Archivo mensual: octubre 2012

¡Atención! NUEVA QUEJA DISCIPLINARIA CONTRA SERGIO FAJARDO.

GOBERNADOR SERGIO FAJARDO CELEBRÓ CONTRATO DE CONCESIÓN MINERA CON EL ESPOSO DE SU SECRETARIA DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA, BEATRIZ ELENA WHITE CORREA.

El Gobernador de Antioquia Sergio Fajardo fue denunciado ante la Procuraduría General de la Nación y otro tanto se hará ante la Fiscalía General de la Nación, una vez cese el paro judicial, por la celebración el 29 de julio de un CONTRATO DE CONCESIÓN MINERA en el municipio de Santa Rosa de Osos con el señor Manuel Antonio Mesa López, esposo de la actual Secretaria de Participación Ciudadana y Desarrollo Social del Departamento Beatriz White Correa, incurriendo presuntamente con ello en delitos y faltas disciplinarias que se encuentran ya a estudio por las autoridades. Con sus conductas el Gobernador Sergio Fajardo y sus Secretarias de Minas y de Participación Ciudadana, posiblemente violaron el régimen de inhabilidades e incompatibilidades y constituirían por ende delitos y faltas disciplinarias previstos por la normatividad vigente.
En las denuncias se destaca la violación de las normas de transparencia que imponen a los funcionarios públicos la obligación de salvaguardar la moralidad pública y el respeto al régimen de inhabilidades establecidos en la Constitución y en las normas vigentes, cuando a través de contratos buscan favorecer económicamente a familiares o cónyuges de sus subalternos que ejercen cargos de directivos como es el caso de la Secretaria de Participación Ciudadana. Todo esto es mucho mas grave cuando esta concesión otorgada por Sergio Fajardo es por un período de treinta años, con las consiguientes implicaciones económicas y comprometiendo recursos patrimoniales del Estado por ese término.
La queja presentada contra el Gobernador Sergio Fajardo y dos de las Secretarias del despacho, que consta de 9 folios y está suscrita por el abogado Jaime Alberto Cárdenas Restrepo, fue acompañada del contrato suscrito entre el gobernador Fajardo y el señor Manuel Antonio Mesa López, esposo de la Secretaria de despacho Beatriz White Correa, lo mismo que de la publicación del contrato en la página web de la Gobernación de Antioquia y copia de la publicación del registro de dicho contrato en el Registro Minero Nacional.
En la Procuraduría General de la Nación cursan tres quejas disciplinarias adicionales en contra del gobernador Fajardo: una propuesta por el ex gobernador Luis Alfredo Ramos Botero, que se encuentra en período probatorio, y dos por el abogado Francisco Galvis. Como se recordará este último fué quien logró que la Procuraduría ordenara la destitución del ex alcalde Alonso Salazar Jaramillo y que lo inhabilitara por doce años para ejercer funciones públicas.
Medellín, 31 octubre de 2012
Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Jesús Vallejo Mejía, LA MALA HORA DE SANTOS

Pianoforte: comentarios sobre temas de actualidad, polìticos, sociales, religiosos, etc.
martes, 30 de octubre de 2012 / Vía .@alvarouribevel

Según escribió Armando Benedetti en Twitter, hay que entender que Santos en su discurso ante la asamblea de la U solo pretendió defenderse del abucheo que sufrió de parte de sus malquerientes el pasado domingo.

Todo parece indicar que cambió su libreto después de enterarse del discurso de Uribe, del rechazo a la propuesta de apoyo a su plan de paz con las Farc y del clima adverso que en contra suya reinaba en el recinto. Y como no tenía un discurso alternativo escrito, decidió improvisar, como si la facilidad de palabra y el autocontrol fueran cualidades suyas.

Pues bien, al hacerlo incurrió en dos gravísimas equivocaciones, pues reaccionó dando muestras de que estaba descompuesto y no midió el alcance de lo que estaba diciendo.

El presidente Ospina Pérez, que era muy sabio, aconsejaba no tomar decisiones con rabia, pues generalmente de ellas hay que arrepentirse después, tal como le debe de estar sucediendo ahora a Santos con lo que de mala manera dijo en esa ocasión tan poco feliz para él.

Otro presidente sabio, Lleras Camargo, nunca improvisaba sus discursos, pues tenía clara consciencia de su responsabilidad no solo ante sus oyentes, sino ante el país y, desde luego, ante la historia. También hoy Santos debe de estar lamentando el haber dado rienda suelta a su poco atinada locuacidad en momentos en que toda Colombia estaba pendiente de sus palabras.

Ofuscado por su indignación, resolvió acusar a Uribe de prepararle una emboscada con sus partidarios. De ahí su queja sobre el arma oculta bajo el poncho y la acusación a su rival de comportarse como un “rufián de esquina”.

Acusar a Uribe de propinar golpes bajos a mansalva, es no conocerlo.

Por supuesto que tan desmedida imputación estaba condenada a caer en el vacío, habida consideración no solo de la personalidad y los antecedentes de Uribe, sino de las condiciones morales del propio Santos, que sí es dado precisamente al golpe artero, tal como lo pueden aseverar, entre muchos otros, Noemí Sanín, Luis Carlos Restrepo y, según dicen, el contra-almirante Arango Bacci.

Esa infame acusación de Santos contra Uribe fue torpe a más no poder, pues muchos recordaron de inmediato que estaba repitiendo con otras palabras lo que precisamente le achacó a él Luis Carlos Restrepo al hablar del fino caballero que bajo la manga guarda el puñal para clavarlo a traición. Olvidó, pues, que en casa de ahorcado no se mienta la soga.

Lo peor fue el lenguaje que utilizó para referirse a Uribe, al calificarlo como “rufián de esquina”.

Yo creo conocer algo de la historia del debate político en Colombia y no recuerdo que un presidente en ejercicio se hubiera referido a un contradictor suyo en términos tan ofensivos y de tan baja estofa.

Esta vulgaridad en el lenguaje es, en realidad, habitual en Santos, quien no ha ahorrado epítetos ofensivos para referirse a sus opositores: “perros”, “tiburones”, “mano negra” y algotro más.

Esta tendencia al insulto barato les ha hecho pensar a no pocos observadores que quizás la muy buena amistad que Santos tiene con Chávez ha incidido en el deterioro de su lenguaje, por aquello de que “al que entre la miel anda, algo se le pega”.

Bien se dice que la ausencia de razones induce la hipertrofia del lenguaje.

El discurso de Uribe fue demoledor por los hechos que expuso y las consideraciones que con base en ellos puso de manifiesto. Desde luego que no le faltó ironía, pero esta es manifestación de inteligencia a la que debe responderse con igual finura. Pero esta no es virtud del modo cómo se expresa Santos, que carece de la donosura que exhibía a raudales su tío abuelo, Eduardo Santos.

No obstante sus limitaciones en materia de expresión, Santos habría podido lucirse si hubiese tomado punto por punto las glosas que le formuló Uribe, mostrando la inexactitud de los hechos en que se basó o la improcedencia de sus razonamientos. Pero estaba enardecido, y un cerebro calenturiento no acierta a dar pie con bola, como se dice en el argot de los futbolistas.

Santos puede exhibir como trofeos las cabezas de los dirigentes de las Farc que ordenó “ejecutar”, según confesó en Kansas, pero hay unos hechos contundentes que muestran los retrocesos en materia de seguridad bajo su gestión. Uribe mencionó algunos de ellos, pero Santos no se dignó refutarlo, tal vez porque ni siquiera los conocía.

Si Santos siguiera la cuenta de Twitter que abrieron unos suboficiales y soldados que están muy descontentos con la situación del ejército, tal vez no se habría atrevido a poner como ejemplo de la alta moral de la tropa el de su hijo Esteban, al que ya graduó de Lancero y, según se dice, está preparando viaje para el Sinaí.

Santos se jacta de la normalización de sus relaciones con Chávez y con Correa, pero no explica el precio que ha pagado ni los riesgos a que está sometiendo al país en su trato con esos “nuevos mejores amigos”.

Por ejemplo, se ha tenido que tragar el sapo de la presencia pública de los jefes de las Farc y el ELN en Venezuela, sin decir ni mu, y ha salido a elogiar a Chávez como factor de estabilidad en la región, cuando a las claras no lo es, o a defender ante el mundo a la dictadura cubana, para escándalo de los demócratas que piden a gritos libertades para los perseguidos políticos en esa isla-prisión.

¿Qué diría Eduardo Santos si hubiera visto a su sobrino rompiendo lanzas en favor de dictadores caribeños, él que combatió con denuedo por el régimen de libertades y democracia en América Latina y desheredó a Enrique Santos Castillo por su apoyo a la causa franquista?

A Eduardo Santos se lo recuerda como adalid de la libertad de prensa en el continente.

Dio preciosísimos testimonios de dignidad y coherencia con sus ideas al enfrentarse al dictador Rojas Pinilla cuando en un arranque de arbitrariedad clausuró “El Tiempo”.

Y fue precisamente a raíz del homenaje que le ofrendó Alberto Lleras en el Hotel Tequendama cuando la opinión nacional se galvanizó contra los atropellos de Rojas y comenzó el imparable proceso de su caída. El verbo incandescente e inerme de Lleras tocó a somatén para incitar a la resistencia contra el tirano.

¡Qué vergonzoso contraste el que marca con su tío el Santos de hoy que trata de silenciar a los que se atreven a criticarlo, bien sea a través de la mezquina “mermelada” de que habló con obscenidad su exministro Echeverry, ya por obra de la presión ejercida por empresarios poco avisados que le prestan el servicio de forzar la salida de prestigiosos periodistas , tal como ocurrió con Ana Mercedes Gómez o su primo Francisco Santos!

La furia presidencial se desató sobre todo por las críticas que se han formulado en torno de sus volteretas y del proceso de diálogo con las Farc.

Hay muchísimos ciudadanos que consideran, yo creo que con muy buenas razones, que Santos los traicionó al seguir una líneas de acción política que estiman incompatibles con sus promesas de campaña.

En su prepotente fatuidad, Santos cree que de un plumazo les puede tapar la boca diciendo que no es así y que lo que está haciendo fue lo que se comprometió a realizar en el gobierno. Es la torpe estrategia del esposo infiel al que sorprenden con su amante: ¿de quién me hablan?¿en dónde está que no la veo?

Atando cabos, yo he llegado a la conclusión de que Santos se hizo elegir con una agenda oculta que por supuesto no les dio a conocer a sus electores. Pienso que ya desde la campaña misma andaba con la idea de entenderse con Chávez y con las Farc, así como la de reunificar a los liberales y entregarles el poder. Pero, si lo hubiera dicho, habría perdido las elecciones.

Es difícil encontrar en el DRAE palabras distintas de las de engaño, traición y otras semejantes, no menos duras, para calificar estos hechos. La gente de la calle no es muy sutil en el empleo del lenguaje y por eso trata a Santos con los más hirientes epítetos. El de Judas es suave si se lo compara con otros que se oyen por ahí.

Santos se declara ofendido por ello, pero desafortunadamente para él, resulta difícil convencer al colombiano de a pie de que no le pagaron el voto que en su favor depositó ingenuamente con un “paquete chileno” o lo que “El Nene del Abasto” llamaba el “cambiazo de Paco”.

No dejan de llamarme la atención los candorosos empresarios que salen a menudo, con libretos al parecer prefabricados, a aplaudir las iniciativas de Santos, pues pienso que no están dando buen ejemplo. En efecto, si en el mundo empresarial uno obrase con semejantes dosis de disimulo, para decirlo con un eufemismo, no podría hacer carrera, ya que de entrada suscitaría desconfianza.¿Por qué les piden entonces a las comunidades que crean en quien se hizo elegir probablemente con maniobras engañosas?

Sugiero a mis lectores que busquen en “El Tiempo” de ayer el excelente artículo que escribió Oscar Iván Zuluaga para justificar su escepticismo acerca de los diálogos que Santos ha iniciado con las Farc.

Al igual que muchísimos colombianos de buena voluntad, Zuluaga piensa que la paz es algo de suyo deseable, pero no del modo como pretende logarla Santos. Y lo mismo dijo Uribe en su discurso del domingo, con vehemencia, sí, pero también con sobra de razones.

Santos, en lugar de esmerarse en rectificar las apreciaciones de sus críticos, responde con agravios y baladronadas. No en vano lo llaman en Twitter “Santinflas”. Y, viéndolo el domingo pasado, no pude dejar de asociarlo con “El Siete Machos” que interpretó hace muchos años el histrión mexicano.
Santos cree tontamente que con hablar de que él representa el futuro la gente le va a extender un cheque en blanco para que gire sobre él como a bien tenga. Y asevera de modo irresponsable que, si fracasa el diálogo con las Farc, solo él sufrirá las consecuencias y al país no le va a pasar nada, cuando ya le están ocurriendo cosas muy graves y, según amenazan las propias Farc, las peores están por venir.

Yo he venido alertando en Twitter sobre los graves precedentes que se derivan de la concepción que tiene Santos acerca del juego político y el manejo de la institucionalidad.

Es mucho lo que tengo que decir al respecto.

Me limitaré por lo pronto a pedirles a mis lectores que abran la Constitución y lean el artículo 127, en la parte que dice que en general los empleados públicos sólo podrán participar en las actividades de los partidos y las controversias políticas “en las condiciones que señale la ley estatutaria”.

Como esta ley no se ha dictado, parece claro que Santos y la brigada de funcionarios que se hicieron presentes en la asamblea del Partido de la U el pasado domingo violaron la perentoria prohibición constitucional acerca de la participación en política.

Ahí le queda, apreciado Procurador Ordóñez, una buena tarea.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

De Carlos Lopera Pérez: CLARO, SOMOS BOBOS

Por CARLOS LOPERA PÉREZ | Publicado en El Colombiano de Medellín el 31 de octubre de 2012

Observaba descrestado cómo a un grupo de “creativos” senadores, que olvidando que en el mundo existen los representantes legales de las empresas, se le ocurrió la “macondiana” idea de citar al Congreso al hombre más rico del mundo, el mismo Carlos Slim , dueño de la empresa de telecomunicaciones Claro.

No salía de mi asombro, cuando a una cuadra un “ingenioso” concejal de Bogotá prendió una bandera de la empresa Claro para protestar por los “abusos” monopólicos a los que el magnate somete a sus clientes de la telefonía celular.

Menos mal yo no estaba en el sitio, pues tengo tanta bronca, que de la rabia, seguro me habría bañado en gasolina y me habría prendido fuego, con el concejal y la bandera incluidos.

Mi rabia no es con Claro ni con Carlos Slim. Mi rabia es conmigo mismo por elegir a ineficientes para que le compitieran y regularan a Claro. Carlos Slim y Claro solo se aprovecharon de mis torpezas y las de millones de colombianos.

Al igual, hoy existe Claro. Hace 20 años existían otros monopolios peores que Claro.

En ese entonces, los colombianos éramos dueños de monopolios como Telecom, EPM, Emcali y ETB, que en vez de entregarnos utilidades por ser sus dueños, nos cobraban un riñón por un teléfono fijo y nos hacían esperar años para instalárnoslo.

En 1994, el Gobierno le adjudicó a seis empresas la operación de la telefonía celular en Colombia.

Parte de esas empresas eran en ese entonces de Telecom, EPM, Emcali y ETB, es decir, de nosotros los colombianos.

Como somos bobos para los negocios, no invertimos para hacerlas crecer y se las vendimos a Comcel (ahora Claro) y a Telefónica.

Cuando salimos a vender nadie quemó banderas de Comcel ni citó a Slim al Congreso. Como somos bobos, vendimos las empresas de telefonía celular, es decir, las compañías que tenían futuro.

En ese entonces, los concejales de Medellín, Bogotá y Cali no dejaron vender los huesos, es decir, las empresas de telefonía básica.

Slim sabe que los colombianos somos bobos y que estamos empeñados en estrenar celular cada año, así no dejemos plata para pagar los minutos.

Slim no tiene la culpa que nuestro ente regulador sea bobo y no le impida cobrar los teléfonos que pensamos que son gratis o baratos, revueltos con los minutos.

Nuestras empresas monopólicas de hace 20 años ahora son pequeñas y perdieron las economías de escala para competirles a las de Slim.

Como no sabemos regular para evitar los monopolios y somos bobos para los negocios, es preferible venderle a Slim nuestras compañías de telecomunicaciones, antes de que pierdan más valor y no den para pagarles a los concejales y ni a los senadores.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Diego Mora, EL DISCURSO RUFIÁN

Por DIEGO MORA | Publicado en El Colombiano de Medellín el 31 de octubre de 2012

La Convención del Partido de la U sirvió, entre otras cosas, para ratificar lo que muchos venimos sosteniendo en diferentes espacios desde hace algunos meses (casi dos años): el Presidente Juan Manuel Santos es populista. En muchos espacios también hemos sostenido que el expresidente Álvaro Uribe es un estadista, un hombre de patria.

Veamos…

Mientras Uribe leyó un discurso preparado, coherente, perfectamente conectado y en el cual demostró, nuevamente, que conoce, le preocupa, le duele y que seguirá trabajando desde cualquier “esquina” por el país; Santos acudió, como ya es su costumbre, a los eufemismos para desacreditar las posturas y la obra de su predecesor, el cual les recuerdo fue el artífice de que hoy en día sea Presidente de Colombia.

Uribe y las personas que comparten sus posturas, después de ser: mano negra, idiotas útiles, tiburones y perros; hoy son denominados como “rufianes de esquina”.

Además Santos criticó la férrea posición del expresidente respecto del proceso de negociación con el grupo terrorista de las Farc (para Santos son alzados en armas) y dijo “no comparto que vengan a rasgarse las vestiduras y debajo del poncho se prepare una puñalada contra la colectividad”, refiriéndose a la idea que ronda en el ambiente de conformar un nuevo partido.

Cometió un gran error, otro más, el Presidente Santos: personalizar sus desacuerdos y hacerlo en la asamblea del partido político que lo llevó al poder. Además su discurso estuvo lleno de contradicciones, pues de entrada expresó: “No vengo aquí a un pugilato”, pero sus palabras demostraron lo contrario. Uribe criticó, con conocimiento de causa, con ideas, con aportes claros que beneficiarían al país y manteniendo su coherencia, pues está claro que el actual gobierno le otorgó más importancia al diálogo con las Farc que a la seguridad, buscando una “paz” con claros visos de impunidad.

¿Ese era el discurso inicial de Santos o lo cambió después de escuchar el de Uribe? Si era el inicial, le queda muy mal a un Presidente que habla de paz, emitir ante sus copartidarios y ante el país, un discurso lleno de odio y además que deja en evidencia su deslealtad. Si cambió sobre la marcha, se ratifica su incoherencia y que Uribe le pone la agenda, además que prefiere las disputas al debate de ideas. ¡Chao karma…

Por último: ¿quién ganó después de estos dos discursos?

Primero, el país, porque sigue abierto el debate, fundamental en las democracias.

Segundo, Uribe, que con su postura de estadista demostró una vez más que le cabe Colombia en la cabeza, algo que para un enceguecido Santos, es una misión imposible.

@DiegoMorita

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Efraín Gutiérrez Zambrano, LA INICIATIVA

Para pensar
INICIATIVA
Tomado de Secretos de los Triunfadores de Efraín Gutiérrez Zambrano.

La iniciativa es prima de la simpatía y hermana gemela de la laboriosidad. Exige la oportunidad y agilidad en el hablar y en el actuar. Para desarrollarlas se debe alimentar la mente por medio de la lectura, la discusión e intercambio de ideas. Mas es imposible el enriquecimiento intelectual sin el cultivo de la tolerancia y el respeto a nuestros contradictores.

Para quien tiene iniciativa es posible hacer ya lo que muchos piensan realizar más tarde. Es digno de admiración aquel a quien no es necesario decirle cuanto debe realizar y que practica el refrán: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.

No debe confundirse la iniciativa con la improvisación. Entre los muchos secretos de los triunfadores está el aprender a planear. Los hombres más célebres idearon, planearon y realizaron. Pensaron con ecuanimidad, es decir, dieron el justo valor a sus ideas. Se anticiparon al futuro y asumieron los riesgos porque sabían que el éxito es consecuencia de la planificación; y el fracaso, de la improvisación.

La iniciativa es cortejada por la osadía y la decisión. Pero el ser humano no se lanza si la necesidad no es su mejor acicate. El hambre lo lleva a sembrar si la paciencia y la esperanza lo asisten. La sed de conocimiento lo hará estudiar, si desde la infancia cultiva el amor a la verdad que halla entre las cosas y los libros. Las necesidades rondan al hombre como los tiburones al náufrago. Hay quienes con alegría e iniciativa las enfrentan y hacen de temores y ansiedades sus motivaciones. Con el paso de los años, ríen, cantan y lloran. Pero para los triunfadores las lágrimas son valiosas perlas que sólo hallan cuando se reflexiona bajo las aguas del mar de la experiencia.

Otros, por el contrario, huyen sin poderse librar de sus necesidades insatisfechas. La abulia se apodera de aquellos seres humanos que terminan en el abandono como piltrafas. Nada les importa. La vida para ellos, no tiene luces ni colores. Sienten sobre el alma el gran peso de su sombra.

Todo día trae un nuevo sol y cada noche nos regala el sueño. Todo hombre tiene el poder para resplandecer, pero de su voluntad depende hacer de su vida un sueño realizado o una pesadilla sin fin.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Francisco Galvis: ¡TRES MIL MISERABLES DÓLARES!

Contrapunto / Por Francisco Galvis Ramos
En Twitter @franjagalvis

Lo que vale la virginidad de un hombre y eso que en subasta pública: 3.000 miserables dólares, en tanto que la virginidad de una dama alcanzó la suma de 780 mil dólares.

La puja la realizó un canal de televisión australiano. De ella se sabe que es brasileña y no tan garota, pero con cierto atrayente aroma.

Del muchacho nada adicional se ha dicho y bien podría tratarse de un seminarista hasta ese día de saco apretado y fajo de cerdas punzantes a la cintura.

De la que se perdieron por tempraneras las prepagos que revolotean por hoteles y bares de postín quienes, a lo sumo, podrían entrar en licitación a título de segundas de primera.

Se me ocurre que estas no alcanzarían ni la mitad de la abultada cifra, dados los castigos y depreciaciones a que se verían sometidas por el uso en mil batallas comprometidas.

Y hay otras que ni la mitad de la mitad y son aquellas que ya casi cincuentonas costean reparaciones allí donde la naturaleza manda, entre ellas el achicamiento de la puerta de toriles.

Vaya si es cierto que sufre más el velón que el dueño de la olla. Ahora el fiscal general del Brasil, Joao Pedro de Saboia, solicita se le abra investigación penal a Catarina Migliorini, que así se llama la nueva rica.

El arrebatado funcionario destaca que la señorita de 20 años estaría incurriendo en “tráfico sexual” y pide “que no se permita que se concrete el delito”, por lo que pide su deportación.

Ahora, si el fiscal Saboia estima que Migliorini está en trance de ejercer la prostitución, lo que debería hacer sería poner un ejército de fiscales a la entrada de moteles y pensiones.

No habría otra manera, aunque ineficaz, para perseguir en caliente la profesión más antigua del mundo, como de siempre se la ha denominado, que devolviendo los clientes a las puertas de aquellos hospicios.

Estemos atentos porque aquel acto se consumará en un vuelo entre Estados Unidos y Australia, de donde le será difícil al fiscal general Saboia imputarle cargos a la señorita Migliorini y al sátiro japonés ganador de la subasta.

Restaría aconsejar a la pareja para que no consume el acto sobre espacio aéreo colombiano, porque se les sube al avión el ministro de Hacienda a recaudar el IVA del 16%, por parecerle similar al servicio de salud prepagada.

Tiro al aire: como reza el dicho, Migliorini podría proclamar: “lo que se ha de empeñar que se venda.”

contrapuntomedellin.worldpress.com

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Santiado Cárdenas, POLÍTICOS EN LA WEB

Políticos incursionan en los portales de información especializada

Por Santiago Cárdenas H. | Medellín | Publicado en @elcolombiano el 29 de octubre de 2012

Varios políticos de la escena nacional, entre ellos Horacio Serpa con el portal Ola Política, Juan Lozano en Ojalá y José Obdulio en Pensamiento Colombia, incursionaron con portales especializados (verticales), dentro de la modalidad 2.0.

“Ola Política es una publicación virtual destinada al análisis de la información política que se produce en Colombia”, indican en http://www.olapolitica.com. Y agregan que hace “seguimiento periódico a la información, con análisis de los hechos y consultando todos los puntos de vista posibles”.

El portal dirigido por Horacio Serpa, con más de 700 seguidores en Twitter, tiene el mismo esquema de un portal web de tipo informativo pero con opiniones nacionales, internacionales, regionales, económicas, políticas, columnistas, caricaturistas y todo un equipo periodístico, entre editores, jefe de redacción, consejo editorial y una sala de redacción de practicantes.

“Es una idea que tenía desde hace varios años, a raíz de que empecé a darme cuenta de la importancia de la comunicación virtual. Pero nunca la pude concretar, se metió entre mis asuntos la Gobernación de Santander, me fui pero ahora que regresé reviví la idea”, afirmó Horacio Serpa.

Y agregó “me di cuenta que había muy buenos medios virtuales, unos los de los periódicos y las revistas de papel y otras como la Silla vacía y Kien&Ke, pero no había ninguna publicación esencialmente política, que se dedicara a comentar y debatir lo político, y ahí nació la Ola Política, una publicación subsidiada por 100 personas conocidas mías”.

Columnistas de la talla de Alfonso Gómez Méndez, Alejo Vargas Velásquez, José Gregorio Hernández y Amylkar D. Acosta, hacen parte de este proyecto del exministro y excandidato presidencial.

“Me reuní con tres o cuatro amigos y empezamos a trabajar. Armamos la revista que termina los 28 días de prueba este martes, que le hacemos la presentación formal”, indicó Serpa.

Sobre la dinámica de la página comentó que “no son esencialmente noticias, sino comentarios, análisis y reflexiones. Tenemos una sección que llamamos la Última Ola, como decir las últimas noticias, en las que anunciamos solamente los titulares, no profundizamos en noticias, somos especialmente un medio de análisis”.

“Tenemos un contrato con una empresa que nos construyó la página y que nos da mantenimiento. Tenemos un webmaster y hay dos periodistas de planta y dos personas más que nos ayudan. Hemos invitado a unas personas que nos escriban columnas. Es una cosa bien pequeñita pero deseamos que sea algo grande”, indicó Serpa.

Ola Política también tiene un trabajo en redes sociales. “Las redes sociales las tenemos integradas a nuestro diseño de página y trabajamos a través de Twitter. Por ejemplo, este domingo que hubo la convención del partido de La U, hicimos un cubrimiento permanenten sobre lo que estaba ocurriendo a través de Twitter”, concluyó el excandidato presidencial.

Otros dos proyectos

Por otro lado, está el recién nacido http://www.ojala.com.co de Juan Lozano, un portal con un centenar de seguidores que rompe el esquema con un novedoso diseño y un tema que está en boca de todos por estos días: la paz.

“Ojala.com.co cree en la paz, quiere la paz y trabajará por ella”, sostienen. Y aunque afirman que “no es un medio de comunicación”, tienen un nutrido banco de noticias de diferentes medios sobre temas de la paz, además de un centro de estudio y reflexión acerca de temas relacionados con el conflicto armado.

Aunque Ola Política se financia además de recursos propios por la publicidad que empezará según Serpa a sostenerla, Ojalá de Juan Lozano dice que “no tiene ni tendrá ánimo de lucro, no acepta ni aceptará publicidad de ninguna especie”.

El otro caso es el de José Obdulio Gaviria, con un portal muy fuerte en opinión y con más de 11.500 seguidores en Twitter, conocido como http://www.pensamientocolombia.org.

Este portal hace parte de la Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (Fcppc), que se planteó como “una entidad sin ánimo de lucro para consolidar las propuestas del expresidente Álvaro Uribe Vélez en el país”.

El portal cuenta con columnas de opinión de personajes como Plinio Apuleyo, Jaime Jaramillo Panesso, Fernando Londoño y Carlos Holmes Trujillo. Sobresale por el gran trabajo que se le hace a las redes sociales, los elementos interactivos en formatos de video, audio, chat, y otros agregados como la librería en línea y el sistema de donaciones.

Estos portales cuentan con el manejo de redes sociales, canales de YouTube, así como una fuerte participación de lectores que comulgan con las ideas políticas de estos personajes públicos.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized