Archivo mensual: junio 2013

De A. Rampolla, ¿POR QUÉ SE ES INFIEL?

¿Por qué se es infiel?
Tomado de noticierodelafm.com
01.07.2013

Según la sexóloga Alessandra Rampolla en su libro “Juntos y revueltos, ¿para siempre?” (editorial Sudamericana), estas son las razones más comunes.

1) Para escapar de los problemas.

2) Por aburrimiento.

3) Porque estamos desencontrados sexualmente.

4) Porque nos sentimos desatendidos.

5) Porque ya no nos sentimos compatibles.

6) Porque nos enamoramos de otro, sin darnos cuenta…

7) Para evitar el divorcio.

8) Para sostener la actual pareja.

9) Para aumentar nuestro ego.

10) Por la crisis de la mediana edad.

11) Por venganza: “si él lo hizo, yo lo hago”.

12) Por adicción sexual.

Read more: http://www.lafm.com.co/noticias/por-que-se-es-infiel-140702#ixzz2XiCs1dfE

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Javier Sampedro, USTED PUEDE SER UN NARCISO

Usted puede ser un narciso
De Javier Sampedro
elpais.es – 28.06.2013

Neurólogos de Berlín asocian el trastorno egótico al déficit de neuronas en el cerebro emocional

Usted puede ser un narciso. La frase acertará con uno de cada 100 lectores, porque esa es la proporción de la población que muestra ese fastidioso rasgo de carácter. O mejor, que sufre ese trastorno de la personalidad (NPD, por Narcissistic Personality Disorder). Y de ser así lo más probable es que tenga usted un marcador físico identificable por cualquier neurólogo: una reducción de la materia gris en una parte de su cerebro llamada ínsula y que es esencial para la empatía, o identificación con el otro. El único otro con el que sería usted capaz de identificarse sería usted mismo. Con su propio mecanismo.

Los narcisistas habrán existido desde que surgió la especie humana hace 100.000 años, pero solo llevan ese nombre desde que se lo puso el médico y activista británico Havelock Ellis (1859-1939), cuya obra mayor, Estudios sobre la psicología del sexo, se publicó en siete volúmenes a lo largo de 30 años y fue censurada con saña por la ortodoxia victoriana de la época. El nombre, naturalmente, remite al mito griego de Narciso, el tipo que acabó muriendo ahogado de tanto mirar su reflejo en el agua.

El psiquiatra Stefan Röpke y sus colegas de los departamentos de psicología clínica, neurociencia afectiva, neuroimagen y psiquiatría de la Universidad Libre de Berlín, presentan sólidas evidencias en el Journal of Psychiatric Research de que los narcisistas —o pacientes de trastorno de la personalidad narcisista (NPD), por emplear el término técnico— muestran una reducción de la materia gris en la ínsula y otras zonas relacionadas del córtex cerebral, la sede de la mente humana.

El narcisista se caracteriza por “muestras ubicuas de grandiosidad, necesidad de admiración y falta de empatía”, según la definición estándar de la Asociación Americana de Psiquiatría. Es una persona absorta en sí misma, convencida de su propia importancia más allá de toda duda razonable y con una necesidad patológica —literalmente— de recibir muestras de admiración y toda clase de atenciones de los demás. ¿Ya siente usted sudores fríos?

Röpke y sus colegas han estudiado a 17 pacientes (12 hombres y 5 mujeres) que habían sido previamente diagnosticados de trastorno de la personalidad narcisista, y también a 17 personas del montón con la misma distribución de sexos, edades y niveles socioculturales que les han servido como control. Su principal conclusión: “Aportamos aquí la primera evidencia empírica de anormalidades estructurales en los cerebros de los pacientes con trastorno de la personalidad narcisista”.

La ínsula es una región del córtex (o corteza) cerebral, la capa más exterior de nuestro cerebro, y la que se pliega en surcos y convoluciones para hacer sitio a nuestras grandes demandas cognitivas. Si estuviera extendido mediría lo que una de esas servilletas grandes de los restaurantes de tres dígitos, y no tendría mucho más espesor.

La ínsula está precisamente enterrada en el puro fondo del surco más profundo del cerebro, la cisura de Silvio (o surco lateral), que siempre muestran los dibujos del cerebro. Es el límite posterior del lóbulo frontal, la parte de este órgano que más ha crecido durante la evolución de los homínidos: las redes neuronales que nos hacen humanos. Por estudios anteriores se sabe que la ínsula está implicada en la consciencia —y en la autoconsciencia, que viene a ser la capacidad de reconocerse en un espejo—, la percepción, la cognición y la experiencia interpersonal. Eso incluye la empatía, o facultad de identificarse con el otro, de ponerse en su pellejo.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Francisco Galvis, EL GRAN COLOMBIANO

CONTRAPUNTO

El Gran Colombiano
Por Francisco Galvis Ramos
28.06.2014

El canal internacional History Channel, al parecer asociado con El Espectador, promovió durante tres meses una votación abierta destinada a elegir EL GRAN COLOMBIANO y, como resultado, la gran mayoría de los votantes escogimos a tal distinción al señor ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

Conocido el resultado se vinieron otra vez lanza en ristre los enemigos jurados del doctor Uribe, comenzando por dos de quienes ocupaban palco en la proclamación y así otros pocos más durante algunas horas, hasta desvanecer todo resuello, de la misma manera que lo hacen las olas en las absorbentes arenas playeras.

Desde luego que resultan comprensibles las preocupaciones de quiénes se oponen a Uribe, en tanto que les acusa las cuarenta en cuanta medición se hace. Vamos hacia una confrontación de fuerzas en las cruciales elecciones de 2014, en las que estarán en juego las mayorías parlamentarias y la presidencia de la República, nada más, nada menos que el Poder y en esa dirección no hay plazo que no se venza según las previsiones constitucionales.

De una parte, al presidente Santos no le cuadran las cuentas ante la opinión pública, por muchas casas y tabletas que reparta a cargo del erario ante obligados auditorios infantiles, en pro de la envolatada reelección presidencial. Los mayores no le salen al paso y cuando lo hacen lo levantan a sonoros abucheos. Esa es la suerte que le tenía deparada la pérdida del rumbo y la conducta torva.

De otra parte, Uribe tenía que ganar y por amplio margen, como ganó. La votación se hizo en medio de extremos definitorios: dos mandatos exitosos de Uribe y uno de Santos que naufraga en sus propios yerros internos y externos; la paz que todos queremos y la impunidad y la elegibilidad de los criminales que mayoritariamente repudiamos. En contra del resultado no hay nada qué hacer, salvo que los derrotados pongan sus penas en manos de las ánimas de purgatorio, en la seguridad que estas tampoco se las podrán aliviar. ¡Pero pónganle fe!

El hecho, señores de la izquierda y de la unidad nacional, es que vamos para adelante sin distracciones de ninguna naturaleza, bajo la bandera y las consignas del CENTRO DEMOCRÁTICO, proponiéndonos devolverle a la Nación su dimensión histórica, trazar de nuevo su ruta desde esta coyuntura cenital que el destino pone en nuestras manos, tatuados con Cristo en las frentes y Bolívar el nuestro, Santander y Córdova en los pechos, cargados de amor a Colombia.

De malas aquellas banderías que tienen por paladines a alfiles y peones. Afortunados nosotros que tenemos al frente a un caudillo como hacía tiempo no tenía la Patria, y no habría qué recordar que se trata el Álvaro Uribe Vélez, pero por si acaso se les refresca la memoria, el zaherido por lenguas filosas, el hombre al que los compatriotas agradecidos mantenemos en la cima de merecido prestigio.

La consigna es Ley y Orden. De otra manera no podremos disfrutar las libertades públicas, los derechos fundamentales, el desarrollo económico con justicia social, la seguridad ciudadana.

Tiro al aire: al paso que otros mecen cabellos, gimen y secan el llanto, en otros lares bienaventurados no se hace otra cosa qué encorar himnos de sana alegría.

En Twitter @franjagalvis
contrapuntomedellin.worldpress.com

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Recomendada – Entrevista de Maria Isabel Rueda a HERNANDO YEPES.

‘Constituyente no puede ser parte de la negociación’: Hernando Yepes

Por: MARÍA ISABEL RUEDA |
Publicado en eltiempo.com | 23 de Junio del 2013

¿Cómo amarrar un dinosaurio con un hilo dental?

Yepes fue constituyente en representación del Partido Conservador y ministro de Trabajo y Seguridad y Social.

El exconstituyente y exministro explica por qué la propuesta de las Farc es políticamente inviable.

¿Una asamblea constituyente puede ser una etapa de las negociaciones de La Habana, como proponen las Farc?

No. La constituyente es un escenario de la soberanía nacional deliberativo y libre. Es totalmente inconducente concebirla como un supuesto de la negociación de paz o como un escenario para la negociación. Una asamblea constituyente en esas condiciones es técnica y políticamente inviable y jurídicamente imposible.

Vamos por partes. ¿Por qué técnicamente inviable?

Por su esencia, la constituyente es depositaria de la soberanía nacional, y por lo mismo es libérrima en la adopción de sus decisiones. Es imposible concebirla como una simple caja de resonancia de la mesa de La Habana o como un muñeco de ventrílocuo.

¿Por qué es políticamente inviable?

Porque, según la conciben las Farc, supondría que los guerrilleros llegarían allí sin haber abandonado la condición de tales. Todavía no reinsertados a la sociedad civil en virtud de un proceso que ya hubiera cumplido toda su trayectoria, hasta la dejación de las armas. Lo cual supondría entonces que en ese escenario coincidirían los ciudadanos pacíficos de siempre con un grupo armado e inclinado a la violencia, y esa coincidencia o coparticipación es imposible de establecer. La soberanía nacional no puede tener como titular al mismo tiempo a la ciudadanía sometida a las leyes y al Estado de derecho, y a un grupo de personas que no se sienten vinculadas a él, que no se someten a las exigencias morales del Estado de derecho, y que mantienen viva la expectativa del recurso a las armas si no comparten las decisiones de la asamblea.

¿Por qué jurídicamente es imposible?

Porque supondría que, para darles gusto a las Farc, tendríamos que asignarles unos cupos por derecho propio, como cuota en razón de su capacidad de ejercer violencia, mientras, por otro lado, estaríamos los ciudadanos que nos atenemos simplemente a los mecanismos democráticos.

¿Esa eventual asignación de cupos a las Farc la permite la Constitución del 91?

De ninguna manera. La Constituyente del 91 fue, en medio de muchos errores que pueda haber cometido, particularmente cuidadosa, casi en extremo, para prevenir y evitar la posibilidad de que en el futuro, pudiera haber asambleas de su índole en las que alguno de sus miembros no fuera designado directamente por el pueblo. Dos artículos de la Constitución, el 376 y el 260, señalan que los miembros de la asamblea constituyente, todos, tienen que ser elegidos popularmente.

¿O sea que la circunscripción especial para guerrilleros es un delirio de las Farc?

Un delirio incompatible desde la raíz con la Constitución Nacional. La entelequia de la “circunscripción especial” es un burdo fraude a la Constitución y un insulto a los ciudadanos de bien.

Vamos en tres imposibles y un delirio. ¿El segundo delirio es poder hacer una constituyente con temario limitado?

Es cierto que la posibilidad de convocar una constituyente según la Constitución está siempre sometida al hecho de que el pueblo, siguiendo los lineamientos que le prefigura la ley de convocatoria de la consulta popular, debe determinar cuál será su competencia. Esta puede recorrer todos los segmentos del espectro. Desde el 0 hasta el 100 por ciento del ejercicio de la soberanía. Puede ocuparse de un temario limitado a una materia, o incluso, ser autorizada por el pueblo para cambiar esta Constitución por otra.

¿Pero existe el peligro de que una constituyente, a pesar de tener temario limitado, se desmande?

Está claro que una constituyente que decidiera superar, desbordar, extralimitar su cauce, sería de muy difícil regreso a los orígenes de su temario.

Eso pasó en la Asamblea Constituyente del 91…

A eso dio vía libre la Corte Suprema, en la sentencia que validó la convocatoria a la asamblea, donde le cambió su naturaleza de asamblea constitucional, limitada, de acuerdo con funciones y temarios muy precisos que le hacía la convocatoria, a asamblea constituyente como tal. O sea, a un ejercicio del poder soberano ilimitado. De ahí la escalofriante frase que pronunciara Álvaro Gómez, de que esa Asamblea Constituyente se declaraba omnímoda y omnipotente. Una alumna mía se confundió en un examen y dijo que la Constituyente se había declarado “omnívora”. Me parece más descriptiva esa equivocación.

Una constituyente se sabe dónde comienza, pero jamás dónde termina….

Una asamblea constituyente es un monstruo prehistórico, un fenómeno irresistible de la naturaleza, indócil a la obediencia de cauces. Los vínculos jurídicos que atan a la constituyente tienen la misma fragilidad que habría en un intento de amarrar a un dinosaurio con seda dental.

¿Y cómo puede impedir la Corte Constitucional que el pueblo reforme su Constitución como quiera?

Lo primero que haría una constituyente consciente de que va a actuar por fuera de los límites que le dejaron será poner fuera de combate a la Corte Constitucional. Para indicarle cuál es la relación que existiría en esa hipótesis entre la Corte Constitucional y el poder constituyente le diría que es la misma que podría existir entre el hombre de las cavernas que intenta cerrarle el paso al dinosaurio amarrado con hilo dental interesado en comérselo.

Para refrendar los acuerdos de paz
¿Plebiscito, consulta popular, referendo o Congreso?

Descartada la asamblea constituyente, ¿cómo refrendaremos lo acordado en La Habana?

Aquí se buscan dos objetivos. Uno, transformar en normas jurídicas los acuerdos de paz negociados, como lo obliga el Estado de derecho. Y dos, aportarle legitimidad popular al acuerdo de paz. Esos dos objetivos, siendo ambos altamente valiosos, no son equivalentes entre sí ni paritarios en su rango. Hay uno que es insoslayable, que es la exigencia del Estado de derecho de transformar en normas jurídicas lo acordado. En cambio, el apoyo popular a las fórmulas, deseable como es, no encaja en casi ninguna de las expresiones de la democracia directa, salvo el referendo.

Antonio Navarro propone un plebiscito…

Navarro, como usted y yo lo hemos conversado, es un hombre muy leal con sus compromisos de participar en la vida democrática. Él propone un plebiscito. Pero ese mecanismo tiene una limitación para los dos objetivos anteriormente descritos: que no produce normas jurídicas, sino validación de decisiones políticas del Ejecutivo.

Entonces, ¿el plebiscito no sirve para eso?

No. Primero por lo ya dicho, pero segundo porque, tratándose de un mecanismo de participación popular, contiene una dimensión sospechosa, que obliga a recelar de él y a tomar muchas precauciones y cautelas, para vacunarlo y blindarlo: implica siempre un acto de adhesión al Ejecutivo. Por eso, es el mecanismo preferido por desde los caudillos democráticos hasta dictadorzuelos y reyezuelos.

Y eso se agrava por la coincidencia con la reelección presidencial…

En esas circunstancias, acudir al plebiscito sería darle un manotazo a la higiene del proceso electoral. Por fortuna, el plebiscito tiene otro elemento políticamente disuasivo, y es que requiere una difícil mayoría de la mitad más uno de los ciudadanos.

¿Y la consulta popular?

La consulta popular tampoco sirve, porque, al igual que el plebiscito, no produce normas jurídicas, sino decisiones políticas del electorado, que tienen como consecuencia obligar al Congreso a adoptar las normas jurídicas correspondientes a la decisión. Pero, además, entre las normas que tienen que resultar como fundamento negociado de la paz habrá unas que signifiquen cambio constitucional, y la consulta popular no permite cambios constitucionales.

¿O sea que nos queda el referendo como única vía para refrendar lo negociado?

Sí, pero, aunque permite la validación jurídica de los acuerdos de La Habana, tiene unas dificultades técnicas muy grandes, porque depende de la cantidad de decisiones que se vayan a aprobar, que tienen que ser muy precisas. No se puede recargar excesivamente en número de preguntas ni en su complejidad, porque se hunde.

¿No se puede hacer una pregunta general en el referendo estilo ‘¿está usted de acuerdo con lo acordado entre el Gobierno y las Farc?’?

No. Precisamente eso sería un plebiscito. O una consulta popular. El referendo siempre vota normas, bien para establecerlas o bien para negarlas. Y ahí viene otra dificultad técnica. Habría que adoptar normas constitucionales y legales, por lo que habría que hacer varios referendos.

¿¡Varios referendos!?

Por lo menos uno constitucional, que tiene un régimen especial en su tramitación y producción, en su revisión y control, y otro legislativo. A su vez, los referendos legislativos son de dos clases: los que derogan normas preexistentes, que los puede proponer el pueblo directamente, y los que van a establecer normas nuevas, que no los puede proponer el pueblo directamente, porque primero se requiere que el Congreso no haya aprobado un proyecto de ley propuesto por lo menos por el 5 por ciento del electorado.

No hay ningún método perfecto para que los colombianos refrendemos lo acordado en La Habana…

Salvo el referendo, no hay un rito lustral, una liturgia que produzca esa legitimación popular. No olvidemos que todos estos mecanismos que hemos analizado son los propios de la democracia participativa, pero esa no es la única expresión del principio democrático. Sigue predominando el principio representativo, o sea, el Congreso.

¿Es decir que lo mejor es que la refrendación de los acuerdos de paz la hagan los colombianos a través del Congreso?

Dejemos de aventurar sobre las posibilidades de engatusar al pueblo para ponerlo a respaldar la paz o negarla, porque cada mecanismo tiene sus riesgos y sus falencias. Si se desecha el referendo por difícil, necesariamente tendrá que ir el acuerdo de La Habana al Congreso, porque debe validarse mediante los instrumentos de la democracia representativa. Si el año entrante vamos a elegir Congreso, será el nuevo el que tendría que revisar los acuerdos y convertirlos en normas jurídicas y validarlos. Por lo menos tenemos la posibilidad teórica de escoger bien a esos congresistas. En el fondo, será un Congreso semiconstituyente el que vamos a elegir. De ahí la responsabilidad histórica que tendrá el electorado. Está en sus manos que al Congreso vuelvan aquellos congresistas excelentes, que los hay en ambas cámaras, y retirarles la credencial a los chisgarabises de siempre.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

EN BRASIL YA NO “COMEN” FÚTBOL

Nada que se componen las cosas en Brasil
Tomado de dinero.com – 25.06.2013

PROTESTAS EN BRASIL. Hasta ahora, muchos brasileños no parecen complacidos por las propuestas de Rousseff, que desplazó parte de la carga para el progreso hacia el ampliamente detestado Congreso de Brasil, al pedir un plebiscito sobre la reforma política que los legisladores tendrán que aprobar.

Hasta ahora, muchos brasileños no parecen complacidos por las propuestas de Rousseff, que desplazó parte de la carga para el progreso hacia el ampliamente detestado Congreso de Brasil, al pedir un plebiscito sobre la reforma política que los legisladores tendrán que aprobar.

Manifestantes volvieron a las calles para exigir mejores servicios de educación, transporte y salud un día después de que la presidenta Dilma Rousseff propusiera acciones para reformar el sistema político y los servicios.

El miércoles se espera que unas 100.000 personas se manifiesten en la ciudad de Belo Horizonte antes de que Brasil juegue con Uruguay en las semifinales de la Copa Confederaciones. Funcionarios de la ciudad decretaron un día festivo en Belo Horizonte, y las autoridades dicen que esperan confrontaciones con los manifestantes.

La Policía dijo que al menos 500 personas bloquearon las calles durante varias horas el martes en una protesta pacífica en los distritos de Capao Redondo y Campo Limpo, en las afueras de Sao Paulo. Al mismo tiempo, la Policía de Río de Janeiro buscaba a un saqueador que mató a un policía después de una protesta el lunes. La Policía dijo que ocho personas, entre ellas el agente, murieron en el barrio Nova Holanda en un enfrentamiento con manifestantes que saquearon tiendas y asaltaron a personas. “Creemos que las personas que están más interesadas en las demandas que se han planteado en las manifestaciones callejeras de los últimos días son los que viven en este tipo de barrios”, dijo Guilherme Boulos, uno de los líderes de las protestas del martes.

En la ciudad de Porto Alegre, al sur de Brasil, Ronaldo Sielichow, presidente de la Asociación de Propietarios de Tiendas, pidió reforzar la seguridad debido a que en las manifestaciones de los últimos días ha habido saqueos.

Hasta ahora, muchos brasileños no parecen complacidos por las propuestas de Rousseff, que desplazó parte de la carga para el progreso hacia el ampliamente detestado Congreso de Brasil, al pedir un plebiscito sobre la reforma política que los legisladores tendrán que aprobar. El Congreso dividido probablemente tendrá problemas para emprender cualquier acción rápida en un plebiscito así.

Los manifestantes han protestado en varias ciudades del país para ventilar una amplia gama de quejas, incluyendo la mala calidad de los servicios públicos y el alto costo de ser sede de la Copa del Mundo de fútbol el próximo año y los Juegos Olímpicos en 2016.

Rousseff dijo a los gobernadores y alcaldes que se reunieron con ella el lunes que su gobierno destinaría 23.000 millones de dólares a nuevos gastos en transporte público urbano, pero no dio detalles sobre cuáles serían los proyectos nuevos. Cuatro líderes del grupo activista de libre tránsito que puso en marcha las manifestaciones hace más de una semana dijeron que cuando se reunió con ellos el lunes, tampoco planteó algún plan concreto.

La presidenta dijo que su gobierno se centraría en cinco prioridades: la responsabilidad fiscal y el control de la inflación, la reforma política, la atención médica, el transporte público y la educación.

Mayara Longo Vivian, una de las lideresas del Movimiento Pase Libre, dijo que su “lucha continuará” a pesar de las promesas de Rousseff. Desde 2006 el movimiento ha estado trabajando para eliminar las tarifas del transporte público.

Vivian se refirió a los miles de millones de dólares que Brasil está gastando en la Copa del Mundo y dijo: “Si tienen dinero para construir estadios, tienen dinero para tarifa cero” en el transporte público.

En su columna semanal publicada el martes en la página de internet de la Presidencia, Rousseff dijo que “el dinero gastado en construir o renovar los estadios para la Copa del Mundo no es parte del presupuesto federal y no afecta a los fondos destinados a la salud y la educación”.

Rousseff agregó que el dinero para la Copa del Mundo “fue financiado y será pagado por las empresas y los gobiernos estatales que utilizan estos estadios”.

En una manifestación el lunes en Río de Janeiro, Irene Loewenstein, socióloga de 68 años, dijo que no le impresionaron los planes de Rousseff. “Es un primer paso necesario, pero no es ni significativo ni sorprendente”, dijo. “Ni Dilma ni ningún otro político aquí es capaz de entender, mucho menos de poner en práctica, el tipo de cambio sistemático que la gente está pidiendo”. Muchas de las medidas propuestas por Rousseff, incluso el uso de todas las regalías del petróleo para financiar la educación y traer a médicos extranjeros para trabajar en zonas marginadas, ya habían encarado una fuerte resistencia en el Congreso en intentos anteriores.

Ap/D.com

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Carlos Valero, GOLPE DE ESTADO PROTOCOLAR DE CABELLO A MADURO

En Tiempo Real: Golpe de Estado protocolar de Cabello a Maduro
Por Carlos Valero
Tomado de lapatilla.com – junio 25, 2013 5:29 pm – Publicado en: Opinión 19

La conmemoración de los 192 años de la batalla de Carabobo y día del ejército celebrada ayer en el campo de Carabobo fue quizás la mayor demostración pública de la puja que han tenido Nicolás Maduro y Diosdado Cabello en su lucha por el poder total dentro del PSUV y sus diferentes apéndices institucionales, uno de los cuales, desafortunadamente, pareciera ser nuestra fuerza armada nacional. Por primera vez desde que tengo memoria el parte del desfile no se le dio al COMANDANTE EN JEFE DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL, sino al presidente de la Asamblea Nacional, el Teniente Cabello.

Al inicio del desfile todo parecía encuadrar en la estética y estilo del PSUV, usando y abusando de la imagen del ex presidente al extremo que un desprevenido observador pudiera pensar que había comandado la batalla de Carabobo en lugar del General en Jefe Simón Bolívar.

Montado en un convertible americano se veía la figura gorda y sudorosa de Nicolás Maduro, quien saludaba con los brazos alzados. A su lado la primera combatiente de la revolución, Cilia Flores con un traje de diseño color pastel, típico atuendo de gala para celebraciones que se realizan de día. Una vez instalados en el palco de honor, se acercó un tanque de guerra del cual sobresalía la figura del Teniente Coronel Jiménez Villegas, quien para sorpresa de todos, menos de Cabello y no sabemos cuántos generales amigos del teniente, solicita permiso al “jefe de Estado” para dar al presidente de la Asamblea Nacional el parte del desfile. La cara de Nicolás denota frustración y rabia mientras el oficial se dirige al Teniente Cabello y comienza a dar el parte… ¿Imaginan ustedes que semejante escena pudiera ocurrir en el gobierno de Hugo Chávez, Rafael Caldera o cualquier presidente anterior? Este evento es completamente anormal y denota que algo raro está ocurriendo al interior del PSUV, donde al parecer las líneas de mando no son las establecidas en la Constitución sino que vienen dadas por el poder de fuego, dinero, influencia o capacidad de movilización de cada grupo, entre otras.

La presencia del Comandante en Jefe durante los actos que celebran las fechas patrias sirve precisamente para demostrar ante el país y el mundo quien detenta el poder civil y militar. El simbolismo y el protocolo son claves en el ejercicio del poder y ningún presidente legítimo en la historia contemporánea había demostrado tal debilidad en un acto tan importante como la celebración de la batalla de Carabobo. Es sintomático y grave el deterioro al que ha llevado Nicolás Maduro la institución de la presidencia.

La respuesta de Nicolás ante la afrenta no se hizo esperar y lanzó un incendiario discurso contra la corrupción, punto débil de Cabello y su grupo de vampiros, de acuerdo a lo expresado por el espía Silva, llegando a aclamar: “pido combatir la corrupción porque nos va a tragar la patria”… extraño discurso, cuando en esa fecha patria lo que indicaba la ocasión era resaltar los logros militares e intentar buscar un paralelismo entre la épica de Carabobo y la del 4F, tal cual lo hizo el todavía Comandante del Ejército, Carlos Alcalá Cordones –en flagrante violación del artículo 328 de la Constitución. Pero no, Nicolás necesitaba asestar un golpe de opinión a su compañero adversario y por ello se atrevió a nombrar la soga en casa del ahorcado. Recuerden que a raíz de la detención del funcionario del SENIAT, Cabello declaró que la lucha contra la corrupción no podía convertirse en una cacería de brujas.

¿Por qué se dio esta demostración pública tan atípica, por decir menos, entre los principales protagonistas del oficialismo? Creo que lo que se encuentra como telón de fondo son los ascensos militares de julio, donde por primera vez se constituirá un alto mando sin Chávez. Maduro al atacar la corrupción, comenzando precisamente por el SENIAT, parece intentar disminuir el poder de Cabello y a éste último no le queda otra que jugársela ahora que todavía tiene poder e influencia designando un alto mando que le garantice lealtad y su permanencia en la presidencia de la Asamblea Nacional hasta enero próximo. El ajedrez dentro del PSUV se mueve silencioso pero peligrosamente, mientras que el país pareciera militarizado y detenido económicamente. Los altos dirigentes del PSUV invierten horas en mantener y ampliar cuotas de poder mientras que el pueblo ve como se deteriora su calidad de vida, con una inflación que no discrimina y una escasez que golpea precisamente en los llamados bienes de primera necesidad.

En los próximos dos meses veremos cuál es el desenlace de la batalla por el poder total dentro de las fuerzas armadas con el tema de los ascensos. Es altamente probable que terminen pactando y que cada grupo mantenga importantes cuotas, pero el ridículo que le hicieron pasar a Maduro ayer pasará a la historia y sin duda es una raya más a la supuesta armónica relación que mantienen ambos personajes. Como decía el comandante supremo: el que tenga ojos que vea.

Les invito a seguirme en twitter a través de la cuenta @carlosvalero08

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Eduardo M. Barrios S.J. 270 MILLONES DE RAZONES PARA SER FELIZ

270 millones de razones para ser feliz

elnuevoherald.com – 19.06.2013

“Dices que eres rico, que tienes abundancia y no te falta nada; y no sabes que eres desgraciado, digno de lástima, pobre, ciego y desnudo” (Apocalipsis 3, 17).

El pasado 6 de junio, El Nuevo Herald publicó que la señora Gloria C. Mackenzie había ganado el Powerball. Descontados los impuestos, el premio quedaba en $270 millones.

El matutino mostró dos fotos de la premiada, ambas con espejuelos oscuros y rostro sombrío. Se veían más joviales el hijo, los parientes y los asesores económicos. ¡Ummh!

La suertuda de 84 años quizás iba pensando cómo torearía la embestida de sugerencias sobre los modos de emplear su nueva fortuna y a qué obras de caridad destinar algo.

Posiblemente iría soñando que si pudiera frotar una lámpara de Aladino, pediría cambiar la mayoría de esos millones por cuarenta años menos de edad.

Llegar a millonaria en la octava década no mejora mucho la calidad de vida. Ella podrá comprar mejor cama, pero no necesariamente conciliará mejor el sueño. Podrá adquirir alimentos gourmet, pero no la capacidad para digerirlos. Podrá viajar más, pero quizás la poca vista, el poco oído y la mucha artritis no le dejen disfrutar mucho. Podrá renovar su ajuar con ropas lujosas, pero no su figura para lucirlas. Aumentarán sus relaciones humanas, pero tal vez eche de menos sinceridad y confianza.

Y al final de su jornada terrena quedará sola ante el juicio de Dios, a quien sólo impresionan los tesoros de virtudes.

Eduardo M. Barrios, S.J.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/06/15/1500172/270-millones-de-razones-para-ser.html#storylink=cpy

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized