De Francisco Galvis Ramos: ¡Corrupción!

Contrapunto*
03.07.2017

¡Corrupción!
Por Francisco Galvis Ramos

El Diccionario de RAE, define corrupción como: acepción “1. Acción y efecto de corromper o corromperse.” y acepción “4. En las organizaciones, especialmente las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.”, no siendo ajenas a ella las personas naturales y jurídicas privadas porque, como se responde a la pregunta fundamental de sor Juana Inés de la Cruz, tanto peca el que paga por la peca como el que peca por la paga, que en lenguaje chibcha sería como contestar a: ¿quién delinque más: el coimero que da la coima o el coimero que la recibe?
Les comparto unas breves reseñas de libros sobre la corrupción que, no lo duden, deben ser como textos de cabecera de corruptos para la estructuración de los asaltos al bien común, estructuraciones que, no empecen los refinamientos, dan lugar a caídas mortales como sería el caso de Odebrecht de los que van quedar muchos supuestos “calumniados” en Latam, pero sumamente ricos y hasta penalmente indemnes por los principios de oportunidad bien manejados, sutiles coartadas, tecnicismos, poderosos encubrimientos, investigaciones poco entusiastas, investigadores nada comprometidos con la causa de la ética pública y la aplicación de la ley penal.
De seguro los corruptos duermen con ellos debajo de las almohadas, y son: Red Notice, de Bill Browder, en que narra cómo labró su inmensa fortuna arropado por la corrupción en la Rusia de Vladimir Putin y acera de la manera en que fue torturado y asesinado su abogado; Predator Nation, en el que Charles Ferguson desvela como los pícaros con suerte e influencia se han tomado a los Estados Unidos; The Corrupción Of Capitalism, en el Guy Standing señala la globalización, las exenciones fiscales, las puertas giratorias entre política y privados y viceversa, la privatización de servicios públicos, como fuentes de inmensas fortunas para los rentistas y de más pobreza para los pobres; Laurence Cockcroft en Global Corrupción deja ver como la codicia y el crimen organizado van de la mano, aprovechando la integración de mercados y la expansión de la economía mundial y plantea fórmulas para afrontarla; Corruption And Devolement In Indian Economy, de Arup Mitra y Chandan Sharma, quienes comparan la corrupción entre distintos paises y el impacto que tiene en su desarrollo. Quién desee una información un poco más extensa, aunque no tanto, podrá verla en Dinero del 03.02.2017, pág. 18.
Quiero también reseñar y recomendar la lectura del artículo en Ámbito Jurídico, No. 463 pág. 24, de Andrés Mejía Vergnaud, bajo el título ‘Insider Trading’, para que se vea cómo se toma ventaja en la compra y venta de acciones en el mercado de valores de la mano de información privilegiada a cuya cacería se desatan bandadas de buitres, otra forma de corrupción criminal extendida. Recomienda él la investigación periodística Black Edge, de Sheelah Kolhartkar periodista de The New Yorker y la serie de ficción Billions disponible en Netflix.
Tiro al aire: la corrupción está presente donde menos se espera y solo tendrá un tanto de remedio cuando se eduque en Ética, bajo régimen prusiano, desde la más tierna edad.
*Este artículo se puede reproducir por cualquier medio sin necesidad de autorización expresa del autor.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s