Archivo mensual: abril 2015

Contrapunto: ¡Convocatoria!

Contrapunto
14.04.2015

¡Convocatoria!
Francisco Galvis Ramos

Quizás hemos aprendido del sistema de los grandes partidos de los Estados Unidos de América, que a las colectividades políticas les conviene ejercitarse en la democracia interna para dirimir el asunto de las candidaturas unipersonales y a cuerpos colegiados. Allá se denominan Primarias y aquí Consultas que pueden ser abiertas o cerradas.

Tarde sí, porque al tópico todo nos llega tarde salvo la muerte que tiene fecha y hora prefijadas según sean los designios del que manda. Después de morir, la estimación de la expectativa de vida solo sirve para tasar indemnizaciones en favor de los vivos, compensaciones que no resucitan a nadie.

Los afiliados al CENTRO DEMOCRÁTICO concurriremos a las urnas en Consulta Interna cerrada este domingo 19 de abril, a votar para la integración de las lista de candidatos al Concejo de Medellín ya que, para fortuna, el asunto de la candidatura a la Alcaldía quedó resuelto hace unas semanas cuando facilité el proceso de desmonte de las restantes aspiraciones, por ya parecerme peregrinas e inconducentes, en favor del hoy candidato Juan Carlos Vélez Uribe. De no hacer sido así, todavía hoy el tema estaría pendiendo sobre el abismo.

A algunos podría parecerles en extremo peligroso el ejercicio de la democracia interna partidista por considerarla retozos que en no pocos casos conduzcan al establecimiento y consolidación de camarillas inamovibles, como cuando no se sacan a la almoneda de las urnas la totalidad de los escaños, para favorecer a los instituidos (Partido Conservador), en negación de aquel aserto de Aristóteles que dice: “la democracia ha surgido de la idea de que si los hombres son iguales en cualquier respecto, lo son en todos”.

Aun así me quedo con el estadista de estadistas sir Winston Churchill para quien “la democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre, con excepción de todos los demás”. Por paradójico que pareciera no hay elección posible: democracia o democracia. Me parece a mí, que el hombre para vivir próximo a la libertad necesita vivir en democracia.

Nuestro partido da lecciones en el Congreso, en foros, talleres, en las redes sociales y plazas públicas, de cómo una colectividad de oposición ejerce de manera constructiva, puntual, inteligente y decorosa el disenso como, por ejemplo, lo dejó claro su caudillo Álvaro Uribe Vélez al oponerse a una reforma a la Constitución con nombre propio, como ha sido el caso de las pretendidas inhabilidades al Vicepresidente Germán Vargas Lleras.

Ahora nos corresponde a nosotros, la militancia llana, hacer presencia en las urnas y a eso vengo: a pedirle a los afiliados de Medellín su presencia responsable el domingo que viene a marcar en el tarjetón el candidato de sus preferencias y lo expreso independientemente de que yo sea el número 19. A quienes me deseen acompañar mi anticipada gratitud.

Señores afiliados: deben concurrir al puesto de votación que les haya sido habitual, llevando consigo únicamente la cédula de ciudadanía.

Tiro al aire: a propósito del 19 de abril, ese día estará cumpliendo años de vida Luis Alfredo Ramos Botero. Para él mi renovada solidaridad y que el año venidero se los podamos celebrar en libertad.

https://contrapuntomedellin.wordpress.com
contrapunto.medellin@gmail.com
@forotw

Este artículo se puede reproducir libremente por cualquier medio.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Contrapunto: De ciertos personajes

Contrapunto
06.04.2015

De ciertos personajes
Francisco Galvis Ramos

La Bogotá de mediados del siglo XX abundó en personajes reputados locos que, marcando tal impronta, sobreviven en el recuerdo y son historia gracias a textos que por allí reposan en archivos y bibliotecas. Entre los más recordados se tienen a Pomponio, la Loca Margarita, el negro Chivas y el Bobo del Tranvía y, según se dice, todos enloquecieron por causa de amores.
Si leyeran sobre el Bobo del Tranvía concordaríamos en que a los tranvías citadinos les hace falta su bobo para agregarle gracia a su indudable utilidad. De ahí que al Tranvía de Ayacucho le convendría su bobo propio, como decir Roy Barreras, para que se la pase correteando los vagones en pos de lo que ya tiene perdido.
Y hubo para la época otra estrella rutilante bajo el cielo bogotano sobre el que, por cierto, se ha escrito hasta una tesis doctoral que tardó diez años en ser redondeada. Nació en San Gil como José María Rueda Gómez, a la larga hacendado de varias haciendas, caficultor, ganadero, industrial, viajero, disparatado, librepensador y aguerrido, hombre alentado de dos concubinas a la vez con quienes tuvo descendencia, que terminó por darse ínfulas de noble Conde y Marqués.
Al regreso de larga estadía en España recaló en San Gil y Socorro y en todas sus posesiones con el nombre corregido y aumentado de Don José María de Rueda y Gómez y los muy ilustres motes de Excelentísimo Señor Conde de Cuchicute y Marqués de Majavita, derivados de sendos predios uno de su padre y de otro propio, títulos sobre que exhibía documentos reales.
No hay claridad sobre sí adquirió tales eminencias por compra que hiciera a un noble español venido a menos o si, como dijera él, como recompensa por sus supuestos servicios en el Ejército Español en la Guerra de las Filipinas. Sea lo que hubiere sido, este Conde y Marqués paseó las dignidades enfundado en ropajes a la vieja usanza de la rancia nobleza española, cubierto en capa y fino sombrero, bastón, además de peluca y monóculo que le cubrían calva y ojo tuerto y, en fin, otros ornatos propios del vestir de su nueva jerarquía.
Se trasladó a Bogotá por larga temporada donde se hizo célebre en la vida social y callejera, frecuentó los mejores salones en compañía de distinguidas damas, contertulio permanente del glorioso Café Automático, alcanzándole la vida disipada y bohemia para repetirse una y otra vez en cantinas y prostíbulos.
Principal motivo de la estadía en Bogotá fue proponerle pleito a un hermano que lo despojó de sus bienes en uno de sus períodos de insania. Efectivamente, logró en el grado de Casación la nulidad judicial de la Escritura Pública contentiva de la felonía, más no la reparación moral que exigía, por lo que motejó a los cuatro vientos a la Corte Suprema de Justicia como la Corte Suprema de las Injusticias.
Como se podría deducir, no serían de ahora los defectos de algunos de los que sirven en las llamadas Altas Cortes.
Murió en su Hacienda Majavita de 17 puñaladas y dos machetazos y fue enterrado allí mismo en 1945 de pie y no acostado, como lo exigió, para no doblegarse ante nadie ni aún en la muerte, según su exigencia.
Tiro al aire: Y como la historia es repetitiva hoy la Patria cuenta con su Príncipe de Anapoima, Conde de la Mermelada y Marqués de la Componenda, amortajado en aquel horrible disfraz del Honoris Causa rematado en aquel terrible gorro.

https://contrapuntomedellin.wordpress.com
contrapunto.medellin@gmail.com
@forotw

Este artículo se puede reproducir libremente por cualquier medio.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized