Archivo mensual: agosto 2014

De Francisco Galvis: MORIR DE PLÉTORA

Contrapunto
29.08.2014

Morir de plétora
Francisco Galvis Ramos

De un preámbulo y trescientos ochenta artículos consta la Constitución Política de Colombia. En un preámbulo, siete artículos y veintisiete enmiendas está consignada la de los Estados Unidos de Norteamérica. Aquella data de 2001 y ésta de 1787.
Si el dato no les dice nada, a mí sí, comenzando porque mientras más añejas las constituciones, más respetadas, menos ultrajadas.
La de Colombia está cargada de cuanta adiposidad dispusieron consignar los constituyentes y posteriores reformadores, parecidas a las barrigas de esos señores gordos, muy gordos, que en lugar de músculo acumulan mugre manteca o empella que llaman los carniceros. La de USA es frugal, de abdomen plano, como les gusta a ciertas recamadas damas.
Hagamos de cuenta el gordo y el flaco.
El tamaño de las constituciones da buena cuenta del grado de desarrollo o subdesarrollo de las naciones, de las sociedades, de los Estados. Colombia, con una Carta extensa excedida en minucias propias de los meros reglamentos, pertenece al tercer mundo, con todo lo que ello implica en atrasos y tensiones. Y USA, con una tan dramáticamente breve y sencilla, encabeza el primer mundo, abundante y líder.
Escueto, el rico Epulón y el pobre Lázaro.
Las Constituciones de los países del trópico son un catálogo de fórmulas foráneas trasplantadas de más acá y de más allá, abiertamente reñidas con la idiosincrasia de los propios pueblos y, a partir de allí, vienen las migrañas para las que parece no haber cura por lo pronto. Esas que llaman reformas políticas no son otra cosa que la adecuación normativa a los pasajeros afanes partidistas, cuando no al interés personal de los constituyentes.
Las nuestras son Repúblicas aéreas diseñadas para extraterrestres y no para las personas de carne y hueso que las habitamos.
Hay otras Constituciones ejemplares: las de Gran Bretaña, Nueva Zelanda e Israel que pertenecen a la categoría de las no escritas.
Por otro aspecto se le hizo agua la boca al espurio, y no se atoró, para contarnos en su rendición de cuentas que en los cuatro años del primer mandato se aprobaron y sancionaron 311 leyes, o sea a un promedio de 77.75 por año. Eso, lejos de ser motivo de orgullo llama a la preocupación porque hay allí mucho bagazo, leyes de honores y tantas otras pendejadas que merecen rejones de castigo para los señores legisladores. Muy pocas leyes útiles si se aplicaran.
País santanderista este, agobiado de ordenanzas. Vamos a morir de plétora.
Congreso admirable sería aquel que se dedicara con juicio a examinar la legislación que viene de atrás y que derogara lo que resulte inútil, necio, inocuo o traido de los cabellos.
Tiro al aire: pareciera que para Álvaro Forero Tascón, comentarista de Voz Populi Blu, todas las fallas del gobierno infalible solo fueran atribuibles al Mono de la Pila y a la Loca Margarita, menos al gobierno.

https://contrapuntomedellin.wordpress.com
contrapunto.medellin@gmail.com
@franjagalvis @forotw

Este artículo se puede reproducir libremente por cualquier medio.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Francisco Galvis: SE ACABAN LOS VOTOS DE CARNE Y HUESO

Contrapunto
19.08.2014

Se acaban los votos de carne y hueso
Francisco Galvis Ramos

Los autores de aquellos famosos fraudes electorales que en el pasado se denominaron chiriguanazos, en honor a aquel pueblo del Magdalena donde se dieron, resultan ahora unos amaters, unos aficionados ramplones.
Resulta que me quedó dando vueltas en la cabeza una parte de la intervención del senador Jaime Amín en la sesión del pasado 22 de julio, en la que relató resuelto que en cierta concurrida concentración electoral de Barranquilla hubo presencia de muchos votantes en la elección de congresistas, menos en la primera vuelta presidencial y muchos menos todavía el día de la segunda vuelta.
La pregunta, entonces, es de dónde salieron tantísimos votos en aquel lugar por el candidato Santos en la segunda vuelta. Siendo que la nota fue la ausencia de votantes físicos, según entendí, fuerza entonces concluir que tal abundancia de sufragios brotó de las entrañas de la tierra, de la misma manera que aparecen por arte de birlibirloque en la vecina Venezuela a la hora de escrutar para empoderar mandatarios espurios.
La tecnología terminará por acabar con los votos de carne y hueso que, como en Barranquilla y otros lugares seguramente, ya se están acabando. De una cosa estemos seguros, que a poco no habrá de necesidad de votar porque otros lo harán por nosotros desde terminales de computadores. La democracia estafada a extremos antes inimaginables.
A mí no me vengan con la historia de que el software electoral esté hecho a prueba de intromisiones porque al parecer no lo es. Todos los programas en el mundo, sean de la naturaleza que fueren, no están elaborados a prueba de vulneraciones. Por ejemplo, vean no más los de los bancos de cuyas cuentas son extraídas sumas considerables de dinero y ni se dan cuenta, o acatan tarde cuando ya para qué.
Dicen los interesados que las elecciones presidenciales fueron tan puras como las aguas que cristalinas bajan de los páramos y así podrían pasar a la historia mal contada porque hasta el presente nadie se dio a la tarea de investigar para establecer un fraude electrónico no del todo descartable.
El senador Amín de Centro Democrático sin querer queriendo, o queriéndolo, de manera formidable dejó un mensaje subliminal que al menos yo, que suelo leer y escuchar entre líneas, capté al instante y no lo podría dejar pasar en los lomos de nuevos acontecimientos rumbo al olvido.
Tiro al aire: ya lo dije en Tuiter, que la Democracia colombiana se estaría buscando unas merecidas vacaciones para ser purgada de tanta fetidez.

https://contrapuntomedellin.wordpress.com
contrapunto.medellin@gmail.com
@franjagalvis @forotw

Este artículo se puede reproducir libremente por cualquier medio.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Marta Lucía Ramirez sobre la reunión con el presidente Santos.

Comunicado 71 del 02.08.2012 de Marta Lucía Ramírez a raíz de la reunión a la que fue invitada por el presidente Santos.

Con ustedes seguiré trabajando por Colombia.

En la tarde del jueves atendí la invitación que a través de la Dra. Ma Lorena Gutiérrez me formuló el Sr presidente Juan Manuel Santos.

El jefe de estado me manifestó su interés en compartir conmigo el estado en que se encuentra el proceso de paz con las farc y su deseo de escuchar los planteamientos que al respecto hice durante la pasada campaña presidencial y me manifestó que oirá en igual sentido a un grupo reducido de personas.

Además de agradecer su deferencia, tuve la oportunidad de manifestar al Sr Presidente, que tal como lo señalé durante los últimos dos años ,considero que para continuar el proceso debe exigir cuanto antes a la guerrilla aceptar las condiciones mínimas que tanto el derecho internacional humanitario como el respeto a la dignidad humana indican.

Mantener un dialogo a término indefinido mientras reclutan menores , colocan campos minados, atentan contra la población civil mediante acciones terroristas , dañan de manera irreparable el medio ambiente y los afluentes de los ríos y ejecutan soldados y policías , no da señales del compromiso con la paz que merece el pueblo colombiano, sino muestran una capacidad de barbarie y crueldad que difícilmente les ganará el perdón de las víctimas de las farc y jamás les traerá el apoyo político de los colombianos, sin importar qué se negocie al respecto. Le expresé mi convencimiento de que la conclusión exitosa del proceso de paz requiere que esos 7 millones de colombianos que no votaron su reelección, tengan a través de quienes los representamos en la pasada campaña, la seguridad de que sus temores y planteamientos serán tenidos en cuenta en la búsqueda de la paz.

Reiteré al Sr Presidente que mi compromiso es servir a Colombia y que represento a esos 2 millones de conservadores y de colombianos del común que me dieron su voto en las pasadas elecciones por nuestras propuestas, nuestro compromiso de luchar por una paz con justicia, seguridad, desarrollo económico y condiciones humanitarias.

Mi compromiso lo pondré como siempre al servicio de Colombia, a pesar de mi desacuerdo por la estrategia y medios que se utilizaron para impedir nuestra candidatura presidencial.

Mi presencia en dicho encuentro la aproveché para reiterar al presidente de la república la importancia que tiene el partido conservador como la necesidad que tiene la democracia colombiana de tener en nuestro partido una verdadera opción de poder en cuatro años y ahora para las elecciones territoriales puesto que los desafíos de Colombia son enormes. Por ello le solicité guardar el respeto debido por nuestro partido y mantener la interlocución con el mismo a través del Dr.Omar Yepes su Presidente y por ende, su máxima jerarquía institucional.

No es cierto que haya habido alguna insinuación de participar en su gabinete ni en mi caso la hubiera considerado pues sería faltar a la coherencia luego de las críticas y disenso que exprese en la pasada campaña presidencial.

Seguiré trabajando por Colombia procurando fortalecer el partido conservador y ganarla la confianza de sus bases y del pueblo colombiano así como mejorar la capacidad de trabajo conjunto con nuestros congresistas. El conservatismo es la garantía para evitar que Colombia llegue a caer en las manos del populismo como lamentablemente les ha sucedido a tantos países de América Latina.

Marta Lucia Ramírez

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized