Archivo mensual: septiembre 2012

¿CAMBIAMOS BUENOS ALIADOS POR TERRORISTAS FARC?, Álvaro Uribe Vélez

Las palabras transmitidas por el Gobierno, de traer a Farc como aliado para combatir narco terrorismo, dan la idea de equiparar al grupo criminal con la coalición de países comprometidos en la lucha contra el flagelo, y además, promocionan un partido político con toda clase de delincuentes y la temible sigla FARC.

México, Perú y España han sido buenos aliados en la lucha contra el narcoterrorismo, y ahora, aunque no lo expresen, deben estar desorientados sobre la nueva actitud del Gobierno de Colombia.

El orgullo nacional de México aceptó tomar de Colombia ejemplos para luchar contra el narcoterrorismo. En efecto, se copió nuestra ley de extinción de dominio, y en una primera etapa, nuestra policía instruyó once mil agentes de la mexicana. Alcaldes, gobernadores, legisladores, el Gobierno Central y la ciudadana mexicana, expresaban palabras de admiración por los avances de Colombia.

El valiente presidente Calderón ha sido un aliado sin dobleces en la lucha. El Presidente Electo, Peña Nieto, en la anterior condición de Gobernador de su Estado, nos visitó varias veces para conocer y aplicar las bases de la política de Seguridad Democrática. No obstante su afiliación partidista, diferente del gobierno saliente, el Presidente Peña Nieto ha reiterado toda su voluntad de derrotar el narcoterrorismo.

¿Cómo se le explica al gran pueblo mexicano que la terrorista Farc, productora y distribuidora de la mayor cantidad mundial de coca, que genera asesinatos aquí y allá, ahora es invitada por el Gobierno Santos como socia para combatir el narcotráfico?

El Gobierno Toledo del Perú nos ayudó a desarticular el narco frente amazónico de Farc y a devolver posibilidades de turismo ecológico a Leticia. El presidente Alán García mantuvo toda a firmeza. El actual Presidente, Ollanta Humala, de pocas palabras, ha sido categórico en el combate y en su negativa a negociar con el terrorismo, a tiempo que ha respetado un fenómeno social legítimo que son las protestas sociales de comunidades de zonas mineras.

¿Cómo se explica a los hermanos peruanos que para lograr la paz, en nombre de la gran astucia, a la sociedad entre los dos países quede sumado Timochenko de Farc, con el peligro de la violencia que de nuevo emerge cuando el terrorismo se siente triunfante?

El Gobierno de Aznar en España fue fundamental para que la Unión Europea y los Estados Unidos declararan terrorista a Farc. Al presidente Rodríguez Zapatero no se le ocurrió atenuar el calificativo. El Gobernante actual, Mariano Rajoy, sin afanes de carisma y sin rodeos idiomáticos, ha repetido, con la firmeza que da certeza en el camino, que España no negociará con la terrorista ETA.

¿Cómo explicar que mientras España resuelve sus problemas de autonomías sin negociar con el terrorismo, aquí, la agenda nacional, como es el caso del desarrollo rural, se pretende negociar con Farc, grupo declarado terrorista por solicitud de Colombia y ayuda de Aznar?

Mientras los terroristas españoles, desde la cárcel, anuncian cese de actividades criminales, los cabecillas de Farc, desde Cuba, reasumen su protagonismo mediático y en Tibú asesinan a nuestros soldados y policías. Mientras Rajoy condena de nuevo al terrorismo al rememorar el secuestro y asesinato del concejal Miguel Ángel Blanco, el Gobierno de Colombia anticipa que la sigla terrorista Farc será el nombre de un movimiento político, lo que nunca se habrían atrevido a decir para los paramilitares.

Cuánto mejor la ayuda de México, España y Perú en el combate al terrorismo que haber caído en el engaño de Chávez, para que la careta de promotor de la paz, otorgada por el Gobierno de Colombia, le disimule su real condición de cómplice de terroristas, y todo en vísperas electorales!

Que sean elegibles los desmovilizados incursos en delitos políticos pero no los cabecillas del narco terrorismo. Que haya beneficios judiciales para quienes entreguen rutas y cultivos, confiesen y reparen víctimas, pero nunca impunidad.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

PAZ, PAZ, ¿DÓNDE ESTÁS?, Elbacé Restrepo

Publicado en @elcolombiano el 30 de septiembre de 2012

El 2 de octubre de 1869, (hace 143 años), nació en Porbandar, India, un niño -feíto más bien, según constatamos después-, al que sus padres llamaron Mohandas Karamchand .

Dentro de un cuerpo desgarbado y semidesnudo, una nariz grande, una cabeza calva, un bigote de brocha embadurnada de pintura blanca y unos ojos chiquitos ocultos por unas gafas redondas, había un Alma Grande. ¡Y bien grande!

Hablo del Mahatma Gandhi y de su legado, que si bien aún no logramos dimensionar ni valorar en toda su magnitud, tampoco debería resultarnos indiferente.

Cada esfuerzo por acercarnos a su filosofía se traduce en una brizna de esperanza para vivir mejor. Por eso celebro, y de paso agradezco, el próximo lanzamiento del libro El método gandhiano, un método universal de resolución de conflictos, escrito por el doctor Ravindra Kumar , dedicado a estudiar la vida de los grandes líderes del mundo, en especial la de Gandhi.

Soñar con que los guerrilleros del proceso de paz acudan al Método gandhiano para resolver conflictos sería ingenuo de mi parte, pero a alguien habrá de servir ese manual.

¿A quién, por ejemplo? Lo dice el prólogo: “Sueño con que llegue a la cancha de fútbol, a la conversación del bar, a las oficinas de los empresarios y trabajadores, al salón de clase de los niños y jóvenes, al vecindario, al parque, al salón de belleza, al club social, a la universidad, a la iglesia, al espacio de encuentro de los políticos, a todas las gentes de habla hispana. De esa manera estaríamos todos apostando duro al sí se puede construir un mejor país, un mejor mundo, donde todos quepamos”.

El conflicto es un componente inherente a la condición humana. No ha habido época histórica que haya escapado de él y no la habrá jamás. Por eso no sobra rescatar algunas enseñanzas de ese hombre chiquitico y flaco, apoyado siempre en su bastón de bambú, no para aprender a vivir sin problemas, que sería imposible, sino para aprender a resolverlos de manera pacífica, sin ese pum pum de balas, golpes y palabras que nos aniquila en cualquier parte a todas las horas, incluso en lugares que consideramos tan seguros como el trabajo o la casa.

Este método sirve en el país para ayudar a generar una actitud reflexiva y comprometida de todos y para orientar la solución de los problemas cotidianos de incomprensión y enfrentamiento, en una escala reducida, donde se pueda inducir a las personas a actuar con reflexión y conciencia.

Para lo complejo que puede resultar un proceso de paz, cualquier luz, aunque parezca tan débil como la de un cocuyo, ayudará a enfocar nuestro camino. Pero es necesaria una participación activa y masiva de la sociedad civil con disciplina, sacrificio, conciencia colectiva, confianza y respeto entre las partes.

Paz, paz, ¿dónde estás? Quiero creer que esta vez será posible, pero las dudas se asoman y me hacen morisquetas. Me alzan los hombros, me sacan la lengua, se ríen de mí, las muy malditas y me gritan, satíricas, que nuestra participación masiva se ha demostrado, hasta ahora, sólo en la asistencia a los conciertos gratis de Juanes.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

LAS ESCLAVAS SEXUALES DE GADAFI, Le Monde

Las esclavas sexuales de Gadafi – Las escoltas de Gadafi siempre eran mujeres.
Le monde, sábado 29 de septiembre 2012

Violaciones, sadismo y horror eran el destino de las mujeres que caían en las garras del tirano asesinado. Un libro revela sus peores perversidades.

“No lo olvidaré nunca. Profanaba mi cuerpo, pero en realidad destrozó mi alma”. Las palabras son lo único que le queda a Soraya. A los 14 años su vida dio un vuelco. No volvió a ir al colegio, no volvió a ver a su familia, no volvió a tener un amigo. Tuvo la desgracia de ser joven, esbelta y bella y de cruzarse con el dictador Muammar Gadafi. Durante cinco interminables años fue su esclava sexual, prisionera de las perversiones y de la voracidad del arrogante beduino. Su tragedia, la de cientos de mujeres libias sometidas, aplastadas y violadas en serie por el tirano, forma parte del libro Las presas: en el harén de Gadafi, que acaba de publicar la periodista francesa Annick Cojean, del diario Le Monde.

Se trata de una compilación de las bestiales inclinaciones sexuales del déspota. Unos días después de la muerte de Gadafi, en agosto del año pasado, Cojean trató de buscar historias de mujeres rebeldes que habían combatido contra la dictadura. Pero se encontró con algo mucho peor, la historia de Soraya. Su testimonio está marcado por el asco: “Gadafi estaba desnudo sobre su cama. ¡Qué horror! Me tapé los ojos y retrocedí. Me tomó de la mano y me obligó a sentarme a su lado. No me atrevía a mirarlo. «¡Voltéate, puta!». No sabía qué significaba, pero presentía que era una palabra horrible, vulgar, para nombrar a una mujer despreciable. No me moví. Intentó voltearme hacia él. Resistí. Me jaló del brazo, del hombro. Mi cuerpo estaba tenso. Entonces me obligó a mover la cabeza jalándome del cabello. ‘No tengas miedo. Yo soy tu papá, así es que me llamas ¿no? Pero también soy tu hermano y tu amante. Voy a ser todo eso para ti. Porque vas a quedarte a vivir conmigo para siempre'”.

Y durante los siguientes cinco años Soraya, en efecto, vivió en los sótanos de Bab al-Azizia, el complejo de Gadafi. Como ella, el coronel mantenía cientos de jóvenes confinadas en las bóvedas de su residencia donde las obligaban a fumar, a beber, a ver pornografía y a drogarse. El harén de Gadafi se renovaba constantemente. Según Cojean, el dictador enviaba a sus hombres a ‘cazar’ a las niñas en los colegios, las peluquerías, en las fiestas y matrimonios. A algunas, como Soraya, las escogía personalmente. Bastaba con que les pusiera la mano sobre la cabeza para que sus escoltas entendieran que estaba diciendo “la quiero”.

La revista Paris Match investigó las acusaciones de Cojean y entrevistó a una jefe rebelde a la que llama Dina. “Necesitaba cuatro jóvenes diarias, de preferencia vírgenes”, cuenta la mujer, quien también aseguró que Gadafi exigía que se le filmara porque quería que sus guardias lo vieran violando a niñas y niños:”Encontramos casetes que sobrepasan la imaginación”. Una de ellas cuenta que después de forzarla “(Gadafi) se incorporó y tomó una pequeña servilleta roja, la pasó entre mis muslos y desapareció al baño. Yo entendería mucho más tarde que esa sangre le era preciada para una ceremonia de magia negra”.

Algunos testimonios recopilados por Cojean rayan en lo increíble pero la autora, respaldada por una exitosa carrera periodística, asegura que fue rigurosa. En una entrevista con Paris Match, Cojean explica que si bien dudó de la veracidad de las historias de la joven, sabía que en los países musulmanes aceptar una violación es casi como una sentencia de muerte, pues muchos no las consideran víctimas sino culpables de su desgracia. Soraya, de hecho, vive escondida de su propia familia porque teme que sus hermanos la maten para ‘salvar su honor’. Y varias de las esclavas de Gadafi son ahora repudiadas por la sociedad. Sin poder volver a su antigua vida, no les queda otra opción que prostituirse.

Un arma de guerra

Para Gadafi, la violación fue una política de Estado y un arma de guerra: “Gobernaba por el sexo. Humillaba por el sexo”, ha dicho Cojean. Según los testimonios, desde que comenzó la revolución el líder distribuyó Viagra entre sus soldados y los alentó a abusar de las mujeres de los rebeldes. Al parecer las agresiones eran grabadas y enviadas a los insurgentes como amenazas. A la caída del dictador se hallaron miles de archivos de este tipo. La revista Paris Match recuenta una escena espeluznante encontrada en uno de ellos:

“El soldado debe medir 1,90 y pesar unos 100 kilos. Se ensaña, el pantalón abajo, sobre un cuerpo minúsculo que ya no se mueve. La pequeña parece muerta. Continúa hundiéndose en ella con una brutalidad que ni si quiera se ve en las películas porno. Debe estar muerta. Él y sus camaradas la rompen desde hace tres días. Ha sangrado tanto, ha sido tan golpeada y sacudida…De pronto, él parece darse cuenta que se está ensañando con un cadáver: ‘Está muerta’. Cerca suyo, un jefe libio lo tranquiliza: ‘Termina, no te preocupes…'”.

Es difícil creer que Gadafi logró ocultar sus perversiones sexuales durante cuarenta años de dictadura. Según los testimonios recopilados por Cojean, mucha gente sabía de los gustos del coronel, desde su familia hasta otros jefes de Estado africanos, a quienes recompensaba con dinero y joyas. La esposa de uno de los hijos de Gadafi habría confesado que muchas veces tuvo que acostarse con su suegro y Soraya dice recordar “bellezas africanas, impecablemente maquilladas, que creían que solo iban a saludar al Guía en sus apartamentos, y que salían con la falda rota y el maquillaje corrido”.

La ironía es que, aunque Gadafi era conocido como un dictador de mano dura, se preciaba de ser un hombre progresista, incluso feminista para los estándares del mundo islámico. Se ganó esta reputación por tener una guardia de mujeres, a las que llamaban amazonas, que lo escoltaban día y noche. Luego de que cayó, algunas dijeron haber sido violadas y obligadas a formar parte de su cuerpo de élite.

Para tumbar a Gadafi los libios se enfrascaron en una guerra fraticida, que se llevó 20.000 vidas y que duró más de ocho meses, y un año después de la muerte del dictador, aún luchan por reponerse. Pero hay heridas que nunca cicatrizarán. Soraya recuerda la primera vez que Gadafi la sometió: “Estaba anonadada, no tenía más fuerza, ya no podía moverme, lloraba”.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ENERGÍA PARA LA COMPETIVIDAD, Marta Lucía Ramírez

En Twitter @mluciaramirez

La competitividad sigue siendo un tema fundamental para impulsar el crecimiento económico de Colombia y más aún cuando el Gobierno pretende lograr una mayor apertura comercial mediante la firma de múltiples Tratados de Libre Comercio. Para aprovechar los beneficios que puedan traer dichos acuerdos, evidentemente se requiere que los productos nacionales tengan la capacidad de competir en costos y calidad con los ofrecidos por los mercados internacionales.

El elevado costo de la electricidad y el gas , así como la incertidumbre en el suministro, sigue preocupando al sector industrial y restándole impulso a la actividad productiva. A pesar de la decisión del Gobierno de eliminar a comienzos de este año la sobretasa del 20% a la energía eléctrica y del 5.8% al gas natural con el fin de aminorar uno de los factores que impide competir en igualdad de condiciones a los productores nacionales frente a los extranjeros, el costo de la energía sigue siendo un factor crítico que resta competitividad. La tarifa de electricidad cobrada al sector industrial colombiano en el 2011 fue una de las más altas de Latinoamérica, pues mientras en Colombia el precio de la energía eléctrica fue de 17.6 centavos de US$/kWh, en Brasil fue de 11.1 ctv. US$/kWh, en Perú de 6.6 ctv. US$/kWh, en Ecuador de 6.0 ctv. US$/kWh, en Venezuela de 1.4 ctv. US$/kWh, e incluso en Estados Unidos fue de 6.9 ctv. US$/kWh.

Lo preocupante es que se mantiene la tendencia del elevado precio en la energía ,debido, entre otras cosas, a que existen aspectos adicionales que no permiten la eficiencia en la tarifa, y en la producción de estos insumos, tales como: i) problemas de seguridad en el abastecimiento futuro; ii) altos costos de acceso a la conexión eléctrica; iii) retraso o suspensión en algunos proyectos de generación, y iv) ataques a la infraestructura energética.

Recomendamos que los reguladores y el Gobierno den una mirada a las medidas que Brasil está adoptando para contrarrestar la situación económica. Entre ellas está la disminución del valor de las tarifas de energía anunciada en días pasados. Dicho anuncio, que incluye la reducción de impuestos y el incentivo a las empresas prestadoras del servicio para que disminuyan sus precios, tiene como fin la reducción de costos de producción para aumentar la competitividad de los productos brasileños, conservar el nivel de exportaciones y abastecer parte significativa de su demanda interna con producción nacional, medida fundamental ante el deterioro global.

Cabe resaltar la iniciativa del Ministro de Comercio y del presidente de Bancoldex, quienes con el Director del Programa de Transformación Productiva, lideran la realización de un estudio para analizar la regulación y estructura de la cadena de energía eléctrica y las tarifas de prestación del servicio en Colombia, haciendo una comparación con otros países, para identificar los eslabones del sector que se deban mejorar e implementar acciones que contribuyan al incremento de la productividad y competitividad de la cadena de energía eléctrica, así como de otras fuentes alternas y mejorar su impacto sobre las manufacturas nacionales.

Finalmente, aunque el diagnóstico de la situación del sector energético en el país es un primer paso, el llamado es para que el Gobierno tenga en cuenta las recomendaciones del estudio y rápidamente adopte aquellas acciones tendientes a mejorar la productividad de dicho sector, la eficiencia en la prestación del servicio y el establecimiento de un precio competitivo. Los insumos como la electricidad son fundamentales para la industria, debido a que representan entre un 10% y un 70% de los costos de producción en algunas actividades fabriles. Por ello la reducción de la tarifa y la solución de los inconvenientes presentados en la cadena de producción de la misma serán determinantes para incrementar la competitividad de todo el sector industrial y con ésta, el crecimiento económico y la generación de empleos colombianos.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

NACIONALSOCIALISMO VERDE, Nicolás López Correa

Publicado en revistaposición.com el 25/09/2012 y pensamientocolombia.org el 27/09/2012

“Fajardismo”, la única forma correcta y permitida de hacer política, todo lo que contravenga o quien la contradiga está en contra de este movimiento y resulta pagano.

Desde hace un tiempo ronda mi cabeza una idea que en principio vino de un ejercicio intuitivo, pero que ha llamado tanto mi atención que decidí hacer consciente y que guarda estrecha relación con el título que le he dado a esta columna, el Nacional Socialismo Alemán y el “fajardismo”.

Nueve podría citar como las notas características principales de esa ideología que enumero a continuación y que el “fajardismo” emula en la forma para obtener y mantener el poder en su frívola manera.

Quiero no obstante lo dicho, guardar las distancias pues, aunque repudiable el nacionalsocialismo, es un pedazo de historia, de muchos mas quilates que esta pasajera moda de acceder al poder llamada “fajardismo”.

Totalitarismo, antiliberalismo, anticapitalismo, antimarxismo, Autoritarismo y Militarismo, Nacionalismo exacerbado, Liderazgo de un jefe carismático, empleo de la propaganda y el terror y racismo; notas relevantes del nacionalsocialismo que como ya dije espero parear con esta moda de hacer política denominada“fajardismo”. No me refiero a todas pues algunas llaman más mi atención y el espacio no debe ser agobiante.

Totalitarios ambos, manera en la que el “Fajardismo” procede y procedió cuando ocupó la posición de la alcaldía de Medellín y lo hace ahora cuando fungen como administradores del departamento de Antioquia.

Han intervenido en todos los ámbitos de la vida de los ciudadanos y coartan libertades esenciales como las que en principio motivaron la modificación de la Constitución Colombia y que desembocaron en lo que es hoy nuestra constitución de 1991, como ser un Estado Laico, pero que respeta la libertad de Cultos, sin embargo en las administraciones Municipal y Departamental que han presidido prohibieron el culto católico como práctica religiosa abierta y ordenaron en cada ámbito territorial que fueran retiradas de las aulas los crucifijos, al igual que despedidos y expulsados los párrocos y presbíteros, así como desalojados aquellos espacios que servían como capillas y oratorios, lo anterior no sin antes eliminar de los canales televisivos de esas entidades la Santa misa que se emitía para una población mayoritariamente Católica.

Han prohibido prácticas culturales y existen incluso ahora prohibiciones por decreto de la realización de concursos de belleza, que si bien pueden ser cuestionables son el resultado de la diversidad y del libre desarrollo de la personalidad amparado en nuestra “carta magna”, la cual es de espíritu garantista y que busco ser progresista en cuanto a los derechos fundamentales de 1ª, 2ª y 3ª generación para amparar la sociedad desde el amparo de las libertades individuales.

Hasta ese detalle ha llegado la política errática y sin rumbo que se rige por impulsos y no por una visión de largo aliento que pretenda solucionar las inquietudes apremiantes de una sociedad como la nuestra. Es un para-Estado que desconoce los cimientos de nuestra Nación y pretenden subordinar a sus gobernados a la palabra de lo ellos promueven.

Fundan su ejercicio en la fuerza, una fuerza no física si no que apela al temor reverencial, que se apoya en el liderazgo de su único líder, en las jerarquías que éste entrega ejerciendo un control casi absoluto de la sociedad y sometiendo al descrédito y el escarnio público a quien se sale de la línea apelando a la insidia como su mejor arma.

“fajardismo”, la única forma correcta y permitida de hacer política, todo lo que contravenga o quien la contradiga está en contra y resulta pagano. Confunden su actuar con el institucional y pretenden hacer de él el suyo mismo.

Antiliberales como el que mas, El estado fascista se basó en un único partido bajo el liderazgo del jefe o caudillo. No dista mucho de lo que el único “ideólogo”, si es que así pudiera llamarse a fajardo demuestra, sólo él sabe lo que conviene a los administrados y sólo él puede ser la guía y el faro que alumbre la transparencia y el correcto actuar para frenar la burocracia, la corrupción, el despilfarro y la ineficiencia estatal, sin embargo a costillas suyas justifica la permanencia de cuestionadísimos funcionarios que se procesan por múltiples faltas a la moralidad, la ética y la legalidad en el actuar disciplinario y fiscal, pues según su pensamiento su moralidad los orienta incluso por encima de la ley.

Los individuos actúan equivocados y el “pastor” Sergio es quien sabe hacia donde debe ir el rebaño, no importa lo que quieran en las regiones, en los barrios, en las veredas y corregimientos, ellos son pobres insulsos que a pesar de querer elegir su fe religiosa o sus manifestaciones culturales, deben posponerlas y seguir los designios de quien por decreto decide por ellos y que llega incluso a violar la ley para exceder sus funciones pretendiendo evitar que la mayoría decida.

La democracia y el sufragio no les resultan del todo incómodos a sus causas, sólo en aquellos casos donde aquella y él no les entregan su favor para el propósito o candidato de su preferencia, ahí resultan herramientas odiosas y débiles, muy corruptibles y deleznables. Cuando “ganan” la verdad ha recibido el favor del pueblo, cuando salen vencidos “nos jugaron sucio”. Allí resultan la democracia y el sufragio mecanismos con los que se disfraza la ilegalidad y la corrupción y se apela a frases como “todo parece legal”.

Se mira con desprecio y con soberbia a los partidos políticos por eso su “ideología” no ha podido recogerse de manera consistente en uno. Han sido indígenas, independientes, movimiento ciudadano, verdes y en últimas desdice de este último aduciendo que no propone lucha alguna por ningún propósito y que por ende su estadía política resulta vacía y fútil. Ahora quienes sean fajardistas no están cobijados por un partido o movimiento político, deben plegarse a las palabras y caprichos de su “líder” de su “caudillo”.

El “fajardismo”, autoritario y militarista.espera que, el comportamiento de cada ciudadano ha de ser el del “líder”. Éste lo menciona bastante en sus intervenciones y dice, “muchos ojos pocas manos” es decir, todo el que quiera mire, pero ejecutarán sólo quienes yo designe. De nuevo la jerarquía, el mando y la disciplina rigiendo el comportamiento social. No hay lugar a discrepancias o disenso. Cualquier desobediencia se castiga con la violencia del descredito y la mentira, con el menosprecio y el socavamiento del buen nombre empujado por el aparato administrativo de un gobierno, con canal y periódico a bordo.

En Alemania los “camisas pardas” en Italia los “camisas negras” y aquí los “camisas verdes”, quienes realizan otra clase de terrorismo mas sofisticado que el de aquella época, el terrorismo mediático, mucho mas eficiente y de despliegue rápido en una era de redes sociales y conectividad, el descrédito a través del rumor insidioso que movido por el deseo de primicia y el morbo social acaba con cualquiera, sin importar que haya actuado de manera recta y proba durante toda su vida. Estamos a merced del “pastor” Sergio.

Mucho mas podría decir de este totalitarismo montañero, analicen ustedes yo ya halé la punta de la madeja. Sólo Dios sabe cual será el rumbo de nuestro departamento, tierra de desigualdades, deudas sociales del Estado con sus gobernados y múltiples problemas por resolver, pero que él mismo nos ampare pues ahora hay que sumarle a todo eso que oculta en la “nueva forma de hacer política” nos llegó una secta totalitaria al gobierno que se opone en todo a la modernidad, la libertad y los valores democráticos.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿DEMOCRACIA O INEPTOCRACIA?, Carlos Lopera Pérez

Publicado en El Colombiano de Medellín el 26 de septiembre de 2012

Se cree que la filósofa Ayn Rand , fue quien primero definió la palabra Ineptocracia, como una nueva forma de gobierno o una deformación de la democracia, entendida como: “Un sistema de gobierno, donde los menos capaces de gobernar son elegidos por los menos capaces de producir, y donde los miembros de la sociedad con menos posibilidades de mantenerse a sí mismos o tener éxito, son recompensados con los bienes y servicios pagados por la riqueza confiscada y la disminución del número de productores”.

Probablemente la definición es un poco egoísta, pues va en contravía del papel que deben ocupar los gobiernos en ayudar a los más pobres para salir adelante en medio de la desigualdad. Lo que sí hay que reconocerle a la definición, es que evidencia una conexión directa entre los ineptos y la facilidad para llegar al poder, dándose vitrina, mientras reparten la plata de los impuestos que nunca han sudado.

¿Vivimos en una Ineptocracia? Veamos algunos ejemplos:

Escuchar a Petro y a Germán Vargas , sin pegar un ladrillo, peleando por un lote de tierra para construir viviendas gratis e inundadas en Bogotá, preocupa, pues de acuerdo con el Principio de Laurence Peter, ambos, por evidente falta de gestión, podrían nunca, llegar a la Presidencia. El Principio de incompetencia de Peter, afirma que las personas que realizan un buen trabajo son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad, hasta que alcanzan su nivel de incompetencia.

Santos, en la última crisis ministerial, al rotar a los ministros no cambió nada importante, pero al final logrará demostrar el corolario de Peter que dice: “Con el tiempo, todo puesto tiende a ser ocupado por un empleado que es incompetente para desempeñar sus obligaciones”.

El Presidente, desde su posesión, nombró a varios miembros y directivos de los partidos que no lo apoyaban, todo, para evitar opositores. Él sabía que según el Principio de Dilbert: “las organizaciones tienden a ascender sistemáticamente a sus empleados menos competentes a cargos directivos para limitar así la cantidad de daño que son capaces de provocar”.

Mientras perdemos productividad por falta de uso de los vehículos y nos educamos pagando multas, seguimos eligiendo alcaldes ineptos que no tienen la capacidad de construir intercambios viales.

En los puestos públicos vamos ubicando toda suerte de incompetentes que se inventan trámites, invierten las prioridades y le borran ceros al billete, porque al Estado le sale “barato” y sin preguntarse cuánto le cuesta a las empresas privadas el cambio. Bien decía Cyril Parkinson de los burócratas enredadores: “El tiempo dedicado a cualquier tema de la agenda es inversamente proporcional a su importancia”.

Si Colombia no es una Ineptocracia, entonces estamos es en una amnesiocracia.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ZO-ZOBRA LA PAZ, Diego Mora

Publicado en El Colombiano de Medellínel 26 de septiembre de 2012

En los últimos días, mejor dicho, desde que se conocieron las conversaciones en La Habana con las Farc, Colombia se encuentra inmersa en una profunda zozobra y en un mano a mano entre los amigos del proceso y los opositores al mismo.

Me atrevería a comparar esa sensación de desasosiego, con aquella de principio de los años noventa cuando a Gaviria se le ocurrió apagar el país y adelantarnos una hora el reloj, lo que algunos asumimos, tal vez por nuestra corta edad, como el fin del mundo.

No se aleja mucho lo que sentimos, ya más creciditos, cuando Pastrana le regaló el país al terrorismo, despejándole 42 mil kilómetros, lo que algunos asumimos como el fin del Estado.

No se acabó el mundo, tal vez este año según los Mayas, ni se acabó el Estado, tal vez este año con los “diálogos”, pero el sentimiento generalizado es poco alentador. No obstante, se escuchan voces de apoyo en los empresarios, políticos y por supuesto en las Fuerzas Armadas, no les queda de otra, pero está claro que el escepticismo es explícito incluso en las personas más cercanas al Presidente.

Después de analizar algunos discursos de Santos, me atrevo a asegurar que ni él mismo está convencido del éxito en la negociación, por eso su pedido (orden) de mesura a los medios de información para que los “diálogos” no se conviertan en un show mediático.

Aunque la realidad apunta a que no quiere que se generen en el país falsas expectativas, que ante un eventual e inminente fracaso puedan suscitar problemas en la ciudadanía y, claro, tumbarle su reelección.

Hace uno días Santos dijo: “Si no existieran medios de comunicación, no existiría el terrorismo”, aunque de inmediato intentó aclarar que la culpa del terrorismo no es de los medios, esta afirmación dejó muchas dudas en el ambiente, teniendo en cuenta que su autor hace parte de la familia propietaria del periódico con más circulación en el país e incluso trabajó allí algunos años.

Está muy claro que el Gobierno lo que quiere es que la información que se emita al público sea oficial y además que tenga su visto bueno, por eso repite que en este proceso los medios deben evitar las “chivas” y justifica la negociación en el exterior para evitar a como dé lugar que se filtren datos que puedan resultar “dañinos”.

Por último: lo que empieza mal termina mal. Las Farc siguen asesinando, extorsionando y desangrando al país ¿por qué aceptar esto?

Tal vez porque según ellas, son las víctimas, y el país el victimario. ¿Es posible ser más cínicos?.

@DiegoMorita

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized