Archivo mensual: agosto 2012

ALIANZA AMAÑADA, por Jaime Andrés Jaramillo B.

Publicado en El Colombiano el 31 de agosto de 2012

Hoy me quiero referir a la “rendición de cuentas” de la alianza AMA, emitida el pasado miércoles por Telemedellín y Teleantioquia, presentada por los conductores de moda, Aníbal Gaviria y Sergio Fajardo .

Vi el programa por su trascendencia y con la esperanza de obtener información positiva frente a las acciones conjuntas de Alcaldía y Gobernación, pero me sentí un poco burlado.

Están felices por el trabajo en equipo, sobre todo porque las relaciones entre Gobernación y Alcaldía en la administración pasada, estuvieron marcadas por la acidez, la discordia y las malas energías. Así debe de ser, los gobernadores y alcaldes deben abandonar la política una vez posesionados y trabajar en conjunto, porque hay transversalidad permanente en sus agendas y en algunos asuntos de gobierno. Óigase bien: dejar la política.

Salida en falso, no hay gestión, no hay resultados. No fue una rendición de cuentas seria, fue un espacio diseñado para enumerar las buenas intenciones que tienen los dos mandatarios, de cara a este “cuento” de la alianza AMA, que técnicamente no es “el invento del agua tibia”, sino un deber moral e institucional, deducido por simple sentido común.

No comparto que dediquen tantos espacios para cantar goles que no se han hecho, y menos cuando hay dificultades en los presentes financieros de ambos canales. Mejor dicho, para esa información tan pobre, desintegrada y por demás ya conocida, no justificaba ni realizar un comunicado de prensa.

El Fondo de Becas para la Educación Superior, las Autopistas de la Prosperidad, la EPS Mixta, la seguridad y los Juegos Olímpicos para la Juventud del 2018, fueron los temas que resaltaron los dirigentes. Cuatro VTR y “sale pa pintura”. Mediocre de principio a fin.

Rescato dos aspectos, con los cuales me congratulo, pero que no tuvieron relevancia en el programa, y que a la administración municipal anterior le costó aceptar, por provenir de un discurso reiterativo del exgobernador. Primero, manifestar que Medellín necesita que a las subregiones de Antioquia les vaya bien, con ello se combate el desplazamiento y los índices de sobrepoblación, violencia y desigualdad que se viven en la ciudad; “el problema más grande de Medellín, es la pobreza de los municipios de Antioquia”. En segunda instancia, afirmar que EPM tiene una corresponsabilidad ineludible, de cara al desarrollo de los municipios antioqueños.

El año pasado en una reunión de trabajo con Paula Restrepo , exdirectora de Responsabilidad Social Empresarial de EPM, le hice entender que EPM, a pesar de tener presencia en los municipios antioqueños, tenía una deuda social muy grande con el departamento. Con un toque de soberbia me respondió que la empresa se debía exclusivamente a Medellín y que sus utilidades debían ser reinvertidas únicamente en la ciudad. Aún me cuesta creerlo.

Hay otro punto importante que se mencionó en ese intento de “rendir cuentas”. La responsabilidad que también tienen la empresa privada y el tercer sector, de coadyuvar en la problemática social de Medellín y Antioquia. ¿Dónde están las aclamadas Alianzas Público Privadas promovidas por AMA?

Una hora, en vivo y en directo, en horario triple A, para cada canal, es un “billetico”. ¿Despilfarro?, ¡cómo se me ocurre!, en Antioquia no se pierde un peso.

@ojoenlupa

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

EL ARTE DE DAR CANTALETA, por Martha Botero

Tomado de KIEN&KE

Como herencia de mi época de trabajar en mercadeo me quedó la maña de hacer encuestas, sesiones de grupo, investigaciones de mercado. Para no perder la costumbre hice un sondeo entre algunos de mis amigos, los que aún no se han aburrido de mis fastidiosas consultas y todavía contestan mis cuestionarios. La última investigación consistió en indagar sobre qué es lo que más les molesta a los hombres de nosotras las mujeres. Hubiese sido más rápido, y menos la súplica a éstos varones poco colaboradores, si me hubiese limitado a escribir mi comportamiento habitual.

Hay que reconocer que los hombres son muy claros al responder, no dan rodeos y dicen las cosas tal cual son, sin interpretaciones camufladas. No como con las mujeres, cuyas respuestas debo descifrar y desenmarañar. Por lo tanto el análisis de la investigación fue rápido y sencillo.

La reina, la bien sabida y por todos conocida Cantaleta es lo que a los hombres más les molesta. ¿Qué es la cantaleta? Una diatriba eterna, un monólogo interior expresado en tono fuerte, alto y sentencioso, acompañado de signos manuales, manotazos, ojos abiertos, y repetición infinita del mismo tema desde diferentes perspectivas. No dudo que muchas mujeres jamás hayan dado cantaleta, y se aterren de sus congéneres que sí lo hacemos. Yo por mi parte me niego a dejar de darla. Es el único momento en el que un hombre llámese marido, novio, amigo, hermano, colega, al menos finge ponernos atención. Así esté desconectado de la realidad y sólo aterrice cuando golpeamos la mesa de centro con la palma de la mano y gritamos ¡Sí ve, usted nunca me pone cuidado cuando le hablo! Cómo puede uno como mujer vivir sin dar cantaleta, yo perdería no mi mano derecha, la izquierda porque soy zurda. En la cabeza de quién cabe que se digan las cosas una sola vez y en tono suave, amable y discreto, no, hay que hablar duro, fuerte y entre más estridente y chillón mejor. Porqué de lo contrario la vida se tornaría monótona y rutinaria, y nunca, nunca, nos harían caso, así lo hagan sólo para que dejemos de protestar.

La cantaleta es la forma que tenemos las mujeres para expresar lo que sentimos, para explotar; somos un volcán de hormonas que tarde o temprano estalla y sale lava ardiente en forma de palabras y gestos. Qué quieren, que seamos tranquilas y calmadas al momento de decir que no nos gusta la “amiga” de toda la vida, no nos gusta punto, y no se puede decir en tono suave. Que no nos gusta el amigo parrandero, soltero, mujeriego que casualmente se aparece todos los viernes a las ocho de la noche con alguna “vueltica” para hacer. Y qué sería de la vida sin la cantaleta de las mamás, repiten ochocientas veces por minuto y en crescendo: que tienda la cama, que haga las tareas, que no se olvide pagar los servicios, que siempre deja la ropa tirada, que apague las luces; claro como usted no es el que paga…

Yo me atrevería a decir que la cantaleta es una función biológica de la mujer, una característica innata y hermosa que debemos defender, proteger e inculcar. Es como si a los hombres se les prohibiera ver futbol el domingo por la tarde. La cantaleta es un oficio, un arte que se aprende desde pequeña viendo a la mamá, a las tías, a las amigas de la mamá. Se mejora con los años y adquiere su máximo esplendor en la edad adulta. Así los hombres digan que lo que más les disgusta de las mujeres es que demos cantaleta, es mentira. Si no existiera la cantaleta, de qué se quejarían entonces. Si un día todas las mujeres del planeta dejáramos de hacer berrinches y pataletas, los hombres se aburrirían enormemente porqué no tendrían ningún tema para quejarse con su amigos. Hombre que se respete siempre está diciendo “mi mujer es muy cantaletosa”, o la mamá, o la abuela, o la mujer con la que viva.

No se necesita ninguna época del mes, como algunos creen, para recitarla. Es algo que está en el ADN femenino, tampoco se necesita algún motivo en especial, la provoca cualquier situación real o imaginaria. Como la crema de dientes destapada, los calzoncillos tirados en el baño, la toalla en el suelo, la taza orinada, el exceso de trabajo (eso ya es motivo de sospecha y no sólo de cantaleta), el mutismo y la sordera selectiva.

En conclusión, no se pude nunca perder el hermoso arte de dar cantaleta. Es la herencia de nuestras abuelas, adalides de la buena moral y costumbres íntegras. Mujeres sabias que hicieron de la alegadera y la jodedera un arte, una ciencia, un oficio que le da sentido a nuestra existencia, y que ayuda a preservar la especie humana amenazada por hombres sordos y apáticos a quienes se debe espabilar a punta de cantaleta.

También puede leerme en: El Blog de Gato

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

CUIDADO, SEÑOR PRESIDENTE, CUIDADO, por Carlos Holmes Trujillo

Opinión – Columnistas portafolio.co agosto 27 de 2012 – 7:31 pm

Es preocupante que estemos volviendo a vivir una coyuntura similar a las que,en el pasado, sirvieron de antesala a grandes fracasos.

La verdad acerca de lo que esté sucediendo en las aproximaciones entre el Gobierno y las Farc no es de público conocimiento, pero ya se sienten los efectos.

Las voces en favor de los diálogos aumentan, distintos formadores de opinión proclaman que hay que ser audaces e imaginativos, y no se cansan de decir que bien vale la pena correr otra vez el riesgo de apostarle a la salida política.

No hay razones para sorprenderse, los colombianos siempre han estado dispuestos a apoyar los esfuerzos de los gobiernos en búsqueda de la tranquilidad.

Lo que produce rechazo, es que los escenarios de diálogo sirvan solo para que las Farc tomen oxígeno, pretendan paralizar la acción legítima del Estado, monten una plataforma de acción política nacional e internacional, y sigan cometiendo actos de terrorismo.

Ahora bien , ¿existe alguna razón para creer, en esta materia, que lo que fracasó en años anteriores pueda ser exitoso hoy?

La verdad es que no hay motivos para recibir las exploraciones que anuncian los medios con optimismo.

Lo que se conoce, públicamente, indica que el comportamiento de las Farc sigue siendo el mismo.

En su comunicado más reciente, no dejan títere con cabeza. Ratifican la combinación de las distintas formas de lucha, rechazan que el desarme y la desmovilización sean la conclusión de unas negociaciones, y le cierran la puerta a la discreción y la distancia en un eventual proceso.

Al mismo tiempo, hablan de paz, mientras siguen incrementando las acciones criminales.

Y, lo que es más inquietante aún, con lo poco que se ha filtrado, ya están sembrando, otra vez, semillas de división entre la inmensa mayoría, que se opone al terrorismo, y quiere paz y democracia, alrededor del falso dilema que enfrenta la obligación constitucional de combatir la violencia con la opción de las negociaciones políticas.

Es una lástima que volvamos a esos tiempos, porque la decisión de luchar contra el terror y poner la condición de su abandono primero, para poder abrir la puerta de la política, ha recibido el aval de las mayorías en tres procesos electorales consecutivos.

Aquí está la clave.

Con respecto a lo primero, no puede haber dudas, toda vez que se trata de una obligación. En relación con lo segundo, lo que le conviene a Colombia es que la sociedad se una para exigirle a las Farc que dejen la violencia, como condición previa a la iniciación de un proceso creíble.

Lo demás sería reeditar capítulos ya conocidos de nuestra historia. Cuidado, señor Presidente, cuidado.

Este país no resistiría los diálogos en medio del ruido letal de los fusiles y las bombas. En sus manos está la llave para generar unidad social útil o división e incertidumbre.

@CarlosHolmesTru

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

LA PAZ SOBRE LA MESA DE BABEL, Mario Peláez Soto

Miércoles, 29 de agosto de 2012

Quienes en los últimos 50 años no ha anhelado cada segundo la Paz para Colombia, quien no ha soñado con que haya estabilidad, Justicia social, comenzando con los más desfavorables de este País, quien no ha soñado con una verdadera reforma Agraria y con unos empresarios que tengan como misión generar mas y mas empleo dándole crecimiento y desarrollo a este Patria. Ese sería el mayor deseo de todos!

Pero desafortunadamente, tengo que hablar del Presidente Juan Manuel Santos. Con un proceso de Paz, ambiguo, con afán de protagonistas y no viendo el problema de fondo. El hecho que empiece diciendo, “Que tal que me suene la flauta” me hace sentir como si estuviera en el casino y mirara si le apuesta al Negro o al Rojo. Mentalidad de Jugador y apostador, con mucho riesgo y poco análisis.

Claro, existe una agenda y unas condiciones por parte de las FARC y del Gobierno, esto nos hace atar cabos, desde el último año, con las famosas Leyes tan polémicas que aprobó el Congreso, como el Marco Para La Paz, Fuero Militar, Ley de Tierras y Reforma a la Justicia que afortunadamente la presión de los colombianos no dejo que pasara, porque no me cabe duda que también estaría en esta agenda.

Estas Leyes encajan perfectamente con las exigencias hechas por las FARC, en mi opinión. Por ejemplo uno de los puntos en la agenda, es la Reforma al Agro. Es decir la Ley de Restitución de Tierras, hace el empalme de dichos puntos exigidos por este grupo. Con el gravamen planteado por el Presidente Santos en la cumbre de las Américas, sobre la legalización de las drogas. Pues lo veo obvio que las FARC exijan dicha legalización, ya que son los mayores terratenientes de este negocio, sin mencionar sus laboratorios, rutas y socios extranjeros de la droga.

El otro tema que están exigiendo, es la Participación Política, incluyendo medios de comunicación. El famoso Marco Jurídico Para La Paz, empieza su cuenta regresiva. Por su puesto que en esta Ley dejaron los vacios necesarios para que estos terroristas se sienten en el congreso a legislar a su conveniencia y no conforme con esto, la ayuda de Piedad Córdoba e Iván Cepeda, propongan una Asamblea Constituyente. Como lo quería su fallecido Jefe, Tirofijo, cuando dijo que quería una Asamblea Constituyente para hacer la Paz, pero la condición era que la mayoría fueran miembros de las FARC, para tener el poder y control del voto. Lo otro serian los medios de comunicación, tendríamos a muchos Tele Sur, en Colombia. Me imagino este panorama y la migraña es incontrolable.

Y lo más grave, lo que me tiene el corazón destrozado, es el Fuero Militar. Porque mientras el Gobierno le están dando estas garantías a las FARC, nuestros Héroes, en mi concepto el mayor patrimonio que tenemos los Colombianos, las FFMM, cada día están desprotegidas, por un Gobierno que recibió la mayor herencia que ningún otro presidente lo ha recibido, haya llegado al punto en que las FARC estén exigiendo, cuando Santos los podía tener listos para salir del monte con el fusil encima de la cabeza y llevarlos a la justicia por los crímenes de Lesa Humanidad y violación de todos los Derechos Humanos. Pero No, acá se les dio una pipeta recargada de Oxigeno, para convertirse en el Presidente que logro la Paz, a un precio que va hacer insostenible.

Trece Mil Militares en las cárceles, dos Mil condenados y más del 80% de ellos inocentes, sometiéndose a sentencia anticipada, para que la pena de ejecución llegue a la mitad, ya que no tienen como pagar un abogado. Eso es hacer la Paz? En 10 años estos Militares que están entrenados para la guerra conocen el conflicto, saldrán con rencor y sed de venganza, posiblemente se alzan en armas, en venganza a un Gobierno que los abandono y los dejo a su deriva. Desafortunadamente es una posibilidad muy grande.

Es decir, las Cárceles se llenan de Militares Inocentes por el Fuero Militar y los Terroristas van a salir de ellas por el Marco Para la Paz. Así es!, esta es la Paz que quiere este Gobierno?

En conclusión El Presidente Santos por medio de los periodistas habla lo que él quiere que escuchemos. Vuelvo a repetir la frase, como empezó este proceso de Paz, cuando el Presidente dijo, “Que tal que me suene la flauta?”.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

LA BARCA DE CALDERON, jueves 30.08.12

Por William Calderón

Unas filtraciones preocupantes

En Casa de Nariño ronda el fantasma de las filtraciones. Allá cada uno desconfía hasta de su propia sombra. La preocupación mayor se presentó hace unos tres meses cuando el exministro Fernando Londoño reveló por Súper que el presidente Santos, en su última visita a Cuba, se había reunido secretamente con Fidel Castro y el estado mayor de las Farc, además de un delegado del ELN.

Veloz desmentido

Cinco minutos después de propalada la primicia, telefoneó desde la China a Londoño el asesor presidencial Juan Mesa para desmentir la información. Para los radioescuchas quedó la sensación de que era rigurosamente cierta la noticia de “La horade la verdad”. Esto preocupó a Santos, pues ya comenzaban las filtraciones alrededor del secreto mejor guardado por su gobierno.

La chiva confirmada

El lunes último Pacho Santos contó por RCN que el proceso de paz con las Farc era un hecho. Que tenía conocimiento del cronograma a seguir que incluía una reunión de las partes el 5 de octubre, en Oslo, Noruega, y un mes después, otra, en La Habana, para continuar desde allí la mesa de diálogos.

Activadas las alarmas

Esto activó las alertas en la Casa de Nariño. Nadie se explicaba cómo semejante información estaba en poder de uno de los enconados enemigos del régimen. Pero las cosas no paraban ahí. Ayer (miércoles) a las 7 de la mañana el mismo Pacho Santos fue autorizado por la fuente confidencial para dar a conocer el texto completo del documento con sus anexos, lo que aumentó la zozobra en las altas esferas palaciegas.

Unas coincidencias

La sola coincidencia es sospechosa, le dijo un contertulio al barquero cuando se trata de hablar de temas relacionados con la paz. Cuando Santos, recién posesionado, proclamó a Chávez como su nuevo mejor amigo, a sabiendas de lo que se venía. Cuando el propio Santos dijo que Chávez era un factor de estabilidad para la región, sabía que movería las fibras más íntimas de los opositores al presidente venezolano.

Anecdotario de la paz

Quienes gozamos de la calida hospitalidad que nos brinda el exmagistrado Julio Cesar Ortiz en los desayuos dominicales del Club El Nogal en la “TERTULIA NACIONAL” de los Pajaros Dormidos disfrutamos de anecdotas como las que a continuacion les comparto a mis amables lectores

Cuando Alvaro Leyva Durán buscaba la esquiva paz se encontró alguna vez en el monte con “Tirofijo”, quien se le identificó como “liberal santista” y le explicó al ex ministro a continuación que “el único que me dio la mano, en 1940, cuando los pájaros me sacaron de Génova, Quindío, mataron a mi familia y exterminaron a mis gallinitas y a mis cerditos, fue el doctor Eduardo Santos, quien me regaló dos millones de pesos”.

En 1986, cuando se hacía el empalme del proceso de paz entre los gobiernos de Betancur y de Barco, acudieron a La Uribe Jaime Castro y Alfonso López Michelsen. Al ver al expresidente, “Tirofijo” le dijo: Yo a usted lo saludé una vez, en Pitalito, cuando fui nombrado en el ministerio de obras públicas”. López le respondió: “ah, sí, cuando usted era cadenero”, a lo que ripostó el jefe guerrillero: “cadenero, no; inspector de obra”.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

OTRA MAS DE TONTOS, Salud Hernández-Mora

El tiempo, Colombia | 6:41 p.m. | 25 de Agosto del 2012

La teoría de que hay ministros proclives a secundar una mesa con las Farc y otros que se opondrían es una falacia.

Leí estos días que el Presidente haría un gabinete orientado a negociar la paz. No sé cómo es eso, si supone llenarlo de tontos útiles o darle una cartera a Piedad. O a miembros del Partido Liberal, deseosos de conseguir por vías traseras lo que las urnas no les quisieron dar.

La teoría de que hay ministros proclives a secundar una mesa con las Farc y otros que se opondrían es una falacia. La única rueda suelta es Angelino; los demás, actuales o venideros, harán lo que Santos sugiera, incluido Vargas Lleras.

De hecho, ya lo hacen porque todos saben que lo de Cuba es verdad. Además, sería una desgracia que las Farc no solo marquen la agenda de la reelección sino la composición del Gobierno. Y que logren su objetivo de que la opinión pública considere belicistas, enemigos de la paz, a quienes nos oponemos a negociar con ellos nada distinto a la hora y el día en que entregarán sus fusiles a cambio de la muy generosa ley de justicia y paz.

Creo -a diferencia de Santos, que echa la culpa a los medios de comunicación- que son precisamente los tontos/idiotas útiles y el empecinamiento de muchas naciones del planeta de negociar con terroristas lo que ha perpetuado a esos grupos de asesinos. Si nunca hubieran cedido, hace rato que el terrorismo en países como Colombia, donde no hay razón alguna para que exista, se habría acabado.

Hoy en día ‘Timo’ y su banda saben que, hagan lo que hagan, por horripilante que sea, siempre les tenderán la mano a fin de que se incorporen a la sociedad que desprecian y aniquilan a diario.

Que secuestran. ¿Y? Si los cautivos ya no cuentan. Basta con que dijeran que nunca más se llevarán a nadie para que, cada vez que secuestran, los tontos útiles tapen a las víctimas bajo la alfombra.

¿Que masacran niños y disparan a ambulancias? Tenaz, sí; por eso es por lo que los tontos útiles argumentan que deben dialogar.

¿Que acaban con los oleoductos? No hay mayor problema. Se quitan fondos de infraestructura, salud o educación y creamos nuevos batallones para proteger los tubos.

Es indudable que este gobierno está hablando con la guerrilla en secreto, aunque me parece imposible que Santos se haya sentado ya con el tenebroso dúo Granda-Márquez. Cuando el Presidente viajó a Cuba para visitar a Raúl Castro y Chávez, justo antes de la Cumbre de las Américas, aposté entonces a que la razón no fue solo evitar un boicot a la reunión de marras, sino garantizar el apoyo a un proceso de paz con Farc y Eln.

Con todo, me parece detestable que Uribe haga bulla con esa vaina. También él permitió que su vecino y la dama del turbante hablaran de tú a tú con los terroristas en Caracas, soltó porque sí a Granda y decenas de farianos, a uno lo invitó a un hotel de lujo, habló en secreto con el Eln y propició el acuerdo con los paramilitares. Y como exjefe de Estado debería comprender mejor que nadie que un mandatario emprende en ocasiones caminos sinuosos, de espaldas a sus compatriotas, hasta que puede revelarlos.

Insisto, si jamás un gobierno, nacional o foráneo, se hubiera dejado chantajear por terroristas sin causa, hace rato que los grupos armados no serían un problema en este país.

Igual que debo aceptar que si Santos le apuesta a negociar con la guerrilla es porque, a la hora del té, la inmensa mayoría de los medios, de la comunidad internacional y millones de colombianos respaldan la salida política.

NOTA. Santoyo no tiene una gota de dignidad. Debería haberle ahorrado a Colombia la vergüenza de que un tribunal extranjero juzgue a un general que fue, encima, jefe de seguridad de la Casa de Nariño, desmovilizándose con los ‘paracos’ o confesando sus delitos ante nuestra Fiscalía. Y Uribe no puede alegar ignorancia; sobre ese sujeto siempre hubo sospechas.

Salud Hernández-Mora
@saludhernandez

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¡ALELUYA!, por José Obdulio Gaviria

Publicado en El Tiempo el 28.08.2012

“Por fin se abandona la Seguridad Democrática de Uribe, esa fastidiosa política que nos involucraba en…”

Desde una esforzada Seguridad sin “Paz”, parte Colombia hacia una alegre “Paz” sin seguridad (hablo de seguridad uribista y paz pastranista). Por fin se abandona la Seguridad Democrática de Uribe, esa fastidiosa política que nos involucraba en el combate y persecución intensa contra los terroristas. ¡Aleluya!

Colombia regresa a la política de “solución negociada” de Samper y Pastrana. Aunque suponga, ¡qué vaina!, una arremetida violenta de los “actores armados ilegales”, gozaremos de un delicioso y ‘camarografiado’ “diálogo social y político para una salida negociada del conflicto”. ¡Aleluya!

De una tenebrosa seguridad sin “acuerdos políticos” como la que ideó el maléfico Uribe, transbordaremos a la bienaventurada inseguridad con “mesas de diálogo” y visitas del Presidente a los altruistas “actores del conflicto”. ¡Aleluya!

De una “cantaleta guerrerista” que inducía a las Fuerzas Armadas a estar vigilantes y activas, “avanzamos” hacia la “aplicación civilizada y progresista del cansancio de la guerra” proclamado por el comandante en jefe, Juan Santos. ¡Aleluya!

De ‘nefandos’ conceptos uribistas como “soldados y policías de la Patria”, “cooperantes”, “recompensas”, “amenaza terrorista”, “confianza inversionista”, “cohesión social”, que nos dieron seguridad pero nos quitaron “imagen internacional” ante oenegés, Chávez y medios de comunicación de la izquierda caviar, regresamos al lenguaje del 2002, “políticamente correcto” y de buen recibo en los “círculos bien” del mundo: “solución negociada”, “causas objetivas”, “actores armados”, “guerreristas”. ¡Aleluya!

De la vieja idea de que la paz es consecuencia de la seguridad y de que los agentes estatales tienen obligación de ejercer con firmeza la autoridad, hemos regresado al secuestro consentido (¿volverán a “reglamentar entre las partes” la edad o la condición de gestación en la mujer víctima?), voladura de torres, muerte de los trabajadores del sector minero-energético, asesinatos con bombas lapa. De predicar la cohesión social y dar la bienvenida a la inversión (local y extranjera), regresamos a hablar de “factores objetivos” causantes de la violencia y a obligar a los capitalistas a sentirse culpables de la violencia por su manida costumbre de querer ganar plata con el sudor del pobre. ¡Aleluya!

De perseguir a las Farc por narcotraficar, secuestrar, asesinar, desplazar, reclutar niños, violar mujeres y obligarlas a abortar, se regresa a las venias -como si fueran dignatarios de un “Estado embrionario”- en las reuniones que habrán de programarse con oenegés y embajadores que mirarán a nuestros funcionarios y empresarios con ojo acusador, “como al muchacho que armó un tierrero con sus metidas de pata en la administración de asuntos sociales”. De discutir la agenda social con el pueblo en esforzados Consejos Comunitarios, se pasará a ventilar una “agenda política” con las Farc, porque, como anunció el ideólogo de la “solución política”, Andrés Pastrana, “la acción del Estado se concentrará en las causas objetivas de la violencia: la pobreza y la inequitativa distribución del ingreso”. ¡Aleluya!

Del fingido optimismo de la Seguridad Democrática que malbarató ocho años intentando que Colombia simulara tener alta autoestima como nación, volvimos al realista desborde de la criminalidad, definida por el inefable consejero Jaramillo y el ‘ideólogo’ del régimen, León Valencia, como “conflicto interno armado” o “guerra civil”. Del pérfido espíritu de combate de las Fuerzas Armadas, regresamos a lo que certifica Serpa, otro ideólogo del gobierno Santos -cuyas ideas, empero, nunca merecieron el triunfo en las urnas-: “La paz nace del convencimiento de que nadie tiene la victoria militar (…). El conflicto no tiene vencedores a la vista”. ¡Aleluya!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized