Archivo mensual: junio 2012

COBARDÍA POLÍTICA

Por RAÚL E. TAMAYO GAVIRIA
Publicado en El Colombiano el 30 de junio de 2012

Contaba León Moncada que en Cañasgordas se presentó un empate en un proyecto de acuerdo en el Concejo. Eran once concejales que debían aprobar la construcción de una placa deportiva en el barrio El Chispero, pero cinco de ellos querían invertir el presupuesto destinado a la placa, en la construcción de cuatro aulas para la escuela de niñas, otros cinco eran partidarios de la placa. Faltaba un concejal, don Jesús Tuberquia, que no había llegado a la reunión. Al llegar, el alcalde le preguntó:

-Don Jesús, usted tiene el voto decisorio en este proyecto, ya que la votación está empatada.

-Le juro. Señor alcalde, que yo no tengo nada. A mí que me esculquen.

-Pero por cuál proyecto se define: la placa o las aulas.

-Vea, alcalde, yo me declaro antropófago.

En este querido país colombiano, los antropófagos somos muchos. Toda esta semana periodistas, columnistas, redes sociales de internet, conversaciones callejeras y de cafetines, “todos a una como en fuente ovejuna”, comiendo carne de parlamentario, por la reforma constitucional de la justicia aprobada por el Congreso en ocho vueltas. Insultos, oprobios para los congresistas.

¿Pero solo tiene la culpa el Congreso? Miremos un poco atrás y veremos más culpables.

¿Quién impulsó la reforma a la justicia si no fueron el presidente Juan Manuel Santos y su ministro de Justicia de entonces Germán Vargas Lleras?

¿Quiénes propusieron el “perdón y olvido” para los delincuentes que se acogieran a la justicia entregando las armas? ¿Quiénes insinuaron que hasta podrían llegar a ser elegidos los guerrilleros narcoterroristas?

¿Quiénes le coquetearon a la Corte Suprema cambiándole la terna para elegir fiscal, que ya estaba nombrada, si no fueron los mencionados Santos y Vargas? ¿Quiénes lograron que esa Corte se impusiera sobre el Ejecutivo? Ya sabemos en lo que paró la Fiscal General elegida.

El presidente Santos, después del fracaso de “su” reforma a la justicia, vino a Medellín a decir: “es mejor entregar casas gratis en Medellín que cazar micos en Bogotá”. Si fue un chiste bogotano, fue de pésimo sabor. Humor negro como el del payasito Daniel Samper Ospina , de Semana.

Un presidente debe asumir sus errores cuando se equivoca por tratar de darle gusto a todo el mundo y no esquivar sus responsabilidades.

Esconderse es cobardía. Como la del Ministro de Vivienda, quien se esconde a pesar de que fue él quien empezó con el proyecto de reforma y a manipular congresistas y magistrados. Los magistrados de las Altas Cortes callaron con su 12 – 70 que los beneficiaba con 12 años de período y 70 de edad de renuncia.

Cobardía también es la del Congreso que salió a salvar el prestigio presidencial, cuando éste les echó el agua sucia. Máxime que los congresistas están arriesgando posibles sanciones por actuar después de terminado el período legislativo. ¿Confiarán su seguridad jurídica en quien traicionó a Uribe?

¡Qué bueno una Constitución como la paraguaya, donde el Congreso puede tumbar un presidente!

ÑAPA. Si alguien va a pedir perdón por el fracaso de la reforma judicial, que sean todos los culpables.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

TRIUNFÓ LA OPINIÓN

Por FEDERICO HOYOS SALAZAR
Publicado en El Colombiano el 30 de junio de 2012

Sobran las frases y los calificativos de descontento que se refieren a la fallida reforma a la justicia y a quienes la impulsaron y aprobaron. Ya se ha dicho suficiente al respecto, no vale la pena gastar más tinta en el sunto. Por el contrario, sí vale la pena resaltar y aplaudir el gran trabajo de la opinión pública en la derrota del King Kong de la reforma.

Gracias a la denuncia certera de diferentes medios de comunicación y consecuentemente a la amplia participación ciudadana en las calles y redes sociales, se destapó un escándalo de grandes proporciones e inmenso daño para el país. Gracias a la constancia de periodistas, escritores y de muchos ciudadanos, el tema de la reforma a la justicia lleva en la cima de la agenda pública nacional más de una semana y, a pesar de haber sido hundida, creo que seguirá generando reacciones sociales. En un país en donde todo se olvida rápidamente y en donde abunda la polémica, genera sorpresa que el tema de la reforma a la justicia siga vigente y vibrante.

Lo anterior deja una lección clarísima para nuestros dirigentes políticos, sociales y empresariales: la lucha contra la corrupción es un tema de altísima prioridad para los colombianos y, así como infortunadamente dejamos pasar de largo temas tan polémicos y peligrosos como el marco para la paz, en cuanto a la corrupción hay cero tolerancia.

¿Qué pasaría si como sociedad nos movilizáramos de igual manera frente a tantas decisiones y políticas públicas que hemos dejado pasar de largo sin obstáculo alguno? Con seguridad viviríamos en una sociedad más justa, pues en este caso no hubo color ni tendencia política, la protesta fue unánime y en esto radicó su fuerza y efectividad.

Cabe destacar que en todo este proceso de protesta ciudadana no hubo disturbios ni violencia. Una amplia porción de la sociedad se manifestó pacíficamente opinando en los medios de comunicación, protestando pacíficamente en las calles y participando activamente en las redes sociales. El resultado: haber puesto contra la pared a los responsables de la reforma a la justicia y presionarlos hasta el punto de echarse para atrás y deshacer su decisión.

La sociedad colombiana ha dado un ejemplo de madurez democrática, ha ganado una batalla importantísima que demuestra nuevamente, como ha sucedido en otras ocasiones de nuestra historia, que cuando la gente se une en torno a una causa justa y se manifiesta unida con las armas de las ideas y los argumentos, la contienda se puede ganar. Alguna vez escuché decir que la indignación moral es la más poderosa fuerza motivadora en política, y en este caso, así fue.

Post Scriptum: En medio de la pésima imagen de la mayoría de nuestras instituciones públicas, las Fuerzas Armadas se mantienen sólidas y respaldadas por la inmensa mayoría de los colombianos. Felicitaciones.

@FedericoHoyos

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

FLOR DE LABIOS

Por JOHN JAIRO VILLEGAS RESTREPO
Publicado en El Colombiano el 30 de junio de 2012

La imagen de Santos está cayendo como la reforma a la justicia: punto por punto.

Ahora, Simón Gaviria dirá que no leyó la reforma porque ya conocía el final…

¿Y cuándo portará el país con una dosis mínima de justicia?

El Congreso trabaja sin descanso por la conservación de su patrimonio natural: el oraguntán.

En el país, los focos de corrupción son larga vida.

Adán: sujeto que según las escrituras solo tuvo ojos para una mujer.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

CULEBRÓN

Por MIguel Gómez Martínez
Tomado de KIEN&KE -29.06.2012

Lo sucedido con la reforma a la Justicia es el perfecto escenario para un pésimo guión. Cuenta con todos los elementos del culebrón del peor estilo. Hubo muchos malos actores posando, luego de ser desenmascarados, de tiernas ovejas. Está el que asumió el papel de rey de burlas, como el ministro Esguerra, que sigue insistiendo que la reforma era buena salvo por el detalle de promover la impunidad. Hay un papa florentino estilo Borgia que manipula todos los personajes y logra salirse con la suya pues ha creado tanta cizaña entre los actores que la trama termina concentrándose en las escenas y personajes menores.

El problema de este culebrón es que sucede en la realidad política colombiana. Más grave aún, se desarrolla alrededor de un tema vital para esta sociedad como es la administración de justicia. El problema más serio de Colombia es la impunidad y tuvimos la oportunidad histórica única de enfrentar este desafío con un proyecto estructural que le diera a la justicia su papel de promotor de la paz. Pero desde el principio, el Gobierno decidió conciliar y complacer a todos. Como era obvio el actor de reparto, Germán Vargas Lleras, terminó presentando un proyecto baboso y sin ninguna profundidad. Alertados de la mediocridad del guión, los actores menores entraron escena y convirtieron lo que había podido ser una obra maestra en una telenovela de la peor especie. Alargaron y estiraron los capítulos para que entraran todo tipo de protagonistas siniestros. Terminó siendo un lamentable espectáculo de mal gusto, peligroso para las instituciones del país.

Y luego, los mismos que convirtieron el guión en una opereta terminaron posando de salvadores de la patria y protestando por los papeles de malos que habían asumido. Con el cinismo llevado al extremo posaron de dignos engañados por el perverso director de la obra. Criticaron el guión, la escenografía, la música, los subtítulos, el vestuario, los diálogos, las luces y el sonido. Criticaron todo excepto su pésima actuación. Como actores de tercer nivel, los congresistas salieron a declamar poemas, rasgarse las vestiduras y llorar con lágrima postizas. Exigieron que la audiencia no los juzgase con dureza, que les dieran una segunda oportunidad y despotricaron de los críticos que no valoran sus escondidas virtudes.

En este proceso perdimos todos. Los actores demostraron su pésima calidad y la pobreza de su liderazgo. El presidente de la Cámara y el del Senado demostraron que para ejercer las dignidades no se requiere ni capacidad ni profundidad. Los espectadores chiflaron tan fuerte que la opereta tuvo que ser suspendido pues el escándalo era de talla mayor y amenazaba con convertirse en una asonada. Los actores intentaban culpar a otros por su lamentable desempeño. “Es culpa del autor” gritaban unos refiriéndose al que detrás de bambalinas observada el desastre. “El culpa del director” afirmaban otros mientras el ministro destituido no entendía lo que le estaba sucediendo. Y el público indignado exigía que los responsables de este bodrio pusieran la cara.

Como siempre sucede, el empresario no devolvió el dinero y los espectadores se fueron frustrados. La función concluyó lánguidamente mientras los actores como era de esperarse se salieron con la suya y esperan ansiosos que los contraten para otro culebrón.

representante@miguelgomezmartinez.com

twitter:@mgomezmartinez

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

#CONSTITUYENTE YA

Por: JOSÉ OBDULIO GAVIRIA | 6:01 p.m. | 26 de Junio del 2012 – El Tiempo

Hoy miércoles, el Ejecutivo y el Congreso, de consuno, suplantarán a la Corte para tumbar un acto legislativo ya aprobado legítimamente.

Hoy, miércoles 27 de junio, el gobierno de la U (Unasur chavista) consumará un delito de lesa Constitución. Y el régimen, a la manera de Goebbels, se empeñará en que todo se vea al revés. Querrán que Santos, el transgresor, aparezca como “padre y defensor de la Constitución”.

Dudo de que lo logren. A los Goebbels nunca les tocó lidiar contra el Twitter.

Santos le ha pedido al Congreso que den entrambos un golpe de Estado a la Corte Constitucional.

Según cierta jerarquía de normas aprobadas por el Congreso, hay un tratamiento distinto para establecer su inconstitucionalidad. 1) Es función de la Corte Constitucional “decidir sobre la constitucionalidad de los proyectos de ley que hayan sido objetados por el Gobierno como inconstitucionales”. 2) La Corte debe “decidir sobre las demandas de inconstitucionalidad que promuevan los ciudadanos contra los actos reformatorios de la Constitución”.

Subrayemos: 1) proyectos de ley objetados por el Gobierno; 2) reformas constitucionales demandadas por ciudadanos.

Santos ha propuesto al Congreso pasarse por la galleta a la Corte Constitucional; que el Ejecutivo y el Legislativo se arroguen la facultad de decidir si una reforma constitucional aprobada en ocho debates es exequible o inexequible. Mejor dicho, que simulen que la reforma de la justicia es una ley ordinaria. El presidente del Congreso ya mandó a decir que sí, que no hay problema. Los parlamentarios no son rencorosos; después de que Santos los llamó chanchulleros y tramposos, van a concurrir a sesiones extras ilegales y se comportarán como sus ‘sacamicas’ para que no los vuelva a llamar saca micos.

Hoy miércoles, el Ejecutivo y el Congreso, de consuno, suplantarán a la Corte para tumbar un acto legislativo ya aprobado legítimamente.

A pesar de aparentar lo contrario, Santos estará feliz con el Congreso. ¡Esos sí son amigos! Juntos matarán a la criatura legislativa en el propio vientre congresional (harán una sadomasoquista combinación de aborto con haraquiri).

A Santos le redactaron un proyecto de sentencia de inexequibilidad e inconveniencia del bodrio conocido como reforma de la justicia y él lo presentó en el Congreso como “objeción de inconstitucionalidad”. Es decir, Santos hizo las veces de demandante de inconstitucionalidad, y el Congreso hará hoy las veces de Corte. “Sentenciará” que sí, que el Gobierno tiene razón. Y ¡parte sin novedad!

¡Qué fiasco la reforma de la justicia! ¡Qué fiasco Santos y Vargas Lleras, sus promotores! ¡Qué fiasco los magistrados aferrados a prebendas! ¡Qué fiasco los parlamentarios que no saben lo que aprueban, o que, sabiéndolo, no son capaces de defender sus decisiones!

Todavía resuenan los ecos del inicial coro de aduladores de Santos.

¡Él sí tiene genuino respeto por los principios del Estado de derecho! ¡Santos sí respeta a las cortes!, decían. Estaban confundiendo contubernio con respeto. Ya todo el mundo quedó notificado de que a Gobierno y cortes les importa un comino una justicia pronta y cumplida. Las únicas sentencias que valoran son encuestas y sinecuras.

Como un niño caprichoso y veleidoso con un juguete, el Gobierno celebró jubiloso la aprobación cuasi unánime de la reforma y al día siguiente la tiró a la basura.

Santos es ‘listo’. Les quitó la materia prima a los del referendo revocatorio. No habrá nada que revocar. En materia de legislación sobre justicia pasaron dos años y estamos peor que antes. Pero, como la reforma sí es necesaria, porque hoy somos como una sociedad primitiva, en la que rige la ley del más fuerte, la única vía que nos queda a los colombianos para recuperar el derecho a una justicia pronta y cumplida será #ConstituyenteYa.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¡ARRIBA PRESIDENTE SANTOS!

De Jaime Ulloa – drulloa@une.net.co

(También conocido como “El cachaco risueño”, o “El farsante” o “El traidor”)…
USTED ES EL MEJOR!!

1) Arriba Presidente Santos, siga tramando al engañado pueblo que lo escogió.

2) Arriba Presidente Santos, la guerrilla otra vez en pleno accionar, secuestrando, asesinando y atentando contra la sociedad civil.

3) Arriba Presidente Santos, arrodillado ante los subversivos, permitiendo el protagonismo de nefastos personajes como Piedad Córdoba.

4) Arriba Presidente Santos, siga manipulando a su pueblo, como en el momento que ofreció vivienda gratis a los menos favorecidos, ardid utilizado para recuperar puntos de favorabilidad en las encuestas. Qué pueril fantoche…!

5) Arriba Presidente Santos, con su complacencia tuvimos una Fiscal General de la Nación como la Morales.

6) Arriba Presidente Santos, siga combatiendo la corrupción, pero sin tocar a sus fichas corruptas en el Congreso y en las Cortes.

7) Arriba Presidente Santos, con usted volvió la inestabilidad en los ministerios, para saciar el apetito burocrático de sus compañeros de gobierno y cumplir pactos por sus alianzas en época electoral.

8) Arriba Presidente Santos, siga dándose vitrina con el TLC, obra de su antecesor.

9) Arriba Presidente Santos, continúe creyéndose el cuento de que los buenos indicadores económicos son fruto de su gestión. Ja ja.

10) Usted es el mejor, Presidente Santos, el mejor remedo del triste gobierno de Betancur, de Pastranita, quienes gobernaban de espaldas al pueblo.

11) Usted es el mejor “nuevo mejor amigo” del bandido de Chávez, que tanto daño le ha hecho a nuestro país. Nadie cree en su inteligencia geopolítica, Presidente Santos, no se engañe.

12) Usted es el mejor ejemplo de cómo recibir un país en paz, y en escasos 2 años, regresarlo al miedo, al escepticismo, y al grave riesgo de perder confianza en los inversionistas extranjeros.

13) Usted es el mejor, en tratar de jugar estrategias de imagen, como cuando su Ministro de Hacienda propuso el IVA en algunos alimentos, y usted como el “gran salvador” salió en la prensa desaprobando tal propuesta (reconozca que el tema estuvo orquestado por usted, para cuidar los resultados en las encuestas de aceptación y favorabilidad). Usted da risa!

14) Usted es el mejor, en tratar -a cualquier costo- de pasar a la posteridad como un excelente presidente, como cuando en el actual Proyecto de Reforma a la Justicia introduce la figura de que cualquier decisión de negociación con la insurgencia solo se podría dar durante su gobierno, en ningún otro en el futuro.

15) Finalmente usted es el mejor tartamudo, el más detestable risueño, y el más ajeno a la realidad de su país.

SIGA ASÍ PRESIDENTE SANTOS. EL MISMO PUEBLO QUE LO ESCOGIÓ, PORQUE CREYÓ EN USTED, ES EL MISMO PUEBLO QUE ACTUALMENTE DESAPRUEBA ROTUNDAMENTE SU CARICATURA DE GOBIERNO. Y ES EL MISMO PUEBLO QUE SE ARREPIENTE DE HABERLO LLEVADO A LA MÁXIMA JERARQUÍA DE COLOMBIA.

(Si compartes mi opinión, pégalo en tu perfil, compártelo con los tuyos, y tratemos de lograr que sea masivo).

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

“Esta es una de las peores violaciones a la Constitución”, Jesús Vallejo Mejía

Jesús Vallejo Mejía
Catedrático – Exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia – El Colombiano 28 de junio de 2012

En teoría hay una violación crasa de la Constitución, tanto de parte del presidente Juan Manuel Santos al convocar al Congreso para estudiar unas objeciones que él no tenía atribución alguna para formular, como de parte del Congreso al entrar a debatir esas objeciones y satisfacer el pedido del Presidente.

Por eso considero que de parte y parte, hay una violación severa de la Constitución porque es un tema puramente formal. Con esto se le está otorgando a Santos, por presión suya y debilidad del Congreso, una atribución que la Constitución le negó expresamente. Aquí lo que se está creando es una tercera instancia en la producción del acto legislativo no prevista en la Constitución.

Además, hay un tema de enorme gravedad: la Constitución es explícita, el acto legislativo tiene que debatirse en sesiones ordinarias, en dos periodos sucesivos de una misma legislatura. El periodo de sesiones ordinarias de esta legislatura terminó el 20 de junio. Es decir, una decisión sobre un acto legislativo tomada con posterioridad del tiempo ordinario, es una verdadera extralimitación, esto daría pie para que al presidente Santos se le inicie un proceso penal por violación de la Constitución y a los congresistas que han participado en este atropello, se les hiciera lo propio.

Con respecto a los congresistas ellos también tienen en curso distintos delitos, pero ¿quién los investigaría, juzgaría y sancionaría?, pues nada menos que la Corte Suprema de Justicia. Desafortunadamente, esta reforma a la Justicia les otorgó a los actuales magistrados de las cortes una gabela escandalosa que fue la ampliación de sus periodos, por eso el que cumpla ocho años de funciones, podría ampliar su periodo otros 12 años más, es decir, estaría durante 20 años en la corte.

Esta es una de las peores violaciones a la Constitución que yo he presenciado en toda mi vida. El camino era el de la promulgación, ahí no había más remedio. Lo que están haciendo el Presidente y los congresistas es desquiciar la constitucionalidad, las instituciones en manos de Santos se volvieron un juego de naipes con cartas marcadas.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized