicieron le viene ahora la rigurosa dieta que lo dejará convertido en “El Flaco” Calderón si finalmente decide cerrar el pico. Y luego de ella, la cirugía para reducirle el estómago, pues como el propio barquero suele decirlo en plan de broma, “mi problema es que la comida me alimenta mucho”.

¡Seguimos esperando con impaciencia al colega y amigo!

La marca Cochise

(Por Rubén Darío Arcila/Son de la Loma)

Extraña mezcla de hombre-indio-macho-diplomático-titánico gladiador-ex-pensionado.

Los ídolos como Cochise suelen rodar en un amasijo de laurel y de barro. El ciclismo le salió fácil, la vida le cuesta un poco más.

Cuando lo veo de cuenta chistes, pésimo trovador y culebrero sin público en las tarimas de los pueblos paisas, me provoca gritarle desde el transmóvil uno: ¡ Basta ya !. ¿A él no hay quien le diga que no puede jugar así con su gloria?

Martín Emilio sigue flotando en la irrealidad de sus tardes de hazaña: viste como ciclista, tenis de ciclista, habla como ciclista. Recientemente en el Palacio de Nariño – al lado de Mejía, Botero, Parra y Herrera – llegó con la gorra puesta listo a disputar el título de novato de cualquier carrera: el único vestido de sudadera en la entrega de la Cruz de Boyacá a Nairo Quintana.

Un campeón sin pensión

El “Jet” antioqueño se retiró en la cima de su poder, en la cumbre de su arte, un campeón sin crepúsculos – para envidiar – y da pena verlo arrumado ahora en el baúl de los trofeos. Los héroes un día sonríen y se van para siempre con el secreto de su magia, con la fórmula no escrita que unos pocos conocen. Se van con el brazo en alto, con una sonrisa que esconde la tristeza.

Si no le merma a su excesiva exposición – ahora con serios aprietos económicos – Martín Emilio corre el riesgo de arrastrar la marca Cochise – me niego a ponerle comillas – hasta desgajar su leyenda del robusto tronco del ciclismo americano.

El nombre de Cochise nunca debe provocar lástima o pesar.

Cochise es para imitar…para admirar…para envidiar.

Así sea cierto que “morimos más de envidia que de cáncer”.

(Rubencho, desde las montañas de Antioquia – Llanogrande).

LA RETAGUARDIA

CUIDADO CON LOS TELÉFONOS FIJOS.

– No marcar 90#

Cuidado con el teléfono.

Llegó este mensaje y antes de pasarlo me tomé el trabajo de llamar al 112 de Telefónica, y preguntar si es cierto.

Para mi sorpresa, me dijeron que sí, y que efectivamente pasa lo que dice el siguiente mensaje:

1. Llaman por teléfono diciendo que son del Servicio Técnico de Telecom o Telefónica, Une o Telmex y preguntan si dispone de marcación de tonos.

2. Con la excusa de que necesitan realizar comprobaciones de la línea, piden que marque 90# (nueve-cero-numeral)

3. Una vez hecho, le dicen que no hay problemas, y le dan las gracias.

4. Resultado, han convertido su línea en receptora de llamadas del teléfono desde el cual lo han llamado, con lo cual todas las llamadas que hagan ellos se las cobrarán a usted.

Las compañías telefónicas no saben cómo detener esta trampa, ni cómo evitar este fraude (es lo que ellas dicen, total obran igual)

Distribuya este mensaje a todas las personas que conozca.

Mientras más personas lo sepan, mejor.

Advierta a todos los usuarios de teléfonos móviles, y de celulares.

Esta estafa es a gran escala.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Francisco Galvis, A CERRAR EL CONGRESO

Contrapunto*

A cerrar el Congreso
Por Francisco Galvis Ramos

Aquellos miserables de las Farc no conocen la Constitución ni por el forro y dando bramidos se levantan indefinidamente de la mesa habanera para considerar, dicen ellos, el mecanismo del referendo para la aprobación o improbación del hervido habanero. No les importa el constituyente primario y lo desprecian. Como en ciertos matrimonios, aquí se hace lo que yo diga, dicen las señoras.

Las Farc y sus secuaces pretenden saltar en garrocha sobre la Carta Política, contando con la torcida voluntad presidencial y la conciencia ahuecada del mandatario. Y véase que sí. De inmediato conspicuos voceros del brazo político de las Farc con asiento en el Congreso salieron a sentenciar en Twitter. De un lado el representante Cepeda dijo que “como lo había advertido, propuestas relacionadas con acuerdo de paz se deben consensuar en La Habana. Espero pronto se resuelva el escollo” y acto seguido su ad latere el senador Avellaneda agregó que “el gobierno Colombiano (sic) debe entender que está en una mesa de diálogo, no en una mesa de imposición, decisiones deben ser bilaterales”. Como se sabe, ambos comunistas de la línea stalinista.

Y nada de eso va a ser posible, porque van en contravía de la opinión que les es mayoritariamente contraria de los ciudadanos de Colombia.

Así como la presidencia está en sede virtualmente vacante, el Congreso se quedó sin oficio, el presidente Santos cada vez más resigna sus prerrogativas en las Farc y en los grupos de presión que le son afectos, que bien le pagan contratos, reajustes, licencias, prórrogas, reformas tributarias, beneficios arancelarios, sinecuras y prebendas, el Congreso, de constituyente y legislador soberano, pasó desvergonzadamente a protocolista de las vagabunderías convenidas en La Habana. Sobra el Congreso, a cerrar el Congreso, para nada sirve, no interpreta la voluntad del pueblo, no la representa. ¡Ahorremos!

Pero bueno, por fortuna contamos con Álvaro Uribe Vélez el insomne guardián de la heredad quien, con ahínco y valor civil, encabeza la revuelta política contra aquellos despropósitos y otras miserablezas. Toda una gesta civil destinada a salvar a la Nación del infierno de un Archipiélago Gulag, según la novela realista de Aleksandr Solzhenitsyn, y desde luego con la actitud decidida de un pueblo que no tolera que una minoría astuta, ignara y violenta tome por asalto sus sueños, su destino histórico, construidos por años con la propia sangre.

Winston Churchill, valiente primer ministro de la atormentada Inglaterra, no ofreció a los conciudadanos más que “sangre, sudor y lágrimas” para contener la agresión alemana bajo Hitler. ¡Y ganó Inglaterra! Así la nación colombiana debe prepararse y enlistarse en el Centro Democrático para defender la Patria del eje Santos – Timoshenko, eje del mal.

Tiro al aire: hay que poner las convicciones en la punta de la pluma. ¡O no vale la pena!

En Twitter @franjagalvis y @forotw
contrapuntomedellin.worldpress.com
contraputo.medellin@gmail.com
—-

*Esta columna se divulga semanalmente por la red y en algunos medios radiales y escritos. Se puede reproducir libremente por cualquier medio sin necesidad de autorización y sin este aviso.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

De María Clara Gracia: TRODA FAMILIA TIENE UN VACIADO…

Toda familia tiene un vaciado, una puta y un marica
Por: Maria Clara Gracia

Agosto 21, 2013 Vía las2orillas.com

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las 2 orillas.

Me disculpan las groserías, pero eso fue exactamente lo que un colega le dijo a una muy amiga suya cuando lo llamó a pedirle ayuda laboral para un hermano que estaba en la olla: “Usted sabe Carlitos que siempre hay un familiar en circunstancias difíciles; me da pena molestarlo”, y entonces mi amigo se despachó: “Tranquila mija que en toda familia hay un vaciado, una puta y un marica”. “Bueno, pues yo sé que mi hermano es gay, acuérdate. Pero a la puta de la familia todavía no la conozco”. Y es que uno no sabe las personas cómo pueden tomar los comentarios, por más amigos que sean.

Para meter la pata no hay sino que abrir la boca. Hace poco leí un artículo que recomendaba no abordar ciertos temas en reuniones de cualquier índole, para evitarse problemas: homosexualidad, política, cigarrillo, aborto, fútbol, cirugía estética, utilización del dinero, matrimonio, manipulación genética, pena de muerte, amistad entre hombre y mujer, tecnología, mascotas, toreo, licor y muchos más. De inmediato comienza uno a acordarse de las embarradas de los demás y de las propias que van desde dañar reuniones hasta dañar amistades y matrimonios. De ahí nació esta columna. Comencé a hacer memoria y escogí algunos temas para compartirles las siguientes anécdotas:

Política: “Esa viejita orina azul de metileno”

Esta le sucedió a un señor que llegó colado a una reunión familiar; mejor dicho, de esos que se lleva uno de los hijos de la familia de puro atento y sin permiso. En medio de la conversación salió el tema partidista. Hablaron de pronto del hijo mamerto de una amiga, y salta al ruedo el colado y dice: “Ah, yo conozco a esa familia, pero raro que tenga hijo mochilero porque de lo goda que es esa viejita orina azul de metileno” y mientras soltó la risa toda la reunión quedó en silencio. De inmediato la señora de la casa le dijo: “Cómo le parece joven que yo soy conservadora también”. Ya se imaginarán ustedes la delicia de momentos cómodos y agradables que siguieron después de semejante acierto.

Utilización del dinero: “En mi casa no se compra carne si yo necesito un jean”

Eso dijo en reunión una joven en Medellín delante de sus amigas, unas más acomodadas que otras en términos de dinero. El comentario que ella quiso hacer como un verdadero chiste, resultó aislándola. Fue tan desafortunado el comentario, que la joven no tuvo otra opción que irse.

Medellín, un nuevo tema a evitar: “Para un europeo Medellín no es el mejor sitio para vivir en Colombia”

Antes de que los paisas —a quienes quiero montones— me condenen, aclaro que esta es una anécdota que le sucedió a una amiga paisa y muy orgullosa de serlo. Ella cuenta que casi daña el matrimonio de una joven antioqueña con un ciudadano italiano que vinieron a explorar posibilidades de trasladarse a Colombia. El italiano preguntó qué tan bueno era venir a vivir a nuestro país y especialmente a Medellín, teniendo en cuenta todo lo que se escucha por fuera. A mi amiga se le ocurrió decirle que su tierra era maravillosa porque había gente feliz, amable, flores, música, arepa, y que para un nativo de allá —como su amiga y esposa del italiano— sería fantástico, pero que también tenía fronteras invisibles y muchas realidades muy complejas que si uno era racional no era el mejor destino para un europeo, si tuviera que recomendárselo. Y se armó la de Troya entré la pareja, y mi pobre amiga casi daña el matrimonio y casi pierde a todo su combo paisa. Concluyó entonces que Medellín y religión parecían temas igual de complicados para abordar.

Creo que el regionalismo, de paisas y de donde sea, es un tema delicado. Todo el mundo quiere su terruño aunque para uno sea un moridero. Hablar de “x” o “y” forma de las ciudades y de su gente, es un tema complicado. Tal vez quienes más madurez tienen en el asunto son los pastusos; ellos son quienes más nos han enseñado a que uno puede reírse de uno mismo sin complicaciones; ellos se aguantan que les digan que para poner un bombillo o para ordeñar una vaca hay que ubicar a un pastuso en cada pata para que le den vueltas a la mesa o suban y bajen la vaca; ¡son fantásticos!

Cirugía: “Marthica, te fue muy bien. Ni se te nota la operación”

Tengo un amigo médico con quien me disputo el título de metepatas. No sé él en qué estaba pensando cuando supo de la operación de su amiga. Entendió que le habían hecho una blaferoplastia o cirugía de párpados. Transcurrido un tiempo prudencial de recuperación, decidieron irse en grupo los amigos de Marthica a visitarla. Comenzando la reunión, y posterior a la pregunta de rigor de todos a su amiga de cómo estaba, mi amigo le dijo: “Marthica, pero te fue muy bien. Tienes los ojos perfectos. Ni se te nota la operación”. Todos quedaron paralizados. A mi amigo le llovieron miradas, pellizcos, codazos… En fin. A Marthica le habían hecho la mamoplastia en ambos senos.

Homosexualidad: “¿José? Nooooo mijita, ese tiene una fama de maricón. ¿Por qué?”

Mi mismo amigo médico de la anécdota anterior tenía una amiga muy querida a quién no veía hacía mucho tiempo. Ella había llegado nuevamente al país hacía unos meses y se estaba reconectando con sus amigos. De hecho mi amigo me contó que estaba tan “buena”, que iba a comenzar a “echarle los perros”. En una de sus primeras vistas ella le preguntó: “Chino, me encontré con José de carreras. Hemos hablado un par de veces; ¿qué sabes de él? ¿Qué has escuchado?” Él, muy eufórico y como gran cosa le dijo: “¿José? Nooooo mijita, ese tiene una fama de maricón. ¿Por qué?”. La visita se acabó muy rápido y mi galeno amigo no volvió a saber de ella hasta cuando seis meses después vio en las páginas sociales de El Tiempo la foto del matrimonio de su amiga, a la que le estaba “cayendo”, con José.

“Lástima que le heredó las tetas al papá”

Había una reunión de ex alumnos de universidad para celebrar los 15 años de egresados. En un grupito había cinco de ellos. Ya todos casados y organizados fueron con sus esposas, menos dos. De pronto, apareció en el horizonte una mujer preciosa y de los dos que estaban solos, uno dijo: ¡Uy, miren esa vieja tan buena que viene allá. Lástima que le heredó las tetas al papá”. Todos se quedaron callados y el del comentario se empezó a preocupar cuando veía que la mujer a la cual se había referido se dirigía a ellos. Antes de que llegara le preguntó al otro amigo que estaba solo: “¿Ella es algo suyo?”, y le contestó: “Sí, le presento a mi esposa”…

Podría seguirles contando muchas anécdotas más, pero estoy segura de que ustedes tienen las suyas, las de sus familiares y las de sus amigos. Siempre, en algún momento meteremos la pata. Por eso no sean impulsivos en sus comentarios y traten de pensar antes de hablar. Hay muchos temas que es mejor que no aborden y que más bien dejen quietos para que no se metan en líos. La gente suele tener posiciones encontradas y hasta viscerales. Muérdanse la lengua. La mejor sugerencia para no pecar con estos temas es seguir la cátedra del catecismo del Padre Astete: ” Ante la duda abstente”.

Les reitero mis excusas por las groserías, pero si las quitaba las historias perdían gracia. Pero ya entrados en gastos los dejo con el siguiente chiste que por lo que uno se entera, no está nada lejos de la realidad:

Se encontraron dos amigos que hacía días no se veían, se saludaron y le dice el uno al otro:
—Hermano, me separé.
El otro lo interrumpe de inmediato y le dice:
—No me diga más. Déjeme felicitarlo. Su mujer era una zorra, todos nos la estábamos rumbeando. ¡Me alegra!
Retoma la palabra el primero y dice:
—Es que lo que yo quería contarle es que me separé de mi socio.

¡Que tengan un maravilloso resto de semana!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ESTE PAÍS LO QUE NECESITA ES MAS “CHUMBIMBA”, dice Fabio Echeverri Correa

Este país lo que necesita es más “chumbimba”

Written by Giovanni Alarcón
Thursday, 15 August 2013 17:5
Tomado de artunduaga.com

Así lo asegura Fabio Echeverri Correa, ex presidente de la ANDI y el principal gestor de la reelección Álvaro Uribe.

“Chumbimba” es un colombianismo que todos entendemos: bala, muerte, acción armada. La palabreja es pariente de “chaguala” (corte) y otras muchas que se volvieron familiares en este país de tanta violencia.

Quien hoy la resucita es Fabio Echeverri Correa, ex presidente de la ANDI (Asociación Nacional de Industriales) y exasesor del expresidente Álvaro Uribe Vélez. Echeverri se confiesa escéptico sobre los diálogos de paz en La Habana y considera que este país se arregla con más “chumbimba”.

Falta más chumbimba oficial – dice -. Yo no conozco ningún país donde las autoridades no hayan aplicado la ley, a las buenas o con la fuerza. En todas partes del mundo se cumple la ley. Lo que pasa en Colombia es que tenemos muchas leyes pero ninguna se cumple. Aquí hay 20 mil leyes que impiden manejar borracho y todos manejan borrachos. Tenemos que ser más drásticos.

¿Por qué prefiere la chumbimba para poner orden?

Cuando la ‘chumbimba’ pone orden y es en manos del Estado me parece bien.

¿Y no es mejor el diálogo?

El diálogo es muy lindo. Está bien que conversemos, dialoguemos, contemos los cuentos, citémonos aquí a la luz de la chimenea, tomémonos una aguapanelita caliente. Contémonos los cuentos del abuelo… Es muy bonito. Sería lo ideal, lo máximo. Pero no es así como funcionan las cosas en Colombia. A los malos hay que apretarlos, el Estado tiene que hacer cumplir la ley.

¿Usted cree que lo de La Habana es un engaño y resulta mejor dar ‘chumbimba’?

No. Yo no he dicho eso. Lo que digo es que la ‘chumbimba’ da resultado. Yo he visto que en Inglaterra dan ‘chumbimba’, en Alemania, Francia… Y cada vez que necesitan dar, es durísima. Siempre a las buenas o a las malas, al que toque aplicársela. Aquí, no, es selectiva la cosa.

¿Y ese es el medicamento que requiere el país para su problema de violencia?

No sé. Lo que sé es que existen unas leyes, unas normas, que deben ser cumplidas.

¿No van por buen camino los diálogos de paz de La Habana?

Este proceso nos tiene bastante asfixiados. Yo veo con gran preocupación que la gente bien, la gente buena no está opinando. No sé si les da miedo. De todas maneras me preocupa cómo se van entregando los logros obtenidos en libertad, la gesta libertadora que estábamos construyendo. Ahora estamos regresando en la construcción de país.

¿Por qué es tan escéptico?

Porque no tengo una sola razón para creerles a estos caballeros que seguirán haciendo la guerra, utilizando todas las formas y estilos. Este es nuevo, diferente al que han empleado hasta ahora, pero es el mismo cuento. Nos están dando de beber algo diferente a lo que nos dicen.

¿Parece un vino, pero nos están aplicando veneno?

Sí señor, yo no creo en ninguna de esas posiciones que han planteado en La Habana. No veo que estemos haciendo nada bueno para los colombianos de bien. Creo que estamos arriesgando todo, entregando todo y dejando que manejen todo. Veo una opinión manipulada, empujada, a los empellones. Estamos llegando así a las conclusiones, en medio de un cubrimiento muy curioso de los medios de comunicación, donde no veo tampoco a ningún periodista diciendo nada a fondo, serio, técnico.

¿Y todo por la reelección de Santos?

Yo creo que eso es parte de aquello.

¿Usted qué piensa del Gobierno Santos?

Pues que hemos ido retrocediendo. Yo no soy un crítico consuetudinario, ni profesional, ni dedicado a eso, pero sí veo que se está perdiendo impulso.

¿Tal vez se le ha salido su admiración por el expresidente Uribe?

No… no, no, no… yo al expresidente Uribe le reconozco sus aciertos y sus equivocaciones. Soy un analítico serio de la gestión de Uribe, pero creo que su gestión le produjo buenos réditos al país. Fueron muchas las cosechas logradas. Se organizó el país, se organizó la producción, el crecimiento y la confianza, no solo la nacional sino la internacional. No es lo que yo pienso, sino las entidades y personas extrañas que vinieron a invertir en el país.

¿Con Santos hemos retrocedido o empeorado?

No hemos crecido.

¿Pero cuando no se crece se retrocede?

Yo sí creo.

¿Desconoce usted los errores graves del gobierno Uribe?

La primera reelección sirvió para dar más ‘chumbimba’ y poner orden en el país. Lo grave fue la segunda reelección.

¿Usted le daría otros cuatro años a Santos para demostrar que sí puede traer la paz y además generar crecimiento económico?

No, yo no. La oportunidad se la darían quienes voten por él. Y yo espero que haya sensatez.

¿Y usted lo reelige?

Yo no. Yo no lo reelijo.

¿Por qué la economía del país se está deteriorando?

Porque no dejamos semilla para volver a sembrar cosecha. Veníamos sembrando unas cosechas que estaban produciendo bien, pero nos pusimos a gastar y nos gastamos todo. Obviamente estamos afectados. No veo que la economía agrícola o pecuaria pueda ser altamente productiva dentro del estado de cosas actual. Lo otro es que hay una inseguridad importante en varias áreas del país y la gente tiene miedo.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Francisco Galvis: POR LAS PUERTAS FALSAS

Contrapunto*

Por las puertas falsas
Por Francisco Galvis Ramos

Por La Puerta Falsa es una película de los años cincuenta dirigida por Fernando de Fuentes y protagonizada entre otros por Pedro Armendáriz, Luis Beristaín, Rita Macedo y Andrea Palma, concebida a partir de la novela de odio y sangre Campo Celis, 1935, del profesor, político y escritor mexicano Mauricio Magdaleno Cardona, 1906 – 1986. Para los interesados la cinta se consigue en amazon.com.

Pero también iglesias, conventos, casas antañonas, palacios, sedes de gobierno y residencias oficiales poseen puertas falsas, nombre que le deben a las puertas laterales de las catedrales destinadas a facilitar el tránsito de la feligresía sin necesidad de aglomerarse por las puertas frontales. Y mírese que en Bogotá hasta le dan su nombre a la famosa aguapanelería La Puerta Falsa que data de 1816, donde aún sirven chocolates y tamales santafereños, almojábanas, aguadepanela con queso, dulces los más deliciosos y no es que me lo hayan contado sino que me consta una y mil veces. Fácil de llegar, calle 11 enseguida de la Casa del Florero.

Una de las más famosas puertas falsas es la del Palacio de San Carlos por la que huía en un Volkswagen conducido por Zabaraín, presa del tedio y el aislamiento cierto bien recordado ex presidente, para regresar recargado a tempranas horas de la mañana a atender con buen ánimo los deberes oficiales. Aquel fue un gran presidente, el Presidente de la Paz.

El presidente de ahora, doctor Samper, qué he dicho, Santos, se pasea por el país entrando y saliendo de ciudades y poblados por las puertas falsas para escurrirles el bulto a las multitudes que se aglomeran, no como dice él para ovacionarlo, sino para rechiflarlo, como que tampoco ha sido necesaria su presencia para ser objeto de clamorosas silbatinas, como en Cali donde, al solo mencionar su nombre, se alzaron los pitos para repudiarlo, no una, dos veces a escasos días de diferencia.

¿Cómo es que ha tocado fondo el presidente que fuera elegido por nueve millones de a la corta equivocados ciudadanos? Me cuento entre ellos. Nueve millones de votos representan un capital político que, bien administrado, da hasta para llevar a la otra vida. Pero no, el doctor Santos lo ha derrochado de la manera que lo hacen los hijos calaveras con las herencias discernidas.

Y veníamos acostumbrados a que el presidente de la República encarna la unidad nacional y nadie chistaba. Ya ni eso representa Santos. Infamia y calumnia lo mismo a Fabio Echeverri Correa que al senador Robledo; de echar en cara a Francisco Santos termina lacerando con crueldad a los enfermos de sida; vilipendia a Álvaro Uribe Vélez y sus amigos de “rufianes de esquina”. Y dale no más, lo mismo le da un burro que un gran profesor. El presidente perdió la compostura, obra con odio y despavorido. Véase no mas la manera como ha cobrado el “delito de opinión” del general León Riaño por haber aludido a la añoranza por el doctor Uribe. Etc., etc.

Como ciudadano lamento los desvaríos febriles del presidente. Como patriota le agradezco que nos esté allanando la senda, de manera tan eficaz y generosa, a quienes militamos en el Centro Democrático.

Tiro al aire: quién diga una mentira, cuídese de honrarla. ¡O será descubierta!

En Twitter @franjagalvis @forotw
contrapuntomedellin.worldpress.com
contraputo.medellin@gmail.com
—-

*Esta columna se divulga semanalmente por la red y en algunos medios radiales y escritos. Se puede reproducir libremente por cualquier medio sin necesidad de autorización y sin este aviso.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized