Archivo mensual: noviembre 2014

De Francisco Galvis: La privación de la luz.

Contrapunto
23.11.2014
La privación de la luz
Francisco Galvis Ramos

Su antecedente como magistrado de la Corte Constitucional hacía presagiar buenos augurios al frente de la Fiscalía General de la Nación. En especial cabía esperar apego a la Constitución y respeto por las garantías consagradas en ella en favor de los ciudadanos y de todas las personas.
Sin que también tenga ejecutorias dignas de mostrar, con el paso de los días el abogado Eduardo Montealegre fue desnudando ciertas antipáticas conductas imperiales, quizá provenientes de cierto marcado narcisismo derivado de la pregunta matutina que a diario se haría ante el espejo. Ala, ¿cierto que Napoleón se me parece?
A María Isabel Rueda, que es tan abogada y periodista como yo, la tienen citada a la Fiscalía para el 15 de diciembre, se sospecha, a responder por la publicación en su columna de El tiempo de algunos pormenores consignados en cierto dossier existente en dicha dependencia sobre el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado.
Montealegre y su férula al parecer desconocen lo que los demás sabemos sobre el respeto por las fuentes periodísticas en las sociedades democráticas, al punto que estas son sagradas, por las que los periodistas somos capaces de ofrendar libertad y vida. El periodista no es una extensión del Estado sino el contralor de sus órganos, aunque en Colombia en los tiempos que padecemos ciertos medios actúen tal cuales porristas de intereses mezquinos, a cambio de eso que se ha dado en llamar “mermelada”.
Puesta ante el inquisidor, María Isabel, como ya lo sugiere, tendría para decir que la valiosa información, que daría con la punta del Iceberg de las autorías intelectuales del asesinato, le fue puesta por debajo de la puerta, como dijo Horacio Serpa en inmoral rueda de prensa, pillado en la bribonada de tener en su poder la indagatoria de Santiago Medina, pieza sumarial para entonces reservada en la fiscalía de Gómez Méndez.
El Fiscal pretender tener éxito en la defensa del ¡chis!, ¡chis!, protector de ciertos validos conmilitones corresponsables del Proceso 8.000 y sus derivaciones. La privación de la luz. Quedamos a la espera de los resultados del raid de la Fiscalía en contra de la periodista y, en cierta forma, en favor del hampa.
De otra parte, me he devanado la sesera hurgando entre códigos viejos y vigentes y no hallo en ninguna parte que esté consignado el “delito de opinión” que le pueda ser indilgado al doctor Álvaro Uribe Vélez, o a cualquiera, como resultado de las frecuentes informaciones veraces que le entrega a los colombianos a través de su cuenta en Tuiter que, de otro modo, no serían conocidos por la población y que tienen que ver con las consecuencias del desorden público implantando en conjunto por el presidente y las FARC, con ciertos ejercicios peligrosos de la administración de justicia y la defensa de los valores democráticos.
Tampoco saben el Presidente y el Fiscal que, como resultado de cierto fallo de la Corte Constitucional ahora en Colombia todo el que tenga algo qué decir o qué informar es periodista y legitimado está para hacerlo por cualquier medio de difusión. Es la consecuencia universal de la caída de la tarjeta profesional que acreditaba el oficio periodístico. De esa democrática manera todos terminamos bailando en la misma uña.
Tiro al aire: según las encuestas ha decrecido vertiginosamente el prestigio de la justicia y de la presidencia a extremos para nada deseables. Por conocidos, callo acerca de los responsables.

https://contrapuntomedellin.wordpress.com
contrapunto.medellin@gmail.com
@forotw @franjagalvis

Este artículo se puede reproducir libremente por cualquier medio.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

De Francisco Galvis: Egon Bahr

Contrapunto
Egon Bahr
Francisco Galvis Ramos

Difícil, muy difícil encontrar en el terreno de la política a personas como Henry Kissinger y Egon Bahr, contemporáneos y con raíces judías.
Egon nació en 1922 en Turingia de Treffurt un pequeño pueblo alemán. Aún vive. Fue y es periodista -los periodistas servimos para todo-, ministro y parlamentario por los social demócratas cuya carrera estuvo marcada por su proximidad al Canciller Willy Brand y a la caída de este siguió al lado del sucesor Helmut Schmidt con quien finalmente no se entendió.
Egon, un personaje muy importante de la historia universal contemporánea y vale la pena escribir sobre él ahora que se celebran los veinticinco años de la caída del Muro de Berlín, para hacer justicia sobre lo que hizo de fundamental para llegar a este quiebre histórico.
Un auténtico animal político, ortodoxo, de profundas convicciones, claramente un patriota. Supo distinguir lo que es una visión política de una táctica de poder. Un jugador global como Kissinger. Con sus estrategias contribuyó a la caída del Muro en 1989 y a la reunificación alemana en 1990, estrategias encaminadas a calmar las altas tensiones entre la dos Alemanias, resultado de ello los acuerdos de la Navidad de 1962 y año nuevo de 1963 por los que más de un millón de berlineses del oeste visitaron a sus familias en el Berlín del este estos dos días festivos.
Este hombre elaboró con paciencia y maestría de orfebre la teoría y la práctica de las relaciones entre este y oeste, que incluía no ignorar la existencia de la otra Alemania, al igual que del muro. Hizo perforable la pared, según la hipérbole.
Como diplomático fue el arquitecto de los Tratados entre Alemania Occidental, la Unión Soviética, los países de Europa del Este, y la República Democrática Alemana que colectivamente se conocen como la Ostpolitik de Egon Bahr. En el caso de la Unión Soviética entendió que la posterior caída del muro y la reunificación alemana pasaban por Moscú. El canciller soviético Andrei Gromyko fue testigo del portento de negociador que tuvo al frente. Los posteriores pactos con Checoslovaquia, Hungría y Polonia tuvieron entonces el camino expedito.
Como consecuencia le llegó el turno a las dos Alemanias. Entre Bahr y Michael Kohl le dieron nuevas dimensiones a sus relaciones logrando acuerdos sobre transporte, mayor libertad de desplazamientos de personas de oeste a este y el reconocimiento mutuo de los dos Estados, dando lugar al nombramiento no de embajadores pero sí de representantes.
La Ostpolitik de Bahr minó la viabilidad del régimen comunista de Alemania Oriental, hizo posible el derrumbamiento del muro y la reunificación alemana. No hay una biografía completa de Bahr, solo menciones en algunos textos y lo que le oí en una entrevista por TV y algún día será escrita.
Tiro al aire: ¡Excelente! Del periplo europeo el doctor Santos trajo la promesa de François Holland del aporte de 80 millones de panes franceses para las celebraciones del post conflicto. De la mermelada se encargarán él y Mauricio Cárdenas.

https://contrapuntomedellin.wordpress.com
contrapunto.medellin@gmail.com
@franjagalvis
@forotw

Este artículo se puede reproducir libremente por cualquier medio.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized